fbpx

La cena de negros morenistas, versión Saltillo

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas.-

Dice la leyenda negra, que cuando comenzó a amansarse el nebuloso movimiento político social conocido como Revolución Mexicana, en el país los partidos políticos se contaban por miles.

En el párrafo anterior hacemos varias aseveraciones que merecen una mínima aclaración, antes de entrar en materia. En primer lugar como Revolución Mexicana se conoce más un período histórico en la vida de México, que una sucesión de acciones que hubieran dado comienzo un día determinado y terminado otro, es más el nombre de revolución vino mucho después, cuando los historiadores se pusieron a tratar de entender lo que había ocurrido durante ese lapso de tiempo, a establecer una cronología de hechos, a buscar causas y consecuencias de cada uno de ellos, y en fin, a procurar hallar la cuadratura del círculo.

También decimos que comenzó a amansarse porque la revolufia tuvo sus momentos muy violentos y otros más sosegados, unos en los que privaron las acciones militares y otros en los que lo que campeó fue la política, tuvo su fase ideológica y diversos episodios de violencia vergonzante, y sí, en algún momento comenzó a mostrar cansancio, fue cuando los más poderosos del momento buscaron lo que se conoce como la institucionalización de la revolución, y es que entre otros desbarajustes, había los ya dichos partidos por miles, casi que cada general, coronel, mayor que anduvo en “la Bola”, quería quedar en la nata de la leche, y no en los asientos, cada quien quería su porción de poder, mientras más grande mejor. La institucionalización consistió en la fundación de un partido político que acogiera bajo sus amplias y pesada alas a todos los que quisieran sumarse, y a los que no… pasarlos por las armas, retórica o literalmente.

No hace demasiado tiempo de esto que le contamos, noventa años de la fundación por Plutarco Elías Calles del Partido Nacional Revolucionario, que efectivamente vino a poner las cosas en santa paz entre todos los que aspiraban a una posición de poder, el partido y sus sucesores era algo así como la oficina de elecciones del gobierno, y administraba con suficiente efectividad las dosis de poder que se le daban a cada quien, para qué, si no quedaban contentos, por lo menos se estaban quietos.

Esta anecdótica interpretación de la historia viene a cuento porque de un tiempo para acá, habiéndose perdido el férreo control del sistema sobre los políticos, de nueva cuenta se han exacerbado las ambiciones de poder, para lo cual, de nueva cuenta, nos encontramos con una explosión de partidos, de facciones, de tribus, al interior de aquellos, con lo que este momento no le pide nada a la locura que era la política hace un siglo. De lo que queremos comentar en esta ocasión, es la cena de negros en que está convertido el partido que no es partido, el movimiento que no deja moverse, MORENA, Movimiento de Regeneración Nacional, y para no irnos a lo grande por incomprensible, tratemos de analizar lo que ocurre aquí en corto, en Coahuila, y en su capital, donde el partido hechura visceral de Andrés Manuel López Obrador, con el que logró su sueño dorado de llegar a ser presidente de la República, da muestras de descomposición.

Bueno, algunos dirán que no puede descomponerse algo que nunca estuvo realmente integrado. MORENA como partido político, con todo lo que esto suele implicar, no existe en territorio coahuilense, pese a haberse llevado una buena cantidad de puestos de elección popular en la elección de junio del 2018, pero eso fue más bien porque los entonces aspirantes a diputados federales y senadores, iban a caballo del candidato presidencial López Obrador, por sí solos poco hubieran logrado entonces.

Para no volver a recorrer la penosa realidad de MORENA en Coahuila, estado en el que nadie puede decir que tenga una dirigencia constituida… porque a veces tiene dos y a veces tiene tres, y entre ellas quisieran y han intentado despellejarse vivos mutuamente, centrémonos en el momento actual y en la capital, donde sin mediar convocatoria, sin existir procedimiento autorizado estatal o nacionalmente, una de las cartas más fuertes del morenismo en la entidad, Santana Armando Guadiana Tijerina, se postuló para la candidatura a la presidencia municipal de Saltillo.

