Sentimientos nacionales

NOTICIAS DIVERSAS.-

Por: Héctor Barragán.-

morelos

El gran libertador Don José María Morelos Y pavón expresó su propósito de un país libre e independiente de otra nación, gobierno o monarquía en el lejano año de 1813, sin mencionar el carácter político, económico o cultural, pero que se encuentran implícitos.

Establecía que la soberanía dimana inmediatamente del pueblo y la deposita en el supremo congreso Nacional.

Que habrá poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, divididos en los cuerpos compatibles para ejercerlos. Que los elegidos contarán con una congrua suficiente y no superflua. Declarar que el Estado no será del todo libre mientras no se reforme el gobierno, abolido al tiránico y sustituyéndolo por el liberal.

Que la ley es superior a todo hombre y todas las que dicta su congreso deben ser tales que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia y de tal forma se aumente el jornal del pobre, mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto.

Para dictar una ley se hará junta de sabios en el número posible, para que proceda con más acierto y exonere de los cargos que pudieran resultarles. Que las leyes generales comprendan a todos, sin excepción de cuerpos privilegiados. Que a cada uno se lo guarden sus propiedades y respeten en su casa como algo sagrado y se señalen penas a los infractores.

Que se supriman la infinidad de tributos, pechos, tributos, alcabalas, estancos y otros, fijando a cada individuo un cinco por ciento de carga con lo cual podrá cubrirse el costo del gobierno. Posiblemente pensaba en actividades de bajo rendimiento como la agricultura y ganadería sin técnica.

Se prohíbe la esclavitud, reafirmando la proposición anterior hecha por Don Miguel Hidalgo. Establecía la prohibición para la entrada de extranjeros, con la excepción de que fueran artesanos libres de sospechas y capaces de instruir.

Es apreciado el estado de las cosas en aquel lejano tiempo en que las industrias estaban acaparadas por extranjeros y restringidas por la metrópoli, el esclavismo abierto y generalizado, la ausencia del pueblo en los asuntos de gobierno mayoritariamente indígena, mestizo y criollo.

La necesidad de un gobierno dirigido por un congreso y dividido en 3 poderes equivalente en poder para ejercer el poder, remunerados moderadamente, sin exceso, que no resulten excesivos en elementos. Que la obligatoriedad de la ley sea para todos por igual, que las leyes obliguen a constancia y patriotismo y que moderen la opulencia y la indigencia.

Que para dictar una ley se haga junta de sabios, en número suficiente, para encontrar pronto acierto y sin participación de desconocedores del tema. Ordena el respeto a las propiedades pero no se menciona la vida de la gente, aunque se prohíbe desde entonces la tortura.

Que se simplifique al máximo el régimen fiscal, pero se omite la cuestión patrimonial, es decir, la capacidad de tributación para el efecto. Se percibe también que los campesinos eran la mayoría de pobladores y trabajadores, porque no se menciona la necesidad de atender al mejoramiento de la situación de los demás trabajadores.

REFLEXIONES.

Llama la atención la claridad del humanismo del héroe de la independencia al luchar por la libertad nacional, respecto de cualquier país, gobierno, monarquía o imperio, libertad del orden político, económico o cultural, con lo que contiene la independencia respecto del uso y disfrute de sus recursos, suelo y subsuelo incluidos, así como su fuerza de trabajo, que deben ser para el beneficio de su propio país, territorio y personas que integran la nación.

También resalta, como en el Contrato Social de J. J. Rousseau, eminente filósofo suizo y en la Constitución norteamericana, breve y sin cambios importantes, que la soberanía pertenece al pueblo, el cual, la deposita en el Congreso, cuyos representantes p mejor dicho integrantes, serán electos en proporción a los habitantes y nombrarán al Presidente del poder Ejecutivo.

roseu

Los ciudadanos que formen los poderes Legislativo y Judicial serán tantos como sea necesario para el equilibrio en su función. Tendrán una retribución suficiente, pero nunca superflua y por tanto no excesiva. El gobierno nunca será tiránico, sino liberal y por tanto justo. Las propiedades serán respetadas y el gobierno cuidará que así sea y sancionará a los infractores.

Lo anterior constituye el espíritu de la Constitución primera y la esencia de las posteriores, que se extiendan a la educación, los derechos de los trabajadores, aunque haya sufrido restricciones violatorias de los principios que tendían a beneficiar a los individuos , el patrimonio nacional y el valor del trabajo.

PROMESAS.

En las campañas electorales se vierten, promesas, tantas cuantas se manifiestan como necesidades y aspiraciones de los habitantes, pero muchas de esas promesas se han repetido por años, trienios, sexenios, sin haberse solucionado o atendido.

Empleos suficientes, salarios bastantes, seguridad, agua potable, gasolina barata, control de precios, en fin, una lista interminable. Transcurre el tiempo y los gobiernos quedan a deber lo que prometieron, pero en ocasiones los problemas aumentan y la carestía invariablemente.

Quienes ofrecen mayores cosas son agredidos por sus contendientes como enemigos del pueblo. Tal es el caso de los acusadores de “algunos empresarios” por responsables de evasión fiscal, enriquecimiento desmedido, que se escudan en las asociaciones generales para cubrir su probable culpabilidad. El candidato es acusado de agredir a todo el gremio empresarial y por ende de enemigo de todo el pueblo que se verá lastimado con la fuga de inversionistas.

O al que vierte la sospecha de que hubo malos manejos en una magna obra y se investigará para fincar responsabilidad y posiblemente la supresión de la obra Por cierto que esa magna obra representa inversiones gigantescas, para las cuales existe la posibilidad de filtraciones y desvíos, lo cual sería conveniente revisar y resolver… para beneficio del país y la mejor ejecución de tal obra.

Sobre la cual existen dudas fundadas en personal competente, de que la ubicación puede representar riesgos de hundimientos, de inundaciones, desde que se proyectó el nuevo aeropuerto de la Cd. De México, sin que se pueda construir dentro de la ciudad capital, que fue del país.

La guerra de insultos y acusaciones seguirá hasta cerca del día de elecciones, ensuciando el clima de la justa electoral y la personalidad de los contendientes, desdorando la personalidad de cuanto político se arriesga a luchar por un honroso cargo de elección popular, para impartir un servicio público, servicio que luego no se cumple ni hay manera de fincar responsabilidades. Y son miles de nuevos empleos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s