fbpx

En dos años, el alcalde Pérez convirtió su ‘madriguera’ en mansión

Por: La redacción.-

Parras, Coah., 27 julio 2021.- Mientras Parras se cae a pedazos, la casa del alcalde Pérez se encuentra aún siendo remodelada por cuadrillas de empleados municipales que, durante más de dos años, han trabajado sin parar en la encomienda de embellecer esta madriguera de la corrupción.

La casa de su humilde niñez, que por años se mostró derruida, abandonada y triste, pasó a convertirse en sólo dos años en una de las propiedades más lujosas de la ciudad.

La vivienda del alcalde Pérez, ubicada en la calle Allende frente a la calle 02 de abril, fue remodelada con recursos públicos a costos millonarios, pues pasó de ser una modesta casa de principios de siglo, deteriorada y casi en ruinas… a una moderna construcción de lujo, con fachada tipo colonial adornada con enormes puertas y ventanas de acero forjado y madera fina.

Uno de los cambios que se notan a simple vista, fue el cambio de las típicas pequeñas ventanas incrustadas en la pared, a ventanas con barandal, simulando balcones de casas clásicas de los años de 1940.

Además, las puertas que antes eran metálicas, ahora se convirtieron a puertas de madera de cedro, adornadas con incrustaciones de hierro forjado en la madera y rodeada con remates de carpintería en el umbral. En la cochera, se retiró una puerta de acero oxidada y descuadrada, por una elegante puerta de forja y tablones de madera.

De manera que esta casa que fue modificada al gusto del alcalde, con esos cambios en la fachada, puertas y ventanas, no solamente incrementa su costo en el mercado, sino que además fue la obra más cara que los parrenses tuvieron que pagar en esta administración municipal.

Los parrenses, al votar por la oposición, anhelaron una mayor inversión pública que hiciera lucir a la ciudad de manera diferente, que se hiciera notar un cambio verdadero, no solo de partido sino de administración. Sin embargo, el cambio solamente se vio en la ‘Madriguera’ y en el ‘Castillo del Amor’, con trabajadores municipales que, a cambio del mismo sueldo financiado por el erario, son obligados a construirle a estos funcionarios públicos sus caprichos y ocurrencias arquitectónicas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: