fbpx

Casi termina el alcalde Pérez su “castillo del amor” con dinero de los parrenses

*** Utiliza recursos del municipio y dinero proveniente de 800 “multas covid” para terminar su nido de amor antes que llegue la próxima navidad.-

*** Materiales utilizados fueron cargados a “obras sociales”, sobrantes terminaron en “centros culturales”.

*** Trabajadores del municipio y policías trabajan como peones y albañiles de la “obra magna del alcalde de Parras.-

Saltillo, Coah., 23 de abril 2020.- La pandemia del coronavirus no ha sido impedimento para que Ramiro Pérez, el alcalde de Parras, “eche toda la carne al asador” para terminar, antes que llegue el mes de diciembre, la residencia que construye para su pareja sentimental por la salida a Viesca y que podría alcanzar una inversión de 20 millones de pesos.

A la redacción de El Demócrata, algunos parrenses molestos por el actuar del edil, hicieron llegar una serie de fotografías donde se puede observar el avance en la construcción del “nido de amor” en el que se habrían invertido recursos municipales, estatales y federales, además de mano de obra de empleados del municipio, policías metidos a albañiles, bomberos vigilantes y dinero proveniente de las 800 multas que aplicó el edil a comerciantes y ciudadanos.

Desde el pasado mes de abril, se denunció el desvío del dinero público para la construcción de lo que entonces era una residencia y hoy es un castillo con algunas torres que le fueran agregadas en una serie de hechos delincuenciales mientras que en la ciudad se carece de servicios primarios, las calles despedazadas, llenas de baches, sin alumbrado público y sin recolección de basura son la cara que se muestra a los visitantes.

Pero eso no detiene la desmedida ambición de Pérez y su pareja sentimental que con salario de 50 mil pesos mensuales siguen inyectando fuertes sumas de dinero a esa propiedad, además de explotar a trabajadores municipales.

En esta obra, como se denunció con anterioridad, se encuentran laborando alrededor de 15 empleados del ayuntamiento, mismos que son “supervisados” por elementos del Cuerpo de Bomberos de Parras que se trasladan en camionetas y automóviles adquiridos hace algunos meses con el dinero de la tesorería municipal, sin importarles lo que piensen los ciudadanos, que prácticamente viven en penumbras.

El castillo del amor se encuentra ubicada sobre la calle Falcón, cerca de la carretera a Viesca, dentro de la colonia Galeras de Patria; terreno donde antes había una casita de adobe de dos cuartos, una cocina y un corral con gallinas y puercos, circundada con cerca de alambre de púas. Como cualquier casita de campo, se llegaba por una vereda porque ni siquiera había accesos para automóviles, cosa contraria a lo que sucede ahora donde ya hay camino pavimentado y estacionamiento para una veintena de automóviles.

Hasta ahora, se desconoce la cantidad de metros de terreno que tiene debido a que donde se hace la edificación hay una huerta de dimensiones considerables.

El castillo residencial, que está a punto de concluirse, tiene más de 2,000 metros de construcción por lo que, de acuerdo con precios actuales de obra, la inversión realizada en el lugar debe estar en el orden de los 20 millones de pesos, sin contar, el salón terraza de diversión, la bodega y la cava preparada para almacenar cientos de botellas de vino, además del valor del terreno en que se encuentra y los trabajos para instalar una moderna barda con instalaciones de seguridad de última tecnología.

La edificación cuenta además con una potente antena de alta frecuencia para interceptar señales de radio, telefonía e internet, que nadie sabe con qué objetivo se utiliza.

Antes de hacer las adecuaciones como los torreones, escaleras y corredores, el precio de 20 millones de pesos era considerando sólo la construcción moderna hecha con block, cemento y varilla; se calcula que Pérez requerirá de una cantidad de alrededor de 4 millones de pesos para terminar de instalar pisos, puertas, ventanas y decoraciones, sin incluir mobiliario.

Ahora, dando toques “maestros”, el alcalde más abusivo y ladrón que ha tenido Parras en toda su historia, contrató carpinteros, herreros, ventaneros, jardineros y otro tipo de trabajadores profesionales para dejar la casa en las mejores condiciones posibles para habitarla en diciembre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: