fbpx

Denuncia exsenador campaña para esconder la corrupción del gobierno de la 4T

*** Están de locos las acusaciones contra panistas, son con fines políticos.

Ciudad de México, 13 de noviembre 2020.- El exsenador del PAN, Roberto Gil denunció que el gobierno federal utiliza el Caso Odebretch con fines políticos para debilitar a la oposición y negó la presunta conspiración entre legisladores de su partido y Emilio Lozoya. “Están siendo usados en un proceso político para afectar a la oposición y ensuciar la reputación de otros para desviar la atención de su propia corrupción”.

“Este asunto está utilizado políticamente. Ahora resulta que un grupo de panistas nos asociamos para cambiar a la constitución y entregarle el petróleo mexicano a Odebrecht; eso dice el razonamiento de  fiscalía, de verdad es de risa”, manifestó.

“Esto ya está de locos. Es un asunto que tiene que ver con una corrupción confesa del señor Emilio Lozoya, se está utilizando para crear una percepción de que el PAN, la alternancia, es el centro de esta ofensiva”, subrayó.

Durante una entrevista concedida al periodista  Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, retó a Froylán Gracia a demostrar que hubiese conversaciones entre ellos. “No lo conozco, nunca lo vi” y le exigió que presente una bitácora de Pemex del acceso a los edificios, en el que él hubiese ido a verlo.

Como se recordará, Froylán Gracia Galicia, coordinador Ejecutivo de la Dirección de Petróleos Mexicanos bajo el mando de Emilio Lozoya, aseguró que los panistas Francisco Javier Cabeza de Vaca, Roberto Gil, Ricardo Anaya y Felipe de Jesús Cantú pedían contratos de Pemex para algunas empresas.

“Ellos negociaban con Luis Videgaray la reforma energética y me hicieron saber en diversas ocasiones, charoleando o intimidándome con que le dirían a Videgaray que no los estábamos ayudando con los contratos para las empresas que controlaban o aquellas que les darían algo a cambio de ser beneficiadas”, declaró el pasado 9 de septiembre Gracia Galicia a la Fiscalía General de la República (FGR), de acuerdo con Reforma.

Ante la acusación, Roberto Gil aseguró que no conoce a Gracia Galicia y, por lo tanto, nunca se reunió con él, así que lo retó a probar lo contrario.

Además, aseguró que quien sí se reunió con Gracia Galicia fue Luis Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht en México. Así mismo, señaló que el exfuncionario cobraba hasta 5 millones de pesos por las citas en Pemex.

“Está probado, en Estados Unidos, que el señor Luis Meneses Weyll estuvo 179 veces en Pemex, de los cuales 15 estuvo con el señor Froylán. Hay denuncia, de 2016, de que el señor Froylán cobraba por la citas en Pemex entre 50 mil dólares y 5 millones de pesos”, subrayó.

De acuerdo con Roberto Gil,  Froylán Gracia, a quien le decían “el cabo suelto del señor Emilio Lozoya” porque cobraba los moches, rindió su testimonio ante la FGR “con el propósito de ensuciar la reputación y nombre de muchas personas”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: