fbpx

Niños y niñas, COVID-19 y la gran amenaza ante el silencio del gobierno

“El objetivo del concepto de interés superior del niño es garantizar el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos reconocidos por la Convención y el desarrollo holístico del niño.”

Comité de los Derechos del Niño.

PALCO DE DERECHOS

Imagen de Annie Spratt en Pixabay

Por: Fernando Mendoza Elvira.-

Cuando llama uno al pediatra de tu hijo por la consulta de un síntoma, al parecer trivial, por los que indica ser un ganglio inflamado en la región del cuello, y el médico de tu confianza responde que acudas presencialmente para revisarlo y descartar la posibilidad de síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C, por sus siglas en inglés), que es una afección grave aparentemente relacionada con la enfermedad por coronavirus COVID-19.

Hemos estado teniendo varios casos y ahora con la reapertura de las escuelas esperamos que se incrementen, dijo el galeno como si fuera algo del dominio público. Ya habíamos aquí denunciado las carencias de la Política Nacional de Vacunación del gobierno López Obradorista el cual fue diseñado sin atender las recomendaciones de organismos internacionales, tales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y que atiende  en su versión original prácticamente sólo al criterio de grupos de edad para la priorización de la vacunación, privilegiando solamente al personal de atención a la salud, en la normativa, y a los de primera línea de atención a la COVID-19 en la práctica. La exclusión de personas con discapacidad, grupos vulnerables y, por supuesto niños y niñas, en dicha Política Nacional, es una grave omisión.

Si bien la Política Nacional en su versión 5.0 ya incluyó ¡en la cuarta etapa! a personas con discapacidades que incrementan su nivel de riesgo, por lo que hace a la infancia establece: “Hasta el momento, ninguna de las vacunas disponibles en México puede ser utilizadas en personas menores de 16 años, por lo que aún no se contempla una etapa específica para esta población en condición de vulnerabilidad, pues se trata de niñas, niños y adolescentes”; como diría López-Gatell, y tan-tan.

La infancia, en el mundo entero, se encuentra en la última fila para la vacunación contra la COVID19, a pesar de llamados como los de la Academia Americana de Pediatría que ha estado insistiendo en la necesidad imperante de contar con la vacuna disponible para la niñez. Lo anterior ha sido así por razones de distinta índole, algunas de carácter de bioética -la no realización de pruebas en niños-, e incluso por estrategia al considerar que el rango de edad de la infancia presenta menos riesgo, como menciona la periodista científica australiana, Bianca Niogrady al documentar que los niños representan el 13% de los casos de contagio de SARS-CoV-2 reportados en los Estados Unidos, alrededor del 3% de las personas hospitalizadas por esa causa, y menos del 0.21% de las muertes por la COVID19.

No obstante, para el especialista en enfermedades infecciosas pediátricas e investigador de vacunas en la Universidad de Wisconsin–Madison, James Conway, esas cifras podrían ser aún más bajas. Citado por Ewen Callaway en la Revista Nature, Conway asegura que niños que han experimentado incluso las infecciones leves por COVID19 pueden desarrollar posteriormente una condición a veces mortal llamada síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C). “Estoy cansado de ver niños enfermos, quiero verlos ya protegidos «, afirma el médico.

El MIS-C presenta como síntomas: fiebre que dura más de 24 horas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, sarpullido, cansancio inusual, latidos rápidos del corazón, respiración acelerada, ojos rojos, enrojecimiento o hinchazón de los labios y la lengua, enrojecimiento o hinchazón en las manos o los pies, dolor de cabeza, mareos o aturdimiento, y agrandamiento de los ganglios linfáticos.

No todos los niñas y niñas presentan los mismos síntomas, por lo cual es fundamental que padres, madres y cuidadores de niños y niñas estemos muy atentos y contar con información pues la dilación en la atención y no contar con un diagnóstico temprano y un manejo y tratamiento adecuados, el síndrome puede provocar problemas graves en órganos vitales, como el corazón, los pulmones o los riñones; ocasionar incluso secuelas permanentes y eventualmente la muerte.

Al respecto, López-Gatell, encargado de la atención a la pandemia en nuestro país, como es su costumbre, ha minimizado el riesgo al que se encuentran niños y niñas: “No es prácticamente por el virus, sino es un proceso inflamatorio del propio organismo que condiciona esto. Para tranquilidad de los padres es extremadamente raro que lo veamos, es posible que veamos algunos casos, sí es posible, pero hay que estar alertas en este sentido” mencionó el Director General de Coordinación de Hospitales Regionales de Alta Especialidad en la conferencia organizada por López-Gatell. No es de extrañar la ligereza del funcionario del gobierno que tan mediocre desempeño ha tenido y que es responsable del exceso de muertes que ha habido en nuestro país por todas las deficiencias en las políticas públicas.

El gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación apenas anunció el pasado 21 de mayo de 2021, en el Boletín conjunto No. 278, las autoridades federales anunciaron que “trabajan en avance en vacunación y aplicación de medidas sanitarias para el regreso a clases”. Para ello, se incluyó de última hora al personal docente como grupo prioritario a ser vacunado, inmediatamente después de los adultos mayores de 60 años.

El comunicado afirma que “la secretaria de Educación Pública informó que ya se vacunó al 80 por ciento de las 2 millones 915 mil 546 personas que integran al sector educativo de escuelas públicas y privadas en todo el país, quedando pendientes los estados de Chihuahua y Puebla, donde iniciará la vacunación docente la próxima semana”.  Con esa base, se ha anunciado el regreso a las clases presenciales. Docentes vacunados, y ¿niños y niñas?, y ¿el interés superior de la infancia?

La Constitución Política en su artículo 4º mandata al Estado para que en todas sus decisiones y actuaciones, cumpla con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Agrega que los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio debe guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez.

Tomando en cuenta la transversalidad de los derechos, es innegable que de nada sirve procurar el derecho a la educación mediante clases presenciales si no se garantizan el goce de los demás derechos, incluyendo por supuesto el de la salud. El Estado mexicano desatiende una obligación constitucional y convencional.

Ante la proximidad del proceso electoral del 6 de junio este año y la importancia para el presidente López Obrador de obtener la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, es que le urge dar muestras de que el país se recupera de los efectos de la pandemia y el regreso a clases presenciales. El grupo magisterial además le representa un sector político electoralmente estratégico; sin embargo, ello no justifica guardar un asesino silencio ante el peligro que representa para niños y niñas aumentar la socialización y ser expuestos a la grave amenaza de poder ser afectados por el síndrome MIS-C, especialmente ante la ausencia de vacunas.

Va desde este espacio un llamado a la cordura al presidente, y un exhorto a la sociedad civil a resistir a la medida y oponernos a la exposición de niños y niñas. ¡Basta de seguir causando tanto daño!

Un comentario sobre “Niños y niñas, COVID-19 y la gran amenaza ante el silencio del gobierno

Agrega el tuyo

  1. Mil gracias Fernando por tan atinado planteamiento, es una pena que la gente por desinformación y hartazgo estén exponiendo a sus hijos sin ver más alla´de sus narices. Pues no solo es el gobierno el responsable, también los ciudadanos que permitimos que se lleven a cabo una decisión de esta categoría y que «inocentemente» confiamos en el dichoso «semáforo verde»……

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: