Pensiones solidarias agotadas

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas.-

asa1

Edificio de la Auditoría Superior del Estado de Coahuila

Nada como cuando un político o un funcionario se sincera, o como en este caso, un dirigente sindical, son capaces de hacer llorar hasta las piedras, eso suponiendo que todavía haya alguien que se interese en oír sus explicaciones, en creer sus argumentos, y muy particularmente, en entretenerse en presenciar el circo, maroma y teatro que son capaces de montar para medio darle visos de credibilidad al cómo, cuándo y porqué se llegó a un estado de cosas tan crítico, habida cuenta que los problemas que se supone que encaran, mediante jugosísimas retribuciones, no nacieron de un día para otro, al contrario, crecieron con ellos mismos, si no es que son ellos los responsables de lo que ocurre.

En días pasados, quien se ostenta como secretario general de la Sección 38 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, se rasgaba las elegantes vestiduras para decir entre lágrimas, que la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación, organismo que depende no del sindicato sino del Gobierno del Estado de Coahuila, pero que ellos controlan como propia, se encuentra en su decir “en una fuerte crisis económica, al contar con menos de un profesor activo para sostener a un pensionado”. Esto a partir de los hallazgos que la nada atingente Auditoría Superior del Estado, como si médico de la Clínica del Magisterio se tratara, no le da vida más allá del año 2020.

Pero en las lacrimosas explicaciones hay una falla de origen, eso que dice de que hay menos de un profesor activo para sostener a un pensionado, eso es altamente irregular, si no es que ilegal, por más que se haya convertido en práctica común no solo en el fondo de pensiones de los trabajadores del sistema educativo coahuilense, sino a nivel nacional.

¿De quién fue la brillante idea de, viendo que estaban prácticamente secos los fondos de pensiones para el pago de los jubilados, tomar el dinero de los trabajadores activos?, ese es uno de los secretos mejor guardados de toda la burocracia mexicana, seguramente resguardado por un millón de años en contra de las solicitudes de información pública que los ciudadanos interesados en quemar en leña verde por el resto de la eternidad al autor de este atraco, quien seguramente cobró en oro la implementación de su idea, misma que está comenzando a hacer agua al igual que el planteamiento original, de que a cada trabajador se le descontara de su salario una cantidad, que sumada a la aportación patronal en el caso de particulares o institucional en el de empleados de gobierno, integrara su fondo de pensiones personal, el cual le serviría para retirarse con un ingreso más o menos decoroso por el resto de su vida natural.

Pensión solidaria, o algo así le llaman a este, el auténtico robo del siglo, del cual obtuvieron el visto bueno del ejecutivo y la legitimación lambiscona del congreso a modo, y que de hecho representó la desactivación temporal de una bomba que de otro modo, hubiera explotado hace una o dos décadas, o tal vez hasta más, porque una cosa es que se acabara en menos que canta un gallo lo que al trabajador le correspondía en función de lo que cotizó, y otra muy diferente, exponencialmente más grande, que también se acabaran el dinero de los otros trabajadores, de lo que todavía lo son, o aunque no chambeen mucho, pero que cuando menos cotizan… que a la hora que se enteren que ese dinero que es suyo se va a pagarle la pensión a quien sabe quién que trabajó quien sabe cuándo en quién sabe dónde, y que por eso no hay lana para que se pueda jubilar.

¿Cuál era la idea detrás de todo esto?, de por seguro que no era la resolución de una vez por todas de un problema que amenazaba con reventar en hace más de treinta años, cuando entre los Salinas y los Zedillos idearon lo del Sistema de Ahorro para el Retiro, que efectivamente es una bolsa con recursos inmensamente grandes, pero que a la hora de pagar las pensiones a Juan, a Pedro o a Margarita, le tocan centavos que apenas le alcanzan para medio ir viviendo y mal viviendo. No, el objetivo de toda la maniobra contempló dos cosas: primero muy al estilo de la política mexicana, mandar el asunto dos, tres, cinco o más sexenios adelante, plazo que comienza a cumplirse, y en segundo, que chorreara algo, algo que es mucho y que ha servido para enriquecer a los propietarios de las administradoras de fondos de retiro, las célebremente tristes AFORES.

Las declaraciones de Xicoténcatl de la Cruz son interesantes por lo que esconden, no por lo que revelan: okey, enterados y entendido que esto ya se lo llevó Pifas, hay un trabajador en activo que no está trabajando para su pensión sino para mantener a un pensionado, y esto dice él como voz de cuestionable calidad, ya dejó de funcionar, sin responder a la pregunta implícita de ¿y qué vamos a hacer al respecto?, ah porque encima está la desfachatez de decir que el ideal de un modelo de pensiones solidarias, no de pensiones como Dios manda que cada quien guarde para su pensión, es que sean seis trabajadores en activo los que sostengan a uno retirado, ¡habrase visto semejante caradura!, es como aceptar como correcto un modelo de sociedad en la que la gente que chambea mantenga a los pedigüeños, pordioseros, migrantes y hasta a los que piden “pa´ mi camión”, quienes pueden pasar toda su vida sin integrarse a un trabajo formal.

A ver, ¿Cuál sería la propuesta del secretario general de la Sección 38 del SNTE?, pues a lo que se deduce de sus declaraciones, que el gobierno contratara seis veces, y de preferencia todavía más, ocho o nueve, profesores, para que sigan manteniendo a los pensionados, a los que por supuesto, es imposible que se les afecte en sus pensiones, que son sagradas, por más que está probado y demostrado que no tienen derecho a ellas… no porque no existan los acuerdos, las componendas, los compadrazgos sabidos, que son los que dieron lugar a los problemas que padecen, sino porque no cotizaron para ellas.

El gobierno del Estado no va a contratar más profesores que los que necesita, no hay realidad más obvia que esa, con lo que esta sola posibilidad está cancelada, pero además… ¿y qué va a pasar con los profes que se siguen jubilando?, les van a seguir pagando pensiones de treinta, cincuenta, cien mil pesos mensuales, a las que no tienen derecho? ¿Qué clase de sistema de pensiones es ese?, uno que dirigen profesores, pero no de matemáticas, porque los números simplemente no cuadran, no lo hacen ahorita y no lo harán jamás. Este asunto tiene que reventar, no sabemos la fecha exacta, porque le están buscando que ocasione el menor daño político, pero es imposible que a los jubilados los mantengan los activos, y los activos se topen un mal día que no cotizaron ni un cinco, como que tampoco hay nadie cotizando para mantenerlos a ellos, ¿Qué Chapulín colorado será capaz de salvar a las víctimas de esta, la ratería más grande no del siglo, sino del milenio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s