CERRÓ SUS OJITOS LA 38

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas Zardoni.-

clinicas2

Hay gente que cita a Shakespeare, hay gente que cita a la Chilindrina, hay otros que citan a Polo Polo, a Tin-Tán cuando andan despolvoreados o a Cantinflas cuando dudan en si hablar como caballeros o como lo que somos, nosotros que nos corre curado de guayaba por las venas, preferimos apelar a la siempre puntual y precisa sabiduría de Don Salvador Flores Rivera, quien no se andaba con literaturas, gracejadas o albures para ponernos tal como somos los mexicanos. Porque sí, cada quien tiene su muy particular punto de vista, algunos muy certeros, pero para describir lo que somos los siempre machos, flojos, guadalupanos y futboleros integrantes de la presuntuosa “raza de bronce”, nadie como Chava Flores.

En la introducción de alguna de sus célebres canciones, Chava Flores decía que los mexicanitos somos muy desagradecidos con nuestro país. Allí donde entre añoranza y romanticismo recuerda la esquina de su barrio, “donde ayer brilló un farol como un lucero… lo rompieron y se echaron a correr”, dice que sí, somos bien hocicones para gritar que Como México no hay dos, pero que si lo hubiera, ya nos hubiéramos largado todos en bola para el otro, dejando este hecho un asco. Y es que de veras, otro filósofo bastante chusco, que durante un tiempo despachó como presidente antes de dedicarse a regentear encueratrices, llamaba la atención sobre un hecho lamentable “ya nos saquearon”, prometiendo que ya no permitiría que nos volvieran a saquear, anécdota que es particularmente valiosa porque desde el sexenio del tequilero Don José nos han saqueado una y otra y otra vez, siendo lo verdaderamente sorprendente que el país siga aguantando a tanto traidor y malagradecido.

Pero bueno, a lo que veníamos, otra de las magnas obras de Chava Flores relata el velorio de un estimable vecino del entonces Distrito Federal, quien no se diferenciaba mayormente de nadie, poco trabajador, mal pagador, afecto a los vicios que podía gorrear, y demás, Cleto “El Fufuy”, de quien dice en la primera estrofa: “Cleto el Fufuy sus ojitos cerró, todo el equipo al morir entregó, cayendo el muerto, soltando el llanto”, para rematar con lo que nos interesa, la sospecha del autor de que “yo creo que adrede ese Cleto se enfrió, pues lo que debe jamás lo pagó, tipo malaje, no fue tan guaje (claro), con lo caro que esta todo, regalado le salió” y es a partir de esto que podemos dar una lectura muy particular a todo el entuerto que se trae la Sección 38 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en lo que concierte a la administración del Servicio Médico.

El domingo por la noche circuló una grabación en redes sociales, en la que la maestra Dora Alicia Valero, integrante de la coalición de quienes luchan porque se abroguen la ley y ordenamientos que han venido a perjudicar a los derechohabientes del tal servicio médico  y del fondo de pensiones de la Sección 38, en específico en lo que toca a las cuotas, el servicio y sobre todo la falta de medicamentos para quienes acuden a atenderse de cualquier padecimiento. La grabación hablaba de un triunfo para el movimiento de los trabajadores y pensionados, al haberse dictaminado por parte de los tribunales que efectivamente, como lo exigían los demandantes, es obligación de las clínicas el proporcionar los medicamentos necesarios, y falta de ellos… entregar el dinero para que el derechohabiente vaya y los compre donde los encuentre.

Ni que decir que causó poco menos que euforia entre los trabajadores y ex de la educación, quienes viven literalmente con el Jesús en la boca, primero pidiendo no enfermarse y si caen enfermos, que haya los medicamentos para curarse, o ya como último recurso, que estos no sean demasiado caros en la farmacia similar, si no se cumple ninguno de los anteriores escenarios, lo que queda es que no duela demasiado antes de finalmente palmar en un lecho de amargura por lo que tenía derecho y perdió entre la corrupción y la incompetencia de sus supuestos colegas, compañeros y defensores, pues eso y no otra cosa espera uno que sean los dirigentes sindicales.

Albricias por los trabajadores de la educación, por los jubilados, por sus familiares. Ojalá su lucha haya terminado con éxito… pero permítanos jugar al abogado del demonio, y pensar mal. Dicen, siempre han dicho que Jalisco nunca pierde y cuando pierde arrebata, pues los gobernantes de todos los partidos parecen jalisquillos de esos que traen a las Chivas tatuadas en partes inmencionables de su corpulencia. Pues bien, ¿Cómo creé que le cayó la nota al Servicio Médico, a la Sección 38, al SNTE, a los gobiernos que proveen los recursos para que se paguen las prestaciones de sus trabajadores, pues los de la educación son trabajadores del estado, no del sindicato ni de la sección?, pues mal, muy mal.

Políticos como son dirán que claro, que no de ahorita sino de siempre han acatado los dictados del poder judicial, sin que por eso nadie se sienta en obligación de explicar porque han permitido que las cosas lleguen al estado de crisis en que están, porque se han opuesto a las exigencias y peticiones de los derechohabientes, porque han enderezado leyes que los perjudican. Y respondiendo un poco, que no lo es todo, porque en este asunto ha habido y sigue habiendo mucho dinero, concretamente el de las cuotas que quincenalmente se descuentan a cada trabajador en activo ¿Cómo soltar ese suculento manjar, y además a cambio de nada, y peor con la obligación de cumplir con lo que hoy por hoy es imposible de cubrir?

Esto último nos hace referirnos a la canción que hace rato le dedicamos, la que lleva el enternecedor  título de Cerró sus ojitos Cleto. En la letra dice que Cleto se murió, textualmente se enfrió de un coraje, acá nos imaginamos que puede pasar lo mismo, que del coraje de tener que darle los medicamentos a todos los derechohabientes, y en el summum del horror, tener que reponer o pagar los que no han entregado en tres o cuatro años… la Sección 38 cierre sus ojitos… se declare en quiebra, y regresando a la letra: con lo caro que está todo esto de las medicinas para los jubilados y trabajadores, le saldría regalado.

No me haga caso, es el papel del abogado del demonio, pero no se sorprenda si entre los festejos por el triunfo de la Coalición… les vienen con la noticia de que se murió la 38, y con ella todas sus obligaciones para con sus derechohabientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s