¿Con permiso de quien, amparado en qué, con qué programa de trabajo o credenciales se brincó las trancas?, con ninguno, por sus purititas pistolas Guadiana dio eso que llamó su segundo informe de trabajo legislativo, en lo que brillaba por su casi esquizofrénica actividad… y sus casi nulos resultados, porque sus progresistas ideas nomás no cuadran con lo que en MORENA y en Palacio Nacional barajan como proyecto de nación y cuarta transformación. Concluido el evento, Guadiana se destapó para la alcaldía saltillera, dando por un hecho que su partido lo respaldará, y nomás para meterle más presión al asunto, anunció que solicitaba licencia al senado de la República, con lo que remueve además la estructura de poder morenista en Coahuila.

Con Guadiana de candidato, precandidato porque no tiene nada en la bolsa todavía, queda vacante el escaño en el senado, que tendría que ser ocupado por Reyes Flores Hurtado, superdelegado del gobierno federal en la entidad y su suplente en la elección.

Con el acelerado destape de Guadiana se abren varias complicaciones que MORENA no tenía. Por un lado están felices de deshacerse del senador más conflictivo que tenían en su bancada en el senado, eso por el lado bueno, ¿pero de qué les sirve Reyes allá?, pues sí, para votar conforme se les ordene a los senadores morenistas, pero para poco más. Por otro lado, la movida de Guadiana le mueve el cuadro a las estrategias de la nueva dirigencia nacional del partido, esa que llegó por el “método de la encuesta”, y que la ha seguido utilizando con más o menos credibilidad para la selección de candidatos a gobernadores, donde ha habido los consabidos gritos y sombrerazos, pero medio han salido sin broncas, a excepción de en Guerrero, donde hubo que suspender el “proceso” porque de plano se pusieron violentos los morenistas. Bueno, pues según lo visto la estrategia no solo de la dirigencia de MORENA sino del presidente López Obrador, es que sean mujeres quienes sean designadas candidatas, al parecer esto también incluía a la alcaldía de Saltillo, donde se pretendía ungir a Rosario Jiménez, pero se les atravesó el atrabancado Guadiana, y quien sabe qué pase.

Por si fuera poco, acaba de aparecer una nota de lo más sospechosa, más les valdría habérsela guardado para nunca. Resulta que el Comité de Transparencia del Poder Judicial Federal tomó la decisión de reservar durante dos años cualquier información relativa a las denuncias y procesos en contra de los 18 superdelegados del gobierno federal que han sido señalados por malos manejos, desvíos, fraude, y quien sabe qué más. Ojo, en vez de resolver conforme a la ley que ellos administran… la reservan, lo que quiere decir que durante 24 meses no se moverá ni para adelante ni para atrás.

Por demás está decir que en la lista va en sitio de privilegio el superdelegado y casi senador por Coahuila Reyes Flores. ¿qué papelón es este? ¿llevarlo al senado para evadir responsabilidad y acción de la justicia?, ¿bloquear su llegada a la Cámara para que no se cubra del manto del fuero, que ya no existe para el presidente pero quien sabe para los de abajo? ¿y si no lo ponen a él, a quien, él es el que iba en la fórmula, y se supone que los morenistas cumplen con la ley?

Todo porque Guadiana quiere ser alcalde de Saltillo, y gobernador, y todo lo que se le ocurra que quiere ser en esta vida.

¿Se imagina si MORENA se va por su idea original y desprecia a Guadiana?, este es capaz de irse por otro partido o hacerse uno a su medida, es capaz de mandar a la goma el senado y la 4T, o seguirlo utilizando para zancadillearla, así las cosas en la cena navideña de MORENA en la capital de Coahuila, política revolucionaria, más bien cavernaria a más no poder.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: