fbpx

De cantinero a funcionario… ¡Y excelente director de cultura, a decir de Zermeño!

Por Lorenzo Ibarra

Torreón, Coah., 17 de El alcalde Jorge Zermeño rechaza que la Cultura en Torreón no es un desastre, es todo un desmadre.

Elías Agüero paso de ser un vulgar cantinero a director de la Cultura en Torreón y Educación, tiene denuncias y quejas que lo pueden llevar a la cárcel y aun así lo defiende el alcalde panista.

Tal parece que el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante no solamente perdió el control de la presente administración municipal, también ha perdido el sentido común y la inteligencia. Aparte es ciego y sordo. Esto lo decimos porque hace algunos días dijo que no destituiría a Elías Agüero, alias «El Pelafustán», como director Municipal de Cultura, ya que se trata de un buen funcionario público que ha dado buen resultado.

O Jorge Zermeño no ha querido dar de baja a este controvertido funcionario que ha sido el prietito del arroz, porque no quiere reconocer que se equivocó hace dos años, cuando un gran sector cultural censuró el nombramiento de esta persona que no cubre el perfil de un funcionario público y sobre todo de una institución que es la parte inteligente de la administración municipal.

Y porque decimos que el alcalde perdió la brújula o la inteligencia. Porque Elías Agüero no solo es controvertido, tiene denuncias en la Fiscalía General del Estado por los delitos de extorsión, amenazas, ejercicio indebido de la función pública, daños y perjuicios y otros delitos tipificados en el Código Penal del Estado de Coahuila. Y por si fuera poco, tiene denuncias en la Comisión.

Estatal de Derechos Humanos por maltrato a los trabajadores de museos, bibliotecas y centros culturales del municipio, además de denuncias y quejas en la Contraloría Municipal por desvió de recursos del municipio, presunta evasión fiscal, negación de pagos a trabajadores culturales, entre otras lindezas, aparte de ser acusado y señalado por empleados de limpieza y mantenimiento de uso de drogas en las propias instalaciones del Instituto Municipal de Cultura y Educacional Casa de Cantera situada en Juárez y Calzada Colon.

Si no fuera por estos cargos, Elías Agüero podría ser, como dijo el alcalde un funcionario cumplido y eficiente, que no solo ha mantenido el nivel cultural, sino que también lo ha superado, aunque esto solo sucede en la mente calenturienta del alcalde.

Y QUIEN ES REALMENTE ELIAS AGÜERO DIAZ DURÁN

Sin mayores antecedentes culturales, que el haber ocupado un puesto de tercera categoría en el Archivo Municipal de Torreón, de donde no pasó de organizar los libros y archivos en los sótanos del edificio de la calle Acuña entre Morelos y Matamoros. Tampoco es artista, no pinta lienzos, tampoco toca algún instrumento musical, menos baila algún ritmo regional, ni siquiera recita la Banderita, menos ha escrito un libro.

Elías Agüero, miembros de pandillas urbanas locales donde abundan los grafiteros y drogadictos, se hizo de una cantina, en el Paseo Colon y Paseo Morelos llamada Santiguo. Desde este negocio fundo la agrupación Paseo Morelos, que en principio trato de organizar a los negocios que pretendían hacer un centro de actividades diversas en Colon y Morelos.

Elías Agüero aprovechó los medios de comunicación para hacerse activista enemigo del gobierno, eran los tiempos del alcalde Lalo Olmos a quien le bajo recursos para la agrupación Paseo Morelos que rápidamente se convirtió en la cantina más grande de Torreón. Elías Agüero hizo efectiva su dirigencia y cobro cuotas a quienes quisieron tener un negocio de restaurant-bar en Paseo Morelos y Paseo Colón.

Incluso se habla de un compromiso con algunos políticos para otorgarles licencias para este tipo de negocios, se habla que el actual Secretario del Ayuntamiento y miembro prominente del PAN, logró algunas concesiones en la administración pasada donde fue regidor.

Algunos exdirigentes de Paseo Morelos, hablan de un intercambio entre Elías Agüero y Lara Galván, el primero sería el Director de Cultura y el secretario haría funcionar unos camiones de comida rápida en estos paseos.

También se habla del pago por favores, cuando disfrazado de activista se opuso al cambio del Torreón en la entrada de la ciudad, durante la administración de Miguel Riquelme Solís, por encomienda de los panistas.

Elías Agüero consiguió lo que siempre anhelaba, manejar el Instituto Municipal de Cultura y con ello un presupuesto de más de 70 millones de pesos anuales, más cuotas que producen los museos, bibliotecas y centros culturales.

Por otra parte para nadie es desconocida la amistad entre la esposa del alcalde, Astrid Casale, ex comunicadora de Multimedios y el director cultural ahí que el alcalde no solo no lo destituye, a pesar de las numerosas solicitudes de creadores culturales y empleados del IMCE, por malos manejos y acciones equivocadas, sino que el alcalde ahora lo pone como ejemplo de funcionario cumplido y eficiente. Lo mismo ha dicho de Pedro Luis Bernal, controvertido Director de Vialidad.

Con las afirmaciones que hizo el alcalde Jorge Zermeño, de que se trata de un grupito de personas que de siempre han querido la cabeza de Elías Agüero, está completamente equivocado, porque se trata de artistas y creadores culturales, personas muy respetadas en la cultura, que han sido víctimas del mal trato prepotente de Agüero, que cuando anda mariguano, desconoce a todos y los corre, incluso mando matar a martillazos a un empleados de Cultura en mayo pasado, porque el chavo soltó la sopa con la raza de la prensa, de que en los sanitarios amanecen colillas de cigarros de mariguana, producto de los bacanales que ahí se organizan incluso con prostitutas.

De dónde saca el alcalde que Elías Agüero es un eficiente funcionario, solo falta que le otorgue una medalla como ejemplo a seguir en la administración actual. Hay quienes aseguran que cuando el pelafustán disfrazado de funcionario anda en onda con algunos cocteles de enervantes y alcohol, asegura a los cuatro vientos entre sus cuates, que Zermeño no puede correr, porque él le sabe algunos secretillos. Los secretos deben ser mayores porque contra viento y marea continua más firme que el Cristo de las Noas.

El SAT, Servicio de Administración Tributaria de la Secretaria de Hacienda, ya lo investiga sobre un presunto delito de evasión fiscal por más de 5 millones de pesos, producto de la evasión de los impuestos de pagos de maestros y otros conceptos y compras que no han sido fiscalizadas.

EN febrero pasado la fracción del PRI de los regidores del municipio de Torreón, a través de la Sindica de Minoría, Dulce María Pereda y José Antonio Gutiérrez Jardín, denunciaron ante los medios de comunicación que debería investigarse un posible delito de evasión fiscal por 2.5 millones de pesos solo por el año de 2018, así como desvió de dinero a las cuentas personales y tarjetas de crédito del funcionario con dinero del municipio.

Esta es la verdadera historia de esta fichita que el alcalde trata de colocar como uno de sus bastiones, solo falta decir que será su sucesor, de ser cierto, apagamos las luces y nos vamos. De seguir insistiendo en sostenerlo en la administración por todo lo que hemos enumerado, bajaran los bonos del alcalde, de la administración municipal y del propio Partido Acción Nacional.

INCONFORMIDAD EN EL PAN

Al interior del PAN existen marcadas voces de inconformidad por el desempeño de Jorge Zermeño y por sostener a funcionarios como Elías Agüero, Pedro Luis Bernal y Antonio Loera. Tampoco está conforme Marcelo Torres Cofiño, primer aspirante a la candidatura por la alcaldía de Torreón, porque sabe que esto que está haciendo Zermeño le perjudicara en campaña y en las urnas electorales.

De ser cierto que la esposa del alcalde Astrid Cásale tiene aspiraciones para suceder a su esposo, con esto, no tendrá mayores posibilidades y será el fin de la carrera de la pareja presidencial.

Así que si Elías Agüero es una santa paloma, usted amable lector y yo somos la Madre de Teresa de Calcuta y su hermana.

Cuando asegura Jorge Zermeño que con Elias Agüero ha avanzado la cultura en Torreón, desconoce que este nefasto funcionario desapareció los talleres culturales en Torreón, únicos espacios gratuitos y de cómodo acceso para el aprendizaje de actividades culturales entre la juventud y niñez. Solo le faltó decir que ahora Torreón es el Ateneo del Norte del país.

PODRÍA IR A LA CÁRCEL

Aunque para el alcalde Elías Agüero es un buen funcionario, la denuncia que tiene en su contra en la Fiscalía General del Estado, expediente 454-2020, por extorsión agravada, amenazas y ejercicio indebido de la función pública, podría llevarlo a la cárcel, su caso ya fue turnado a un juez de control, quien determinara si este caso se va a proceso y podría ser sentenciado y separado del cargo.

En el caso de la investigación que ya hace el SAT, también podría ir a la cárcel, ya que se trata de un delito federal que se paga con cárcel, aparte de ser retirado de su cargo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: