El titiritero del PAN

COMENTARIOS AL LÍMITE.-

Escribe: Carlos E. Robledo.-

panuchos

Hace algunos días tomó protesta como dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN) en Coahuila Jesús de León Tello, ante militantes y simpatizantes, en un evento cargado de matices poco agradables para un partido que se encuentra cargado de conflictos internos.

Sin embargo, esta realidad que ha causado gran especulación no solamente al interior del partido, también ha llegado a un sin número de ciudadanos que piensan que el PAN está dividido por la falta de conocimiento político de algunos de sus militantes, así como de sus dirigentes.

Con la llegada de Jesús de León Tello a la dirigencia estatal del blanquiazul, siguen las especulaciones de que si Guillermo Anaya estará desde atrás moviendo los hilos de las marionetas, pues para muchos, es el titiritero en un partido en el que todos sus dirigentes se dejan mover por grupos afines, aún después de entregar el cargo.

Sin embargo, estas especulaciones muestran que no hay más realidad que la de un partido que sale adelante a pesar de las acciones facciosas de grupos internos que buscan la división y coyunturas para sacar provecho para beneficio propios o de grupo e incluso para fortalecer a otras fuerzas políticas.

No se pretende denostar a ningún partido político, simplemente se hace alusión a que en muchos casos, los mismos panistas se ponen camisetas de otros colores, solamente porque no están de acuerdo con quien dirige a su partido y se convierten en mercenarios, tal como sucede en otros partidos, cosa que no es de extrañarse, pues cualquiera en un ejercicio democrático, ejerce su derecho al voto y emite un voto de castigo para su partido, eso es inminente.

Estas cosas suceden en todos los casos y en todos los niveles, lo que nos demuestra que vivimos en un país democrático. No se puede hablar de divisiones, cuando existe la voluntad de un dirigente partidista de abrir las puertas de su partido a todas las corrientes internas, además la doctrina de Acción Nacional permite la crítica interna.

Lo que se puede visualizar desde una perspectiva externa es que la realidad supera la ficción y más cuando esta, es vista desde un punto de vista álgido, duro y crítico, buscando la manera de denostar la fuerza de un panismo que ha venido cargando a cuestas 12 años de gobierno, en los que los problemas nacionales fueron la constante y sobre todo, no fueron muy brillantes en sus toma de decisiones.

Ahora bien. Si el Partido Acción Nacional busca ocupar un lugar preponderante en la política coahuilense, debe buscar la unidad interna, basada en el diálogo, el respeto y sobre todo valorando el liderazgo de cada uno de sus integrantes, pues la base del partido, son todas las personas que lo integran.

Si el PAN no muestra esa sencillez y se encierra en sí mismo, sin abrirse a la sociedad, entonces puede no solamente debilitarse, sino que estaría condenado a no conseguir más triunfos electorales, pese a tener el Coahuila a un buen número de alcaldías y diputados.

La presencia del partido azul y blanco se muestra cuando hay acciones que tienen que ver con asuntos políticos y a veces en asuntos sociales, solamente cuando conviene a los intereses de sus líderes grupales, quienes mandan desde el interior del partido a su gente a movilizaciones.

Pero de alguna manera aún sin movilizaciones vistosas, el PAN tiene la capacidad de ser plural en sus decisiones aunque las elecciones vistas desde afuera no sean muy transparentes y lleguen a los tribunales electorales.

Esto demuestra la capacidad negociadora del partido para salir adelante sea de manera interna o externa, pero si es necesario que el panismo se una en torno a su partido y se olviden de andar dando gritos y haciendo grilla porque lo único que consiguen es que la ciudadanía en lugar de verlos como una opción política en caso de elecciones, los vea como una jauría de lobos peleando el poder por el poder.

Sería bueno que esto cambiara y que se demuestre como alguien lo dijo, que con un solo voto se gana o se pierde, que así sea y que no se vayan a tribunales y hagan un escándalo interno aventando sillas y cuanto objeto encuentran, esa no es la actitud de panistas serios, sino que (dicho con todo respeto) dejan entre ver que existen pandilleros buscando la dirigencia de ese organismo político y que no les importa la imagen que plasmen hacia el exterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s