fbpx

Informe de Inteligencia

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas.-

fraustro5

En Semana Santa ni las gallinas ponen, esa tarea se la dejan, quien sabe por qué misterios del rosario, a los conejos, nos imaginamos que a las conejas de Pascua, es obvio que tampoco los servicios de seguridad del Estado Mexicano, así como de las entidades federativas, tampoco están muy activas que digamos, y es que entre el fervor religioso y la chabacana fodonguería del mexicano, lo verdaderamente milagroso es que el país siga funcionando… bueno, eso también es un decir.

A principios de la semana pasada ocurrió un hecho más de esos que tienen aterrorizadas a las buenas conciencias de nuestra sociedad, especialmente a aquel sector privilegiado que considera más sagrado que la visita a los siete templos o cubrir las imágenes, el ritual de cruzar la frontera para ir a comprar aquello de lo que no tienen ninguna necesidad, en los outlets y malles del sureste, ah sí, y también si les sobra algo de dinero y tiempo, para irse a dar una tostada a las playas de la Isla del Padre, aunque no es indispensable porque todavía hace un poco de frío. ¿Pues donde se le ocurre a los “cárteles que se disputan la plaza” agarrarse a balazos, granadazos, bazucazos y lo que en su vasto arsenal hay, primero con tropas de la Secretaría de Marina y luego con soldados del Ejército Mexicano, que en pleno uso de sus facultades y apego a la ley de armas de fuego y explosivos, les respondió con fuego de artillería ligera desde sus helicópteros, con lo que a las dichas buenas conciencias les vino un supiritaco que los tiene en una encrucijada existencial que los ha hecho reflexionar más que cualquier kilométrico sermón del obispo Vera: ¿Qué hacer, quedarse en su aburridísima ciudad, sin nada que estrenar, cuidando bajo siete llaves su miserable pellejo, o arriesgarse como los valientes machos y machas, compradores compulsivos y defensores de su status social que son, y arriesgarse a que los dejen como tapa de alcantarilla en algún desafortunado incidente de fuego cruzado?

De lo sucedido en Reynosa, Nuevo Laredo y puntos circunvecinos, han dado cuenta interminables chismes, exacerbado y exponenciado por las redes sociales, lo más lamentable es el anonimato. Sí, hasta que no nos pusimos a buscarlo expresamente, no adquirimos conciencia de lo poco importante que llegan a ser los individuos, mucho menos sus nombres,  Nellely Aidé Ruiz Martínez, la mamá de 28 años, Chelsea Abril Rojas Ruiz, de 6 años y Kenia Azul Rojas Ruiz, que murieron en el instante, y su papá, Efraín Rojas Santos, quien falleció en el hospital pocos días después, junto a su tragedia, todos los nervios y terrores de quienes se mueren pero por ir de compras, es hasta ofensivo.

Y bueno, de lo que sucedió a principios de la semana santa en la frontera, hay algo que los reportes de inteligencia deberían haber dado puntualísima cuenta, y no solo eso, sino sentar precedente y reorientar toda la estrategia de seguridad del gobierno. Resulta que, como le ha ocurrido a muchas familias coahuilenses y de turistas de todos los estados de la República que son seducidos por lo que sea que no pueden comprar en su Soriana o Liverpool local, se aventuran en el máximo paradigma del estado fallido mexicano, ahora le tocó a una de las familias más políticamente prominentes de Coahuila. Nos referimos al matrimonio compuesto por Josué Garza y Beatriz Fraustro, esta última regidora del R. Ayuntamiento de Saltillo, lo que de por sí tendría su peso, pero además, hija del Secretario de Gobierno del Estado, anterior presidente del Congreso, anterior Subsecretario y Oficial Mayor de la SEP, entre otras cosas.

No es el asalto, ni el dinero, ni el vehículo, sin entrar en el lugar común de que lo material se repone y la vida no. Es el hecho de que por un momento que nadie ha valorado en su justa dimensión, el equilibrio entre la delincuencia y el aparato de estado encargado de contenerla, estuvo peligrosa aunque fortuitamente a favor de la primera… y que por desconocer lo que tenían entre manos, lo dejaron ir.

Solo quedó en el susto, dicen que dijo José María Fraustro, una vez que tuvo en salvo a su hija, sí, de acuerdo, pero si una de las estrategias favoritas de los cárteles del narcotráfico y la delincuencia organizada es penetrar la estructura del gobierno, para presionar… para lo que sea que les gusta o necesitan presionar, y la carta del secuestro de un familiar tan cercano al segundo hombre en poder de Coahuila, el primero si de lo que hablamos es de la política y del control operacional de la seguridad, de lo que se hace para preservarla y lo que hemos visto y sospechado que en otros sexenios se deja de hacer a cambio de quien sabe qué, es algo que debe tener a Gobernación y al CISEN con los pelos de punta, si se tratara de expertos en informática, estarían en la angustia de como tapar un virus de esos que lo destruyen todo y se propagan por todas las redes.

Aquí no se vale decir que no pasó nada y que con un té se están calmando el susto, hay que examinar los escenarios de lo que pudo haber ocurrido, hasta donde un incidente tan mundano como ir de compras y ser asaltado puede repercutir en que los narcotraficantes puedan hacerle un boquete a la de por sí insuficiente e ineficiente estrategia para combatirlo.

No, no que volvamos a la época (¿apoco ya no pasa?) de cuando los ricos de Saltillo se iban por tierra a la frontera y sus compras las mandaban por avioneta que bajaban en los ranchos de la sierra de Arteaga. Eso por el lado de la gente común y corriente y su vicio por acceder a más de lo que encuentra en su aburrida ciudad. Tampoco se trata de que los que puedan viajen con escoltas en vehículos blindados, con cargo al presupuesto público, y los demás que se aguanten a ser meros mortales, quizá ocurra, quizá se componga, aunque no vemos como. Lo que sí, lo que le pasó a Beatriz Fraustro debe o debería encender los focos rojos del gobierno hasta derretirlos, ya no solo como seres queridos o individuos influyentes, sino como lo débil que puede estar el pretendido blindaje con el que siempre dice el gobierno que nos protege.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: