fbpx

PROFES POLITIQUEROS

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas Zardoni.-

7ariel
Líderes y exlíderes de la 38, buscan crear un nuevo partido.

Uno pensaría que el trabajo de profesor es desgastante, que por dedicarle tanta atención, tanto ingenio y tanto tiempo a resolver el máximo problema de cómo hacer que alguien que no sabe, y que en la mayoría de las ocasiones tampoco quiere saber, aprenda, eso por sí solo, debería consumir las energías de cualquiera que ostentara el título de maestro.

Ah, pero no se restrinja a verlo en abstracto, o en referencia a un solo alumno, si uno es profesor de primaria y tiene a cargo un grupo, la preocupación y el interés se han de ver multiplicados por el número de estudiantes que tiene a su cargo, y si es profe de secundaria para arriba, que pasa de grupo en grupo hora por hora, la preocupación por el desempeño de cada uno de los alumnos de cada uno de los grupos se eleva no exponencial, pero sí aritméticamente.

Ingenuo que es uno, pensar que cada médico del ISSSTE, del IMSS o de la Sección 38 se preocupa por cada uno de los pacientes que ve durante su jornada de trabajo, eso sí, a cada uno además de la receta le ataca su regañada de que se cuide, de que haga ejercicio, que baje de peso, pero eso es como queriendo dar la impresión de que están haciendo su trabajo; más o menos como los agentes de tránsito que lo detienen por alguna falta o aún sin ella, le bajan una lana, pero eso no lo exime de que le recomienden la siguiente ocasión cumplir con el reglamento; así los profesores, si sus alumnos aprenden o no aprenden, si en el futuro les va bien o mal como efecto directo de lo que debieron recibir en la escuela, les tiene sin cuidado. Si en un semestre o un año no se aprenden los profesores siquiera el nombre, ¿qué les va a interesar cualquier otra cosa de sus educandos?, si un profesor lo fuera en toda la extensión de la responsabilidad que tiene para cada uno de sus pupilos, tenga por seguro que no le sobraría ni tiempo ni ganas para hacer otra cosa que atender su grupo.

Es allí donde encontramos explicación a que un profesor pueda dobletear plazas, o hasta tener tres nombramientos, y eso sin poder ser acusado de aviador, amparados en que ellos no violan el principio de que el que sirve a dos amos, con alguno queda mal, ellos sirven al mismo… en dos escuelas distintas, turno en la mañana y en la tarde, y los sábados todavía se colocan como tutores, asesores, profesores en línea, o lo que haya, y no faltará algún despistado que pregunte ¿y la preparación de las clases, apá?, a lo que por supuesto que contestarán que como profes, lo saben todo de todo, nada tienen que preparar.

Pues por eso los profesores andan encendidos aquí en Coahuila y a nivel nacional con que quieren formar un partido político, otro partido político, varios partidos políticos, casi casi uno por cada sección sindical, y ya entrados en vaciladas, partidos para el sindicato y partidos para la disidencia, pues porque unos no se juntan con los otros no los otros con los unos, como no sea para las revisiones salariales y los festejos oficiales, que para los otros, cada facción hace los suyos.

De veras, hay que oírlo, y de todos modos no lo cree uno. La profesora Elba Esther Gordillo, esa que tenía un pie en la celda 666 del reclusorio femenil de la Ciudad de México y otro en el sepulcro lote 6 fila angelitos cabezones del panteón municipal, sale con que quiere crear su propio partido político, ya que los que hay, viejos como el PRI del que formó parte, modernos como MORENA al que favoreció para la elección del presidente Andrés Manuel López Obrador y para que este tuviera el control del poder legislativo, entre la gran variedad de institutos políticos que hay en México, ninguno está a la altura de sus exigencias.

Y entonces surge la duda de ¿y bueno, qué demonios pasó con el PANAL de abejas reinas, el Partido Nueva Alianza, que era para todos los efectos, la franquicia electoral del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y de la maestra Elba Esther, que la rifaba según ella, de su líder moral?, pues quien sabe, habrá sido cosa de los tiempos políticos que se vivían, que Elba Esther estaba calentando cemento, es un decir, como presa de conciencia del régimen de Enrique Peña Nieto, quien no tuvo alternativa que liberarla de la cárcel primero, dizque para que atendiera su salucita, y luego exonerarla de toda culpa, pues como ella lo dijo, junto con sus muy pocos defensores en el sindicato magisterial, era inocente.

Como si el ambiente político no fuera ya un cochinero, calificativo que no estamos inventando, sino tomando de los más sesudos analistas de la política a la mexicana, que así lo han definido, pues todavía se va a refinar más con el regreso a la política electoral activa no solamente de Elba Esther, sino del sindicalismo magisterial, que se había estado muy quietecito frente al presidente copetón.

Trepados en ese carrito de feria, o subidos en su propia caja de manzanas impulsada con baleros, los caciques del magisterio coahuilense, ojo que no los llamamos líderes ni dirigentes, andan también trepados en el volantín de crear su propio partido político, una vez que, como en el resto del país, usaron al PRI o a algún otro partido para lograr beneficios, amplios beneficios y prebendas tanto en lo individual como en lo gremial, y viéndolo tendido, abandonan la nave, pero tan inflados como están, lo que hay en el ambiente les queda chico, y ¿pues para qué compartir?, ellos van por todas las canicas: el partido, las candidaturas, el poder, y entre tanto, el financiamiento que se les da a los mismos para hacer grilla.

Si a Carlos Moreira, a Rubén ni al benjamín del clan, Álvaro, no les alcanza con lo que siguen exprimiendo de los presupuestos del estado, del PRI, de los municipios, de donde dejaron incrustados a sus incondicionales, al grado de que quieren otra vez el paquete completo, corren el riesgo de toparse con un muro que les rompa las narices.

Si alguna vez el gremio magisterial era respetado, entre el SNTE y la CNTE se han encargado de poner su antiguo prestigio  por los suelos, parte Elba Esther, parte que ya ni los alumnos ni los padres de familia respetan a los profesores por barcos, por faltistas, por pasalones, por poco capacitados, ¿y encima quieren pedir el voto para hacerse de un cacho o de todo el poder?, a ver si no se quedan sin la gallina y sin los huevos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: