Recapturan a reo fugado del penal de Piedras Negras; sería testigo de masacre

reos2

Parte de los 132 reos fugados del penal de Piedras Negras durante el gobierno de Rubén Moreira Valdés.

Saltillo, Coah.,  17 de octubre 2018.- La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informa que fue recapturado Martín Eduardo Rivera Oviedo, persona que se había evadido del penal de Piedras Negras el 17 de septiembre de 2012 y que pudiera ser una de las piezas para esclarecer parte de los crímenes que se cometieron en ese Centro de Readaptación Social.

La localización y posterior recaptura de Rivera Oviedo, de 28 años de edad, se llevó a cabo en el Municipio de Sabinas, Coahuila.

La SSP detalló que fue detenido en la Calle Futura, entre Santos Degollado y Manuel Acuña, de la Colonia San Antonio, en este municipio.

Al momento de su aprehensión, elementos del grupo de Proximidad Social de Fuerza Coahuila le aseguraron a esta persona 21 envoltorios de polietileno con yerba verde y seca, con las características de la mariguana.

Rivera Oviedo estaba preso en el Penal de Piedras Negras por delitos contra la salud en la modalidad de posesión de mariguana con fines de venta, y cuenta con sentencia (no ejecutoriada) de tres años de prisión.

Fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público del fuero común del Municipio de Sabinas.

LA FUGA DE 132 REOS DEL CERESO DE PIEDRAS

Como se recordará, el 17 de septiembre del 2012, el entonces procurador de Justicia en Coahuila, Homero Ramos Gloria, confirmó la fuga de 132 reos del penal de Piedras Negras, mismos que lograron evadirse a través de un túnel construido en donde antes era el taller de carpintería, a la altura de la torre sur del Centro de Reinserción fronterizo.

En conferencia de prensa, el funcionario precisó que el túnel mide 1.20 metros de ancho y 7 de largo, así como 2.90 de profundidad, y posteriormente los reos destruyeron una cerca perimetral de malla ciclónica para desaparecer en un terreno baldío.

A las 15:25 horas del lunes, las autoridades se dieron cuenta de la fuga, por lo que se activó el Código Rojo y autoridades de los tres niveles de gobierno, además de personal militar, acudieron hasta ese Centro de Readaptación Social.

Al pasar lista, 86 de los reos fugados corresponden al fuero federal y considerados como delincuentes de alta peligrosidad, mientras que 46 de ellos eran del fuero común.

Ante la fuga, el MP solicitó al juez penal el arraigo en contra de los servidores públicos encargados de administrar y vigilar a los internos que habitan en el Centro de Reinserción Social, además de ordenarse tomar su declaración a los reos no fugados para que aporten la información que les conste.

Aunque desde los primeros minutos de el día de la fuga se estableció Código Rojo en el norte de la entidad, los estados de Nuevo León y Tamaulipas se sumaron a la alerta, pues varios de los detenidos pudieron escapar hacia esos territorios, sobre todo por el norte de Coahuila.

Ls estrategia del Código Rojo se implementó para establecer varios anillos perimetrales de revisión en brechas y puntos carreteros, en los que se sumó personal de la Marina Armada de México, de la Sedena y de los grupos de la Policía Estatal y municipales.

OPERATIVO EN EU

Las autoridades de los Estados Unidos implementaron un operativo para localizar del lado norteamericano a los reos fugados, pues se estimó que algunos pudieron haber intentado cruzar la frontera por partes bajas del Río Bravo. Personal de la Border Patrol implementó operativos en los límites de ambos países y elevó la alerta de seguridad en los condados que hacen frontera con Piedras Negras.

ABATEN A 4 EN CASTAÑOS

Asimismo se informó que aproximadamente a las 19:20 horas del 17 de septiembre del 2012, el Grupo de Armas y Tácticas Especiales sostuvo un enfrentamiento con maleantes en el municipio de Castaños, frente a la negociación INMAGUSA, en donde fueron abatidos cuatro delincuentes, aseguraron una arma larga, una corta, un radio central y ponchallantas.

Ofrece Gobernador recompensa de 200 mil pesos por cada reo evadido

El entonces gobernador, Rubén Moreira Valdez, giró instrucciones ofreció a la ciudadanía una recompensa de 200 mil pesos por cada uno de los reos fugados, a la persona que proporcione información fidedigna que lleve a la captura de los maleantes.

Mientras tanto, Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia recabó evidencias de los hechos, consistentes en fragmentos de teléfono celular black berry, fragmentos de tarjeta SIM, cuyo contenido sigue siendo un misterio, pero se sabe que fue entregado en propia mano al mandatario quien habría ordenado desaparecer evidencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s