fbpx

La Dra. Betancourt, ejemplo de lucha para salvar a pacientes covid en el «Piso de la Esperanza»

  • Fabiola Miriam Betancourt Ortega se ofreció como voluntaria para atender a pacientes en primera línea
  • Con gran entusiasmo y entrega compagina sus actividades familiares y laborales

Monclova, Coah., 07 de marzo 2021.- La vocación, amor y pasión por su carrera profesional llevó a la especialista en medicina de rehabilitación, Fabiola Miriam Betancourt Ortega, a ofrecerse como voluntaria del primer Equipo de Respuesta COVID en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Coahuila.

A un año de la aparición de los primeros casos de coronavirus, la doctora Betancourt, como la conocen en el nosocomio, afirmó que sigue en primera fila y labora con gran esmero.

“Era momento de salvar vidas y ayudar a la gente”, expresó la también esposa y madre de familia que a diario lucha por sacar adelante sus actividades familiares y laborales.

Levantarse de madrugada, realizar actividades propias del hogar y posteriormente dirigirse al “Piso de la Esperanza” del hospital COVID, donde su jornada empieza a las 07:00 horas y termina por la tarde, es parte de su agenda.

Su labor diaria es hacer tomas de gasometría para conocer las cantidades y saturación de oxígeno en los pacientes, aplicar sus conocimientos de rehabilitación y dar información a los familiares.

Compartió que en el área de atención cada integrante de los equipos es valioso y corren los mismos riesgos, desde un doctor, una enfermera, un nutricionista, un camillero, hasta los encargados del servicio de Limpieza e Higiene.

“AMO AYUDAR A LOS PACIENTES”

Aunque también se desempeña como empresaria en dos negocios familiares, argumentó que sus experiencias más satisfactorias las ha vivido en el Seguro Social.

Enfatizó que ayudar a personas con capacidades diferentes es gratificante, algo que hizo durante los últimos 20 años.

En lo que respecta al área COVID, el egreso de pacientes que sobreviven a una intubación les causa júbilo y los alienta a seguir en la lucha contra el coronavirus.

Recordó con gran cariño a una paciente que cantaba canciones rancheras, tenía muy buena actitud e inclusive, en una ocasión, la grabaron con un celular para evidenciar el suceso.

CUMPLE MISIÓN COMO MÉDICO

Betancourt Ortega, nació el 9 de abril de 1971 en la ciudad de Durango y decidió estudiar medicina como su hermana; gracias a ella conoció la terapia física y a los 28 años, recién egresada de esta especialidad, emigró a Monclova, donde le ofrecieron una base en el HGZ No. 7.

También reveló que como creyente en Dios, en una oración le pidió que le guiara el camino para ayudar a más personas y al presentarse esta oportunidad se consideró privilegiada.

Confesó que pese a estar expuesta a pacientes con el virus del SARS-CoV-2, no se ha contagiado, nunca ha presentado síntomas, algo por lo que también se siente afortunada.

La emergencia sanitaria marca un antes y un después en la vida de todos, en el caso de los profesionales de salud, los volvió más empáticos y humanitarios.

El valor de la familia, la salud y la vida, son ahora más significativos. Ser humildes y agradecidos, es importante, consideró.

“Quiero felicitar a todas las mujeres de la Familia IMSS de todas las categorías, porque hacen un gran esfuerzo, desempeñan roles de madres y trabajan con gran valor y compromiso social”, finalizó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: