Matamoros, el pueblo olvidado de la Laguna

*** Caciques  han gobernado por décadas este municipio que ha sido olvidado por autoridades estatales, el PRI ha sido desplazado ante el hartazgo de los matamorenses, ahora habrá alternancia con Morena.

matamoros1

Por: CARLOS PADILLA MUÑOZ.-

DESDE su fundación, cuando este pueblo era conocido Como Vegas de Marrufo, y que fue rescatado por el Presidente de México Benito Juárez para otorgarles esa tierra a los habitantes, en agradecimiento por haber cuidado en forma heroica los archivos de la Nación, este pueblo ha sido marcado por el destino.

Con alcaldes priístas en más de 70 años, este pueblo, situado a solo 20 kilómetros de Torreón, ha sido predestinado al olvido burocrático; el Gobierno Estatal nunca ha fijado sus ojos para dotarlo de infraestructura que lo coloque a la altura del resto de las ciudades metropolitanas,

Sin agua potable suficiente y de calidad, Matamoros ha padecido sed por muchos años, sus alcaldes se han dedicado a otras actividades políticas,

 alternando el poder y manteniéndose en la nómina sin escuchar el lamento de los ciudadanos.

Pudiendo ser un municipio con grandes industrias, tiene todo como para convertirse en un Parque Industrial que albergue industrias de gran calado. El espacio físico no es problemas, Matamoros tiene grandes reservas de terreno para un gran parque industrial.

Solo en una de las administraciones del profesor Jesús Contreras Pacheco, se logró traer a este municipio algunas industrias, el proyecto de hacer un parque industrial, ante la escases de espacio ya en Torreón, no interesó ni a los alcaldes y el Gobierno Federal y Estatal.

Parecía que en 2006 el entonces Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira daría el apoyo a Matamoros para salir adelante. No solo por la posibilidad de traer grandes industrias, el parentesco con el alcalde Raúl Onofre Contreras era otro factor.

La relación entre Humberto Moreira y su compadre Raul Onofre se enfrió, como suele suceder en la política, y todo quedó en planes. Se habla en un desacuerdo porque Moreira quería sumar al profe Contreras Pacheco a su proyecto político.

Después vinieron Memo del Real, un alcalde desangelado y sin ningún apoyo político, solo logró hacer más fuertes sus negocios de abarrotes, pero se olvidó del municipio y la ciudadanía. Fue menos que gris su actuación y cuestionables sus finanzas.

Vino nuevamente Raúl Onofre por tercera ocasión olvidándose nuevamente que en Matamoros hacen falta escuelas, primarias, secundarias, prepas y una universidad tecnológica.

También hace falta agua potable de calidad, pavimentación en muchas colonias y las entradas principales de la ciudad. El centro comercial sigue siendo de rancho grande. Otro panteón es más que necesario, urgente.

No existen comercios importantes y los productores de melón y sandía siguen esperando que las autoridades eviten que los coyotes se lleven la mejor parte de las cosechas y dejen endeudados a los meloneros. No se ha explotado el turismo, ni siquiera un buen hotel se tiene.

Ahora, con Juan Carlos Ayup se pensaba que las cosas serían diferentes, pero oh! decepción, el Cachorro decepcionó a todo mundo. Demostró que no tiene la madurez para gobernar un municipio donde hay muchas carencias.

Los matamorenses ya están cansados de promesas no complicadas, que los políticos del PRI coloquen sus familiares y amigos en la nómina, que en esta administración fue ampliada en un 80%, de 2.5 millones de pesos subió a 4.5 millones de pesos.

Los problemas siguen latentes y el alcalde huye por la puerta de atrás, cuando colonos lo quieren entrevistar para reclamarle el incumplimiento de promesas de campaña.

 Ahora con un nuevo perfil, la alternancia llega este municipio que ha sido más conocido por su violencia. Con Horacio Piña Ávila, el hijo del ídolo del beisbol, profesionista de la medicina, los matamorenses tienen nuevas esperanzas.

Ya no quieren a los mismos, los que por años han permanecidos dormidos y cobijados por la nómina municipal. Quieren caras nuevas, gente que venga a trabajar, a solucionar los problemas del municipio.

Matamoros tiene un presupuesto de 374 millones para ejercer este año de 2018, para el próximo podría crecer, sobre todo porque se puede contar con el apoyo directo del Gobierno Federal, ya que se trata del mismo partido, Morena.

Ahora sí, se espera que Matamoros deje de ser un rancho grande.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s