Con el agua hasta el cuello

LOS COMPADRES.-

Por Juana y Chano.-

perritos

-Ándele comadre, pos donde anda, vaya a que le den sus hules, cobertores y despensas, usted que resultó damnificada con estas malditas lluvias.

-Huy, compadre, no me he podido despegar de mi casa, porque los cacos me dejan a pie, de las pocas cosas que pudimos rescatar. La policía no ha mantenido vigilancia para evitar la rapiña, aunque luego no sabemos si cuidarnos de los rateros  o de los policías.

-En que colonia vive usted comadre?

-Imagínese compadre, apenas el año pasado nos habíamos cambiado a la colonia Santiago Ramírez, teníamos un terrenito que nos dio la líder Cuquita Orona; con crédito infonavit y otros ahorritos, fincamos la casa con muchos sacrificios y mire que mala suerte, nos cayó el agua.

Y pensar que hace algunos meses hicimos un plantón, cerramos una calle, pare pedir que Simas no diera agua que no había. Nos mandaron agua, pero en cantidades industriales y ahí tiene que  nos llegó arriba de la cintura. El año pasado nos daba a las rodillas, ahora me da  hasta las sentaderas compadre.

-Sin albures comadre.

-El agua se metió en las casas, compadre, se nos echó a perder la sala, el comedor, el refri, el estéreo y la pantalla, apenas nos habíamos echado la droga en Famsa. Ahora nos quedamos con la deuda y sin muebles, porque nada servirá ahora que desalojemos. Ojalá Riquelme nos ayude para recuperar nuestras cosas.

-Y usted conoce al Gobernador, comadre’

-Huy, como no compadre. A Miguelito lo conozco desde que andaba en las cuadrillas del PRI pegando propaganda en los postes. Llegaban a nuestras casas a pedir un taco, convivió mucho con la gente de abajo. Lo mismo a Jorguito Zermeño lo conocemos desde hace muchos años, cuando vendía huevo en la Alianza, después se convirtió en vendedor y distribuidor de aceites, cuando llego del D.F.

Por eso compadre, creo que ahora si nos van ayudar, ya dijo Riquelme que buscara la forma de que nos ayuden para recuperar nuestros muebles. El otro día lo hicimos que se metiera a los charcos con nosotras, para que viera las casas inundadas y que sintiera, aunque sea por unos momentos, lo que se siente andar entre aguas pestilentes.

¿Usted cree que se haga eso del drenaje pluvial compadrito? , ya ve que los políticos nada más pasa el problema, y se les olvida todo.

-El problema es grave comadre, yo creo que ahora si va en serio, ya no se puede repetir esto. Cada año cuando llueve bastante es lo mismo, las calles se inundan, el agua se mete a las casas y los muebles se echan a perder. Desde el 68, cuando el rio Nazas se desbordo e inundó varias colonias del Norte aquí en Torreón, en Gómez desaparecieron prácticamente varias colonias entre ellas Las Rosas, se pensó en hacer un sistema para evitar  inundaciones.

Todos los alcaldes que han pasado desde entonces, desde Rodolfo Guerrero, Juan Abusaid, José Solís Amaro, Panchito Madero, Homero del Bosque, Braulio chico, Manlio Gómez Uranga, Heriberto Ramos, Carlos Román Cepeda, Mariano López Mercado por el PRI; Jorge Zermeño,  Memo Anaya y José Ángel Pérez por el PAN, Salomón Juan Marcos, Lalo Olmos y Miguel Riquelme por el PRI nuevamente y ahora de nuevo Jorge Zermeño, todos han dicho que hace falta un drenaje pluvial, pero nadie se ha atrevido a iniciar la obra que debe costar varios miles de millones de pesos.

Seguramente porque se trata de una obra costosa y que no luce para las elecciones. Pero ahora comadre, ya no puede esperar, ya no puede repetirse esto que sufrió Torreon.

Si Miguel Riquelme, como Gobernador y Jorge Zermeño, como alcalde, no le entran al toro, le estarán fallando al pueblo, el mismo que los llevó al poder.

-Oiga compadre y eso del drenaje pluvial, costará mucho?

-Si comadre, se trata de una obra de estructura hidráulica gigantesca, que permita que la ciudad se desagüe en horas y no sufra de inundaciones. Torreón es plano en su topografía, no es como Saltillo, Zacatecas y otras ciudades, donde el agua se va sola. Aquí hay que hacer un drenaje independiente al sanitario, con colectores grandes que lleven el agua a las partes bajas como el cauce del Nazas, con cárcamos que bombeen el agua con la fuerza necesaria. Tiene que ser un sistema eficiente, no vayan hacer una obra de relumbrón, como suelen hacerlas. Aquí hay que aportar una solución eficiente y permanente. También hay que atar las manos a quienes manejen los recursos, ya ve que siempre duplican los costos para desviar millones.

-Y quien pagaría esta obra compadre?.

-Mire, comadre. Aquí hay que invitar a todo mundo a la danza, se trata de un problema que perjudica a toda la ciudad. No hay nadie en Torreón que no diga que ha sufrido daños por las lluvias, por la falta de un drenaje pluvial.

Tiene que invertir el Gobierno Federal, hay dinero para este tipo de obras. Ahora que va entrar AMLO, hay que plantearle el problema, el que ha dicho que dará solución a los problemas más graves. Y este es un problema muy importante en la Laguna, la misma que le dio votos para su triunfo.

También tiene que éntrale con su cuerno Riquelme. Aparte de darle solución a un problema que no pudo darle como alcalde por cuestión de presupuesto, aparte es una magnífica oportunidad para que se congratule con su gente, después de las elecciones, donde se dio la confianza a Morena.

Y como quien dice, Jorge Zermeño, se sacó la rifa del tigre. Tendrá que invertir parte de los 2,800 millones del presupuesto anual. Además es una buena oportunidad para que ratifique que los torreonenses no se equivocaron en los comicios.

-Oiga compadre, usted me sorprende cada vez más. Creo que está listo para ser diputado, ahora que cualquiera que tenga cuates en los partidos en el poder, se consigue una curul, aunque sea como plurinominal.

-Ni lo mande Dios comadre. Siempre he sido una gente pobre, pero decente y no quiero llevar en mi conciencia cochinadas como las que hacen los diputados. Simplemente soy un ciudadano que busca que sus derechos constitucionales se cumplan.

-Ande compadre, ya se me hizo tarde, ahí lo dejo, tengo que darme prisa, no ve que van a repartir las cosas que llegaron del Fonden. Si no estoy presente, luego me dejan lo peor, con suerte alcanzo una pantalla para ver la serie de Luis Miguel y Bailando por un sueño.

-Órale comadre, sirve que me pasa el chisme, a ver que mandó Peña Nieto, ya ve que El Peje ni se dignó a preguntar cómo nos fue con las lluvias. Por último, llévese mi kayak, no vaya a necesitarlo para entrar a su colonia.

-Bay, compadre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s