fbpx

Maestros culpan a su líder Alfonso Cepeda de la corrupción y saqueo en la 38

Escribe: Juan Poncharelo.-

¿QUÉ LES DIRÍAS?

Alfonso Cepeda Salas

Tremendo malestar cada día es el sentimiento de todos los maestros que tienen la necesidad de acudir a la clínica o farmacia de la Sección 38, por la mala atención no del personal, pero sí de los directivos, que aparte de ser groseros y prepotentes no dan la cara y menos resuelven la problemática presente.

Nos dimos a la tarea de investigar y de primera mano tomar la información que nos den quienes padecen de esta situación.

A continuación, mostraremos algunos testimonios de maestros que por razones obvias y temerosos a sufrir de represión omitimos su nombre completo.

A todos se les hicieron dos preguntas, ¿Cuál es  el estado del servicio médico y si viera a los responsables qué les diría?

Iniciamos con el Profr. Daniel, jubilado de la Federico Berrueto, quien se encuentra en muy malas condiciones de salud, se ve cansado y fastidiado, ya no es aquel hombre fuerte y vigoroso, ahora padece de diabetes e hipertensión.

Respuesta 1= “mira esto va de mal a peor, nunca tienen nada y no hay quien dé la cara, todos se esconden ahorita ví a una profesora administradora de nombre Amelia, ya tiene muchos años aquí, comenzó en la farmacia y después brincó aquí, y de verdad en ninguno de los dos puestos ha servido de nada, se concreta a decir que no puede hacer nada y que lo verá más delante, en verdad es una inútil, no desquita la compensación que recibe de nuestras cuotas, no entiende que gracias a nosotros como su familia, en otras palabras nosotros les damos de tragar y ni eso agradece. Y de los otros ni en cuenta, cambiaron de administración, pero sigue una tal Socorro en la farmacia, déspota y prepotente, no entiende que trabaja para nosotros, y por lo tanto debe darnos un trato digno, maldita sea la hora en que le dieron ese puesto”.

Respuesta 2= “Hay, no esperaba esa pregunta en verdad se me vinieron tantas cosas a la cabeza que no pudo ordenar mis ideas, en estos casos como quisiera ser como un compañero que tuve en la Berrueto, no te digo en nombre para no dañarlo, pero mis respetos, les decía en su cara sus verdades, desde Poncho, que era el peor Secretario junto con su comité, a Montoya un ignorante y prepotente, a Campos le dijo que era una Rata, cuestionaba a cada uno de los enviados en las juntas sindicales, los mandaba con la cola entre las patas. Pero yo le recordaría la madre a cada uno de ellos, es más hace ratito así lo hice… bueno te dejo voy a ver si encuentro la medicina a ver a donde”.

Se alejó con paso cansado, arrastrando una pierna, me dolió el verlo así, fue cuando reparé en la presencia de una maestra que nos miraba y escuchaba con mucha atención lo que el Profe Daniel me decía, me dijo “oiga de donde es, para que quiere esa información, en verdad lo publicara, y me gustaría contestar esas preguntas. Me identifique como reportero de El Demócrata y me dispuse a escuchar sus comentarios.

“Me llamo Claudia “N” … y veo muy mal a mi querida Sección 38, sabes hace muchos años el decir que te atendías en la 38 era mucho más que en cualquier hospital particular, los mejores médicos, medicina, instalaciones, era otra cosa, pero ahora no tienes nada, más que unos vividores que día con día se roban las cuotas, y todo lo que encuentran, en verdad no tienen llenadera, fui a la farmacia y una vieja déspota y mal hablada casi me grita que no había nada y que ni modo, que le hiciera como quisiera, es una tal Socorro Valle López, me fui a la administración y quise hablar con alguien y solo me encontré a otra “profesora” de la misma rodada, es más creo que un poco más, ni su nombre me dio la desgraciada, pero ya lo tengo es Amelia Hidrogo Morales, como la ves, se concretó a decir que no estaba en sus manos hacer nada, que ya se iba porque era su salida y tenía cosas que hacer, ¿cómo la ves? De todo esto saco como lección que solo les interesa las compensaciones que reciben gracias a nosotros, sé que tiene muchos años en esto comisionada, y en lo único que destaca es en lamerle las botas a los de arriba, y andar detrás de ellos.

Por lo pronto ya se sacudieron a otra sabandija que no sé de donde salió un tal Esteban Cruz, ese si se pasaba todo el día oliendo a los administradores, dicen que era el de mantenimiento, pues su trabajo habla de lo que no hacía, la clínica sucia, las ambulancias maltratadas y sin higiene, los baños sin papel, y en mal estado, creo que es tan rata que no dudo que todo eso se lo llevaba a su casa, en cierta ocasión le pedí de favor de conseguirme una cita con el administrador y es fecha que nunca la tuve, se la pasaba todo el día encerrado o paseando por la clínica coqueteando con todas, y haciéndose el gracioso, hasta donde supe es que por lastima lo tenían aquí ya que contaba con muy pocas horas”.

Respuesta = 2  “qué les diría, pues que todo en esta vida se paga, que lo que nos hacen no se van a salvar, me dan lástima de lo poco respeto que demuestran hacia el ser humano, ojala y no caiga su familia en la clínica o enfermos, porque soy capaz de venir a burlarme de ellos, y ver como sufren hasta que la muerte se los lleve, igual que a algunos de mis compañeros, que por negligencia y mala disposición de ellos se murieron… Que les diría, Poncho eres un malvado, perverso, lo mismo que toda tu parentela, mientras que nosotros sufrimos por un mal servicio médico tú y tu familia se hacen ricos a costillas de nosotros, A Balderas, que se pudra toda su familia en el infierno, si toda (sus padres, hermanos, hijos, su esposa y demás descendientes), y sin dejar a cada uno de los administradores, Juan Valente Aldaco Martínez, Juan Jesús delgado gallegos, Alejandro Moreno Valdés, Profr José de Jesús Saucedo, Ma del Socorro Valle López, Edna Vanesa Vázquez Vanesa Vázquez López, Amelia Hidrogo Morales Y Carlos González Viera, si me falta alguno que Dios me perdone, por mi mala memoria”.

Con esto concluyó la profesora Claudia, Jubilada y con problemas cardíacos graves por lo que requiere de tratamiento de por vida, desgraciadamente, para su mala suerte, no hay ni aspirinas protec, de las similares, ni mucho menos clopidrogel, enalapril e hidroclorotiazida. No hay medicamentos para nada.

Continuamos con la segunda parte…. de “¿Que les dirías?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: