fbpx

Funcionarios de Zermeño evaden sus responsabilidades

+Funcionario mamón
+Se va Toño Loera
+Lety Herrera, de risa

 

zamarrón1

IG-LA COLUMNA.-

Por Isidro García.-
Torreón, Coah., 22 de mayo 2019.- ARROGANTE, soberbio, grosero, mamón y sangrón se mostró ayer el director Comunicación Social e Imagen del Ayuntamiento de Torreón, José Antonio Zamarrón Luna, otro de los chicos consentidos del alcalde Jorge Zermeño Infante, durante su comparecencia en la Comisión de Contraloría, Transparencia y Acceso a la Información. El funcionario municipal se mostró retador ante la síndica Dulce Pereda Ezquerra y regidores de la Comisión de Contraloría, entre ellos José Ignacio Corona Rodríguez, quienes reclamaron su risa burlona. Zamarrón les reviró con descaro y les dijo que si querían él podía llorar. El funcionario mostró su arrogancia pues ni siquiera llevaba un informe formal pese al aviso con varios días de anticipación y en franco reto les dijo a los regidores que “sí, podemos platicar; pregunten”. Ahí defendió su atraso en convenios al hecho de que, dijo, está en veda electoral. Sobre esto, preguntamos si hay veda electoral en Torreón cuando las elecciones son en Durango. Además, el funcionario habla de veda electoral cuando está difundiendo anuncios en diferentes plataformas, lo que destroza su argumento y qué decir que el alcalde Jorge Zermeño ha ido a apoyar a Claudia Galán, candidata del PAN a la alcaldía gomezpalatina. El edil de MORENA, José Ignacio Corona Rodríguez, provocó el enojo de Zamarrón Luna al recordarle que si hay cuatro meses de trabajo y sólo ha ejercido de enero a marzo 108 mil 297 pesos con todo y su equivalente a 7 MDP por mes “y usted es el único que se ha presentado con cierta arrogancia e irresponsabilidad a decir que no trae ninguna exposición, ninguna presentación”, lo que provocó un gesto burlón del funcionario. Ante esto, Corona le dijo que “aunque le genere risa, a nosotros no nos provoca risa”, y la respuesta del funcionario fue “sí me da risa… ¡sí muuucha!. Corona le expresa a Toño que “si le causa mucha risa” ese es el nivel de responsabilidad que tiene porque ya con haber ejercido dinero tiene la obligación de exponer. Entonces Corona Rodríguez manifestó: “Mire en ese contexto de irresponsabilidad y de desfachatez que tiene usted, porque mire cómo está sonriendo y hasta sarcástico con el “quieres que llore”, hasta es sarcástico el señor”. Acto seguido le leyó el contenido en la Ley de Comunicación Social que entró en vigor el primero de enero del presente año, “y lo obliga a usted a presentar en la primera semana de enero un plan de trabajo” y otra vez el soberbio Zamarrón responde “¿quién me obliga?”. El regidor le dice que lo obliga la Ley General de Comunicación Social y Zamarrón insiste en tonó burlón: “ ¿Y quién me obliga… y quién me obliga?”, evocándole el contenido de los artículos 1º y 4º de la norma que involucra a organismo federales, estatales y los municipios por lo que debe emitirse el programa anual de difusión y campañas institucionales, además de la estrategia anual que debe conocer la secretaría administradora en la primera quincena de cada año, provocando un “quién te dice que no lo sabía” o que pregunten a la Secretaría del Ayuntamiento al respecto. “¿Y me lo pidieron eso?”, revira Zamarrón, recordándole que la solicitud de esa información se le pidió por escrito el 17 de mayo y en lugar de eso mandó oficio diciendo que la agenda no le permitiría acudir. Ante la arrogancia y prepotencia del funcionario, Corona Rodríguez solicitó un acuerdo para subirlo a Cabildo y hacer un extrañamiento al director de Comunicación Social por la forma en que se conduce ante la Comisión conformada por integrantes del máximo órgano de gobierno, provocando la intervención del primer regidor que procedió a levantarse para abandonar la reunión junto con sus compañeras panistas Ana María Betancourt, Diana Valeria Hernández Morón y Thalía Peñalosa (esta última invitada) y tratar de evitar que hubiera el quórum que estaba ya registrado en el proceso de la reunión. Hacemos un paréntesis para señalar que, como borregos, las regidoras panistas siguieron a Nacho García. Los regidores del PRI y de MORENA votaron a favor para que quedara como acuerdo de hacer un extrañamiento a Zamarrón en sesión de Cabildo. Todavía hubo un intento de García Castillo de echar abajo el acuerdo al asomarse por el marco de la puerta e insistiendo en que “no hubo quórum”. Terminamos el comentario señalando que se empieza a hacer costumbre que los panistas prácticamente huyan de las sesiones de Comisiones cuando no tienen argumentos para debatir…

AYER CORRIÓ con insistencia la versión de la salida de Antonio Loera López, titular de Servicios Administrativos del Ayuntamiento de Torreón, versión que fue negada por el propio Loera. Sin embargo, fuentes de la Presidencia Municipal confirmaron a IG LA COLUMNA que Loera sale de la administración municipal y que su lugar será ocupado por la directora del DIF Municipal, Aurora Martínez Guzmán. Nuestras fuentes nos aseguraron que Toño Loera, a quien se le ha considerado el vicealcalde de Torreón, dejará el cargo y que ya se tiene a su sustituto, en este caso Aurora Martínez. Toño Loera, otro de los funcionarios más cuestionados de la administración de Jorge Zermeño Infante, fue considerado uno de los más cercanos a Hernán Sirgo Ortiz, quien renunció hace algunos días. Loera ha sido señalado por irregularidades e ilegalidades, así como de hostigamiento laboral y malos tratos a los trabajadores municipales. Señoras y señores, hagan sus apuestas…

Y YA QUE ANDAMOS con esta clase de funcionarios de Jorge Zermeño Infante, nos llegan informes del Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE) que tiene como titular al nefasto Elías Agüero Díaz Durán. Según la información, Elías tiene a amigos y familiares en la nómina como Ernesto Arturo Rivera, Alfonso Castro (“El Pocholo”), Luis González García, Estefanía Hernández Marrufo y Pamela Meraz, entre otros. Se comenta que además hay facturas de gastos por desayunos, comidas y cenas, además de viáticos, a personas del interés personal de Elías Agüero. Se cuestiona también que Josefina Elena Reyes Castro haya sido premiada con la Dirección del Centro Cultural de La Jabonera. Se asegura que el verdadero titular del IMCE es Alfonso Castro, quien se da el lujo de “palomear” a los empleados y funcionarios que se quedan a trabajar y a los que son dados de baja por no ser de su simpatía. Todo esto, nos informan, ha sido factor para que las actividades del IMCE hayan disminuido un 80 por ciento, sin que la Comisión de Cultura que preside Diana Valeria Hernández Morón tome cartas en el asunto. Por cierto, nos aseguran que el Consejo de Cultura y Educación del Municipio es un consejo de papel pues no ha sesionado desde hace un buen tiempo…

EN OTRO TEMA, de risa loca la denuncia pública de “guerra sucia” de la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, y su anuncio de que promoverá una denuncia ante instancias electorales y judiciales. De risa loca las declaraciones de la alcaldesa porque dice que se demerita su trabajo con infundios y descalificaciones, desde el anonimato. De risa loca las declaraciones de la alcaldesa porque dice que ha sido respetuosa del proceso para la renovación del Ayuntamiento. La semana pasada, la candidata de MORENA a la Presidencia Municipal de Gómez Palacio, pidió a sus adversarios parar la guerra sucia en su contra y señaló a Francisco Bardán como uno de los responsables. Bardán es el Oficial Mayor (actualmente con licencia) de Lety Herrera. Bardán es integrante de la planilla del PRI que encabeza Anavel Fernández Martínez. Huelgan comentarios…
dirección@reportelaguna.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: