fbpx

El avión que nunca salió de Bélgica

Po: Héctor Yunes.-

“El canciller Marcelo Ebrard ha interrumpido este martes (22 de diciembre) la conferencia matutina del presidente mexicano para dar ‘una buena noticia’, como la ha calificado Andrés Manuel López Obrador: las primeras vacunas de Pfizer, 1.4 millones de dosis han embarcado ya en Bélgica y llegarán a partir de este miércoles”.

La nota del diario español El País fue el prólogo de una historia fantástica sobre un avión que nunca salió de Bélgica y de vacunas que nunca se compraron por el gobierno de México. Hasta ahora no se había revelado el montaje.

La mañana del 23 de diciembre la novela morenista empezó a caerse a pedazos. Como si se tratara de recibir a héroes nacionales, el canciller Marcelo Ebrard, los secretarios de Hacienda, Arturo Herrera; de Salud, Jorge Alcocer, y los subsecretarios de Salud Hugo López-Gatell y de de Asuntos Multilaterales, Martha Delgado, convirtieron en frenesí la decepción nacional: el avión proveniente de Bélgica no traía 1.4 millones de dosis como se anunció en la víspera, sino sólo ¡3 mil dosis!

“Misión cumplida. Es el principio del fin de la pandemia”, dijo un eufórico Marcelo Ebrard en medio de los discursos oficiales, mientras los miembros del gabinete observaban con incredulidad el tímido y obsceno lote de vacunas para un país de 128 millones de habitantes.

Pero el irrefrenable optimismo morenista ejecutó un escape perfecto. “Este primer lote tiene como objetivo calibrar la cadena de frío necesaria para su almacenamiento, distribución y aplicación”, explicó la cancillería para justificar la llegada de un lote que cabría en un equipaje de mano pero que llegó en un Boeing 767-339 de la empresa de mensajería DHL.

La fábula morenista exhibió la segunda mentira. “A las 9:01 horas arribó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el avión que transportó desde Bélgica el cargamento de vacunas, convirtiendo a nuestro país en el primero en Latinoamérica que cuenta con los biológicos. Estarán bajo resguardo de las Fuerzas Armadas hasta su aplicación”, narraba la versión oficial.

Pero resulta que el avión nunca salió de Bélgica. La app flightradar24 –esta aplicación rastrea en tiempo real los aviones en todo el mundo y guarda un histórico de cada avión y los vuelos que ha hecho- puso al descubierto el gran timo del gobierno mexicano.

El avión de la empresa DHL con matrícula N371CM –el mismo que aparece en decenas de imágenes y videos difundidos por el gobierno como el acto heroico que habría de salvar millones de vidas- nunca estuvo en Bélgica. Tampoco hizo escala en Cincinnati como intentaron justificar las autoridades cuando la mentira empezó a descubrirse.

El 22 de diciembre, el día que el canciller mexicano anunció el embarque desde Bélgica, la nave en realidad se encontraba en vuelo en una ruta Miami-Panamá-San José-Miami para llegar a Cincinnati, desde donde despegaría el día 23 a las 6:05 de la mañana para llegar a la Ciudad de México a las 9:01, como se señala en la crónica oficial. El avión de DHL no despegó de Bélgica; en realidad, sólo realiza viajes dentro del continente. Es la razón por la que no pudo embarcar 1.4 millones de vacunas sino sólo 3 mil dosis de las que aún no se ha identificado su origen.

Una información que se volvió trending topic sugiere que el gobierno de México se presentó ante la OMS para acceder al mecanismo de asignación de vacunas para economías emergentes; esta iniciativa ha conseguido fondeo para 2 mil millones de vacunas. En consecuencia, México no habría comprado aún las vacunas contra el Covid y sólo estaba aplicando las que recibió regaladas como parte de la iniciativa Covax de las Naciones Unidas. La segunda teoría es que efectivamente se trataba de vacunas de prueba gratuitas como lo reconoció el propio canciller.

Ante el fracaso del plan de vacunación y la imposibilidad del gobierno de cumplir con sus propias metas en población objetivo, el Presidente confirmó el viernes pasado lo que su gobierno había negado sistemáticamente a través del propio Dr. Gatell apenas unas horas antes: los gobernadores y las empresas sí podrán comprar y aplicar las vacunas contra el Covid-19.

¿Qué hizo cambiar de opinión al Presidente? El peor día de la pandemia. Un día antes, el jueves 21 de enero se registraron las cifras más altas desde el inicio del brote de Covid-19 con ¡22 mil 339 nuevos contagios y 1,803 muertes en las últimas 24 horas! Es decir, cada minuto están muriendo 1.2 y se contagian 15.5 mexicanos.

Puso como condición que las empresas y gobiernos locales anexen a la solicitud de compra el contrato de adquisición de las vacunas, la cantidad, el costo y el nombre de las farmacéuticas, y a quiénes la van a aplicar. Paradójicamente, está pidiendo a gobiernos locales y empresas exactamente la misma información que su gobierno ordenó reservar por cinco años.

El manejo criminal que ha hecho la 4T de la pandemia, y ahora de la vacunación, tendrá que salir a la luz.

Héctor Yunes, Diputado federal del PRI, @HectorYunes (Con información del Diario de Xalapa)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: