fbpx

MORAL ZERMEÑISTA

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas.-

infante

Qué tiempos aquellos, en que Coahuila contaba con dos capitales: una con los pies hundidos hasta las rodillas en la edad media, y otra siempre a la vanguardia en todos los sentidos, el político, el social, el cultural, el económico, y todos los que guste usted mencionar. El contraste entre las dos ciudades, a ambos extremos de la célebremente triste carretera 4-2-4, Saltillo y Torreón, no podía ser más marcado, mientras que la primera se había tardado más de cuatrocientos años en convertirse en uno de los sitios más hipócritas, retrógradas, pacatos y aburridos de toda la geografía nacional, la segunda no solo había logrado sobrevivir el peligroso proceso de transformarse de un emporio agrícola en otro industrial, sino que la misma composición de su sociedad le había llevado a que los envidiosos le colgaran el sambenito de ser la cantina más grande del norte, donde por demás está decir, que iban cada vez que les era posible viaticar, pues cada visita a la Perla de la Laguna era, sin exagerar, como un rejuvenecimiento.

Allí donde la ve, con una industria importante a escala nacional, con una relevancia política, administrativa y burocrática superior, pero con mucho, a la de Saltillo, la de pese al horrendo clima, ser probablemente la ciudad más verde de todo el desértico norte mexicano, lo logró Torreón en el transcurso escaso de un solo siglo. Ya quisiera la capital del estado poder despojarse de trescientos años de artrítica y muy olvidable historia, para ver si se convierte aunque sea un poco en lo que tiene Torreón, oiga, nada más de ver los itinerarios de los vuelos nacionales e internacionales que salen de esta, comparados con los de Saltillo… esta da pena ajena de lo poquito que es siempre vista por todos, en todos lados.

Ah, pero nunca falta una piedra en el arroz o un negro en el camino, y allí tiene que por esos azares de la política a la mexicana, Jorge Zermeño Infante es de nueva cuenta presidente municipal de Torreón, posición desde donde amenaza con convertirse en el enemigo número uno de la comunidad LGBT y todas las letras que se sumen en este rato que le estamos tecleando. En efecto, en una medida del todo arbitraria, y que va contra el progreso social y avance legal en nuestro país y en nuestro estado, el pomadoso exembajador de la república calderonista en España, ha decidido enfilar sus odios personales y las fuerzas policiacas en contra de las personas Trans, que a qué más que la verdad, habían encontrado en Torreón uno de los mejores sitios para vivir en todo México.

Ah que cosas,  para los que ya peinan canas, será fácil recordar aquella triste administración de Rosendo Villarreal Dávila como presidente municipal de Saltillo, y la moral que pretendió imponer en una ciudad que como ya dijimos, tiene lo suyo de dejada de la modernidad, al tiempo que profesa en apariencia un esquema de valores en el que en el fondo no cree nadie. En efecto, Rosendo Villarreal pasó orden a su cuerpo de policía que sin mediar explicaciones ni justificaciones, detuviera a cuanta mujer anduviera sola por la calle después de las once de la noche, ¿la razón?, pues porque ninguna mujer decente tenía nada que hacer sola a esas horas, de lo que se derivaba en su obtuso silogismo, que las que andaban fuera eran indecentes y carne de prisión preventiva, si no es que peor. Ah, pero ¿Quién le dijo algo a Rosendo cuando le fue a hacer sus ya clásicas y más bien impúdicas pijamadas, apostándose a las puertas de la casa del entonces gobernador Eliseo Mendoza Berrueto, quien bien se cuidó de no echarle encima ni un balde de agua, menos a la policía, por faltas a la moral en su modalidad de vestimenta inapropiada.

Bueno, pues de esa misma moral es la que está dando muestra Jorge Zermeño, ordenando acosar, perseguir, quitar de la calle y si es posible, fincar cargos contra quienes porten prendas de ropa del sexo opuesto, se maquillen o lo que sea que “ofenda” la aséptica vista y empañe la impoluta moral del alcalde, que no del municipio y su gente, que repetimos, había logrado una excelente fama de ciudad de mentalidad abierta en la que todo el mundo era bienvenido, y eso mucho antes de que comenzara a comercializarse el concepto de ciudades “gay friendly” en los destinos de playa y poblaciones como Guadalajara y Puebla, por mencionar solo algunas. En Torreón había libertad de todo lo que fuera legal… y buena parte de lo que es ilegal, ¿y sabe qué?, los torreonenses estaban a gusto, excepto claro, los que se sienten la proverbial Virgen envuelta en el proverbial huevo, caso de Jorge Zermeño y compañía, a quien ni la ida a las Españas le sirvió para ver mundo y abrirse de mente.

Por de pronto los alelotes del alcaldete enfilaron sus baterías contra este medio de comunicación, El Demócrata miente, decían, cuando lo único que hizo este medio fue reportar lo que denunciaba Comunidad San Aelredo. Si acaso el “pecado” de El Demócrata fue haberse adelantado a otros medios de comunicación, ¿pero porque se están tardando tanto el alcalde, sus defensores pagados, en decir que también falta a la verdad La Jornada, El Universal, Milenio, Diario19, AM, entre otros cincuenta portales, periódicos impresos y medios electrónicos?, y ya que andamos en esas ¿también van a decir que es falso que han encerrado a personas Trans y que se pretende que porten una tarjeta sanitaria, en la más retrógrada de las actitudes que se ha visto en las últimas décadas, equiparando como en las épocas  más obscuras, las preferencias sexuales con el sexo servicio, como se ha dicho que se denunciará ante la Comisión Estatal y Nacional de Derechos Humanos y ante la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación? ¿de veras  mienten todos los que no repiten como perico las loas al alcalde Zermeño en sus sueños de aristocracia ranchera?

En esas cosas de pretendida moralidad es en las que se ocupa el alcalde Zermeño, en vez de hacer por resolver los ochocientos problemas de seguridad, administración y corrupción que le brincan cada día, ah pero así se ha de ir con la conciencia tranquila… lo bueno es que esta administración durará lo mucho ocho meses más, y a la goma de borrar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: