fbpx

¡Bien dicho, señor Peña Nieto, adelante!

Gracias Trump, por despertar la unidad violenta de los mexicanos

Espejo Cóncavo.-

Por: Roberto Adrián Morales.-

nieto3

Las recientes amenazas, cumplidas, de Donald Trump, el orate presidente de los Estados Unidos, de mandar a parte del ejército gringo a la frontera con México, más que preocupar al grueso de los mexicanos nos lleva, en esto me incluyo, a mostrar que la unidad ante la adversidad es un activo que tiene este país, cuna de hombres valientes dispuestos a levantar la voz y los brazos para defender lo propio.

Nada más fue cuestión de tensar el débil hilo con que están atadas las relaciones entre ambos países con el envío de tropas a la frontera, para poner el grito en el cielo. Enrique Peña habló duro y directo para decirle a su homólogo “bolillo” que no le busque tres pies al gato sabiendo que tiene cuatro, que las relaciones y los tratos se hacen con respeto o no se hacen y que no trate de meter miedo a los mexicanos que hasta las calaveras les enseñan los dientes.

Quizá un poco parco en su mensaje, Peña le pidió a Trump que dejara de buscar culpables de las tarugadas que comete en su país y por las que el Congreso gringo le da sus buenas desconocidas.

Hasta ahora el gobierno de México se había portado casi hasta sumiso con los Estados Unidos, pero todo tiene su fin y el débil se muestra así hasta que lo cansa quien se cree dueño del mundo. Es de aplaudirse la respuesta de Peña, son de reconocerse las frases duras y expresivas, henchidas de nacionalismo puro,  de los candidatos a la Presidencia Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala quienes  le dieron un golpe a la mesa para exigir lo que debimos haber exigido desde la llegada del güerito a la presidencia de los Estados  Unidos: res-pe-to.

Hoy, Peña Nieto debería enviar tropas mexicanas a la frontera, en respuesta a esa agresión. No estamos ya en tiempos de tener miedo. Y además debe impedir el paso de ciudadanos norteamericanos a territorio nacional a menos que cumplan con las obligaciones que exigen las relaciones exteriores, incluyendo números de cuentas bancarias, seguros y demás idioteces que exigen en las embajadas gringas.

Debe ir pensando en expropiar  empresas norteamericanas y las que decidan trabajar en México tener el respeto que se merecen, debe cerrar mercados a los productos provenientes del otro lado del río bravo y vender el petróleo a otras naciones, además de hacer tratos directos con los rusos y hasta con la Corea del Sur.

Son tiempos difíciles para México, pero es la oportunidad de oro esperada durante muchos años para demostrarle al mundo de qué estamos hechos los mexicanos.

El loco que dirige la presidencia de los Estados Unidos parece llevar a México a una lucha que va más allá del Tratado de Libre Comercio, de su muro fronterizo y de sus soldaditos de plomo en la frontera y, por lo que parece, además ha logrado despertar esa predisposición ancestral que existe hacia nuestros vecinos del Norte.

Hoy solo resta decir: ¡Bien dicho, señor Peña Nieto, adelante!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: