fbpx

La ruina de Parras empezó a construirse con Gerardo Gutiérrez

Por: J. Alfredo Reyes

Gerardo Gutiérrez Arriaga, exalcalde de Parras, suele decir de manera ostentosa que él es una máquina de hacer dinero, una prepotente expresión que nunca hemos escuchado de otros capitalistas como Carlos Slim o Alberto Bailleres, tampoco la escuchamos de empresarios locales de este pueblo mágico como lo fue el inolvidable “Panza fría”, don Alberto Evangelista, ni de su inefable sucesor transportista Evaristo Madero Marcos, un magnate que se junta con la plebe y que no suele hacer alarde de su riqueza.

Y es que esa máquina bruja de hacer dinero fue muy mezquina durante toda la vida de este exalcalde de Parras que nunca tuvo nada en la vida, porque la mentada maquinita empezó a funcionar una vez que tomó posesión del municipio, que llegó a presidir gracias al desinterés del gobernador en turno, un error que ha condenado a este pueblo mágico a 20 años de pésimos gobiernos.

Porque la ruina que hoy es Parras empezó a construirse en el régimen de Gutiérrez Arriaga, que dio el primer paso hacia la debacle al entregar el poder al Partido Acción Nacional, nada más y nada menos que a Evaristo Madero Marcos.

Por eso mismo Gerardo Gutiérrez Arriaga está rankeado como el “number one” del Top Ten de los peores alcaldes que ha tenido Parras de la Fuente, incluyendo a los sustitutos Francisco Martínez Padilla y Paulino González, y al de la nula calidad política, el “Coco” Dávila Peña.

Y podrán decir lo que quieran pero menos ignorar que antes de la “máquina de hacer dinero” los alcaldes de Parras eran gente moderada, ninguno entró siendo un desposeído y luego salió ostentándose como banquero, financiero y prestamista como Gutiérrez Arriaga, la más acabada versión del usurero Shylock, que es el personaje central del Mercader de Venecia.

Además de eso, Gutiérrez ha rebasado los límites del cinismo y el descaro al ostentarse como “colosista”, ya que su desmedida ambición por la riqueza y la usura anulan cualquier rasgo que pudiera tener o imitar de la grandeza de Luis Donaldo Colosio.

Y así como esta “máquina” gusta de la prosopopeya también es muy dado a la sorna, a burlarse  de los demás. Porque así se burló de la muerte del periodista Felipe Sánchez Luna que con justa razón lo criticaba en su gestión como alcalde de Parras. Asimismo Gutiérrez Arriaga calificó de corrupto a este columnista en su trabajo de atención a los campesinos en el Registro Agrario Nacional.

Seguro sabe algo y no lo ha publicado, que para eso existe el Foro de Vanguardia. Como aquí hoy señalamos que Gutiérrez Arriaga fue el director de egresos del exalcalde Ramón Oceguera y del tesorero Vicente Barreda en Ramos Arizpe. Asimismo fue asesor de Luis Ernesto Zamora, exalcalde de General Cepeda. Los dos primeros presos por peculado y el segundo inhabilitado por corrupción mientras la “máquina” sigue buscando a quién más asesorar.

A menos que siga asesorando al Auditor Superior del Estado, José Armando Plata Sandoval, revisando cuentas de municipios y dependencias públicas lo cual sería un caso más de nuestra absurda fiscalización.

¿Y los millones de IVA que no ingresaron por devolución a la tesorería de Parras al final del gobierno de Gutiérrez Arriaga?

Bueno, esa es otra historia de esa máquina loca de hacer billetes.

Y no todo es criticable en Gerardo Gutiérrez Arriaga, también hay que reconocer su instinto de superación personal. Casi de ser un analfabeta, ya de adulto se convirtió en contador público y abogado, como también alabamos que Evaristo Madero haya estudiado recientemente la educación primaria, que siempre será plausible la superación personal y la educación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: