fbpx

Es de caballeros

BAILE Y COCHINO

Por Horacio Cárdenas.-

De las últimas, y más importantes cosas que supimos de la Alianza Federalista, usted sabe, los diez estados que a través de sus gobernadores se han inconformado con el tratamiento que están recibiendo en materia económica, fiscal, sanitaria y hasta política de parte del gobierno de la República, está el asunto de la controversia constitucional que están interponiendo ante la Suprema Corte de Justicia, en concreto por el tema de la desaparición no solo de los 109 fideicomisos y fondos que administraba la federación para distribuir recursos económicos en los más diversos rubros, sino del dinero que contenían esos fondos.

Mucha gente podrá pensar que la Alianza Federalista se está poniendo con Sansón a los patines y trompones, pero esto no es exactamente así. Los gobernadores se lo han dicho al presidente Andrés Manuel López Obrador y sus representantes cada vez que hubo reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, pero también cada vez que en sus múltiples y repetidas giras por todo el país. Se lo dijeron a los diputados y senadores, de manera individual y colectiva, al acudir a las Cámaras correspondientes a abogar por el no recorte a los recursos que se entregan a los estados, y a respetar el funcionamiento de los fideicomisos que los proveían de partidas para la atención de problemas y programas que solo recibían dinero de allí.

Los discursos, los exhortos, los desplegados en medios, la controversia constitucional, todo está dentro de lo que vivir en una República democrática, representativa y federal permite, no se ha caído en ningún fuera de lugar, por lo menos de aquí para allá, porque de allá para acá, de la federación a los estados, las cosas son diferentes, y por más que el presidente más quejumbroso que ha tenido México en los últimos cien años diga que le han faltado al respeto los gobernadores, nomás no ha citado un solo caso de una sola situación en la que esto haya ocurrido.

Otra de las objeciones que se pone a la iniciativa de los mandatarios estatales es la de que no tiene ningún caso, apegándose al principio político de que palo dado ni dios lo quita, los gobernadores efectivamente tuvieron que esperar a que el Congreso de la Unión aprobara la miscelánea fiscal, específicamente lo tocante al presupuesto de egresos de la federación, donde aparece el recorte a la dotación de recursos para el año 2021, y ya no están los 109 fideicomisos y fondos, yéndose el dinero que contenían a parar a quien sabe exactamente dónde. Vamos a suponer que en estricto apego a la legalidad, a le ley, al pacto federal, los ministros de la suprema corte de justicia de la Nación declararan que es procedente la controversia interpuesta por la Alianza Federalista, y que el gobierno federal tiene que restituir los fideicomisos y reponer el dinero que se les está recortando a los estados, equivalente en promedio a un 9% de los recursos que recibieron todavía este año, más bien que debieron recibir, porque mucho del dinero ya asignado, comprometido y demás figuras burocráticas, en la práctica no llegó o si llegó se regresó a las arcas federales amparados en cualquier pretexto. En ese caso… ¿se imagina a los diputados federales volviendo a abrir el paquete del PEF, para reacomodar partidas para volver a las cosas como estaban?, por supuesto que eso está más allá de la capacidad del congreso, y menos si la tal sentencia sale ya muy pegada al obligado receso, a las vacaciones de fin de año, imperdonables para la casta política que gusta de disfrutar del poder, hasta en eso.

Hay otra consideración respecto de lo de la controversia constitucional de la Alianza Federalista, el presidente López Obrador, haciendo uso y abuso del poder que tiene, ha presionado no solo al poder legislativo para sacar un presupuesto a su gusto, también ha logrado a través de la quita de uno que otro ministro, la designación de afines, apretarles a los dineros que se otorgan al poder judicial, un control casi completo de la Suprema Corte, lo ha demostrado ya en varios asuntos como el de la mentada consulta popular con la que pretende linchar a los expresidentes, engendro de una mente que no sabe más que odiar, que no debió pasar por carecer de sustento jurídico, y sin embargo va, ahora con lo de los fideicomisos, será solo cuestión de trámite, claro, haciendo la piña de que hay una votación dividida, para terminar dándole la razón a los poderes ejecutivo y legislativo, que van juntos en la polla, y en contra de los gobernadores. Que la llevan de perder, seguro, lo saben, pero no pueden dejar de hacer lo que es correcto, y sentar el precedente.

Hay una frase que se atribuye a Jorge Luis Borges, usted lo recuerda, el escritor favorito de Vicente Fox Quesada que ni el nombre sabía pronunciar correctamente, decía Borges que es un asunto de caballeros defender las causas perdidas, pues las otras, las que no están perdidas, esas se defienden solas. Citando a un clásico tabasqueño contemporáneo, la frase viene como anillo al dedo a la situación actual. ¿Qué actitud podrían asumir los gobernadores aliancistas, en lo individual y como grupo?, lo más fácil sería sentarse con cara de compunción y verse mutuamente a los ojos para decir una y mil veces: ya nos fregaron, no queda otra cosa que hacer, y regresarse cada uno a su estado a, ni modo, reorganizar el proyecto de presupuesto estatal, ya contemplando la quita de lo que la federación gachamente le tumbó a las asignaciones y participaciones que se debían entregar. Pues no, se van por la difícil, por pelear una causa perdida.

Que será desgastante, que habrá que poner a trabajar a los abogados y asesores jurídicos en una estrategia en común, que recibirán presiones, que habrá amenazas, que les echarán encima, de hecho ya lo han hecho, a los radicales de la cuarta transformación, gente de habla violenta que no se para ante nada, pues sí, todo eso y mucho más. Pero vale la pena.

Vale la pena que la gente de ahorita y del futuro diga que hubo una intención del pueblo y gobierno de diez estados de no dejarse doblegar ni rendirse ante las decisiones y acciones arbitrarias de una facción que lo que quiere es implantar un gobierno totalitario. Cosas de caballeros, pase lo que pase y termine donde termine.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: