Manolo y la rotonda de los locutores ilustres

Escribe: Alfredo Reyes Ramos

manolete4

Es alentador que Manolo Jiménez Salinas, alcalde de Saltillo, haya decidido homenajear a toda esa pléyade de locutores de la radio que en Saltillo hicieron época desde el siglo pasado, aquellos que por su estilo y su voz son recordados por los saltillenses, que entraron a los hogares donde diariamente sintonizaban sus voces mañaneras y noticieros puntuales, locutores que ahora tendrán su placa de honor en la Plaza de las Ciudades Hermanas, un merecido homenaje póstumo de Manolo a su grata y musical memoria.

Y es que en este espacio, desde los tiempos del alcalde Oscar Pimentel, se había propuesto la idea de un espacio público donde se reconociera la trayectoria de los locutores más destacados, un espacio similar al que existe en la Ciudad de México, allá por la calle de Ayuntamiento, cerca de la legendaria XEW, en una plaza llamada de San Juan, en terrenos que fueron de don Ernesto Pugibet, el dueño del “Buen Tono”, pionero de la publicidad en radio de este País.

Y es aquí en Saltillo donde Jesús Castilla Sánchez -ese muchacho que se disfraza de gente madura para disimular su inquieta juventud emprendedora- ha convocado para dar ideas respecto a esta propuesta del Alcalde, mismo que ha sugerido la Plaza de las Ciudades Hermanas donde exista un espacio para mariachis, tríos, rondallas, “fara-fara” y asimismo, un hemiciclo con la presencia simbólica de los locutores distinguidos, un espacio similar a la rotonda de locutores ilustres, allá en la Ciudad de México.

Al respecto, hay que recordar que fue en el año 2008 que un político con mucha iniciativa, titular de la Delegación Cuauhtémoc, el arquitecto Jorge Legorreta, quien mandó construir la rotonda de los locutores como un homenaje a su memoria. Ahí se encuentran en semicírculo bustos y obeliscos con los nombres de “El bachiller”, Álvaro Gálvez y Fuentes, “El príncipe azul” Pedro de Lille, “El Vate” Ricardo López Méndez, Don Humberto G. Tamayo, Alonso Sordo Noriega, el añorado locutor de los parrenses Luis Ignacio Santibáñez, el “Declamador de América” don Manuel Bernal, Luis M. Farías, Jacobo Zabludovzky, Paco Malgesto, Lupita Oláiz y Dante “Chamaco” Aguilar, entre otros.

Y en este contexto cabe hacer mención que el arquitecto Legorreta, como jefe delegacional de la Cuauhtémoc, realizó un vigoroso rescate de espacios públicos, labor en la que colaboró muy estrechamente el subdelegado Jesús Rueda Cantú (QEPD), agrónomo de la Narro, un político competente, mismo que abrió al público espacios de la estructura interna de los monumentos más importantes de la capital (como el de la Independencia y la Revolución), asimismo, coordinó la restauración de todos los monumentos del Paseo de la Reforma.

Lo mismo sucede hoy con la Plaza de la Ciudades Hermanas, llena de familias que acuden a sus eventos, ferias y conciertos, señal que es la mayor sensación de seguridad en una ciudad, la confianza de que sus habitantes caminen por sus calles y acudan a sus plazas, como hoy sucede en esta administración municipal de Manolo, que hará realidad el homenaje a nuestros locutores, porque la radio siempre ha sido un milagro fabuloso, lenguaje en el aire, música y noticias, de información puntual, urgente y oportuna, a veces triste cuando de óbitos se trata, locutores que tendrán su espacio para ser recordados por los que aún viven, y que desde ahí podrán transmitir en vivo para celebrar el “Día del locutor”. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s