LIMPIAR EL TROCHIL…

// Del  Tintero //

Escribe: Fidencio Treviño Maldonado

marraneras.jpg

Tal vez esta palabra “Trochil” ni en el diccionario exista, sin embargo es común en todo el territorio nacional cuando se hace referencia a los chiqueros, zahúrdas, porquerizas, marraneras y otros corrales donde se crían o engordan cerdos, cochinos ,puercos , cuchis, chanchos, porcinos, y otros nombres que en cada región o país se le dan a estos mamíferos, pertenecientes al grupo o género de los suidos y que son originarios de China, siendo este país el que tiene más animales de esta esta especie en el mundo.

Se dice que los cerdos no son sucios, hasta se utiliza el eufemismo para nombrar a la gente que por costumbre anda sucia o no es muy adicto al baño, etc., sin embargo en el caso de los cerdos lo que muchas veces falta es la limpieza de quien tiene el cuidado o está encargado de los locales o porquerizas y cuando algún lugar está sucio se le da por llamar trochil, en el caso de nuestra república en miles de rubros, sindicatos, secretarías, instituciones, programas, partidos políticos y desde luego en muchas personas que pertenecen a la Clase Política, una casta que se siente Divina y es muchas de las veces es la más sucia y la incasta, perversa, soberbia, sinvergüenza, cínica, corrupta y omnívora, es decir toma de todo, los cerdos también en su alimentación son omnívoros.

De pronto nuestro país se llenó de suciedad, de mugre, llegaron los depredadores, una legión de palurdos que entre orinadas y zurradas llenaron de mierda el territorio nacional, un verdadero muladar en la impartición de justicia sea ésta jurídica o social, malestar por los servicios que vende el gobierno, de salud, en educación, en transporte y vías de comunicación malas y caras, suciedad en los paraísos fiscales con fraudes, empresas fantasmas, la simulación en todos los entornos, la protección de políticos a los amigos (pillos, trúhanes, gamberros, sinvergüenzas, etc.), el nepotismo con la continuidad de parientes en los diferentes gobiernos que dejan a los Estados y municipios con deudas impagables cobijados o amparados por la sucia impunidad que da el fuero e inmunidad a los de la Casta divina.

Para millones de mexicanos lo que parecía imposible se dio, las razones, causas, motivos, circunstancias y otros asegunes ya son cosa del ” hubiera” y la realidad es tangible y el sistema caduco que pendía de alfileres con el fuerte viento de los más de 30 millones de voces se cayó y calló estrepitosamente.

Ahora tal vez lo más difícil es limpiar el Trochil, dar ese golpe de timón en este mar de mierda en que nos encontramos, por tanta mugre que en cada rincón dejaron los que se van y, a nosotros nos queda la talacha, es decir despertar de nuestro letargo, tomar las herramientas y limpiar, herramientas que nos da nuestra mente, la libertad de denunciar y saber que cuando así se requiera se aplique la ley y, cuando se es inocente se corrija el veredicto y se limpie, exigir cuentas claras y limpias a nuestros políticos, funcionarios y que paguen con cárcel cuando la ley así lo dicte y la justicia sólo sea eso aplicable.

Sin duda el changarro es un pesado lastre lleno de usos y costumbres siempre en favor de los poderosos , importándoles poco o nada dejar una estela de suciedad a su paso y sin voltear siquiera a ver como los que se van han dejado el trochil.

Sugerencias y Comentarios; kinotre@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s