fbpx

Atiende IMSS con terapia de calidad a pacientes con parálisis facial periférica

• Se trata de una emergencia médica que debe recibir atención inmediata
• Entre más pronto se atienda existen mayores posibilidades de recuperación

Saltillo, Coah., 26 de Enero 2022.- La parálisis facial periférica se caracteriza con la pérdida de la expresión facial completa o incompleta de un lado de la cara con dificultad para realizar movimientos faciales. Su manejo debe ser inmediato para evitar asimetrías en el rostro y/o afectación en otros órganos como la vista o el oído.

El especialista en Medicina Física y Rehabilitación de la UMF/UMAA No. 89 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Coahuila, Saúl Segovia López, explicó que a los pacientes se les aplica un interrogatorio para averiguar sobre el tiempo de inicio de los síntomas, si manifiestan hipersensibilidad auditiva o dolor alrededor del oído, irritación y/o resequedad ocular, intolerancia a la luz por la molestia o dolor que produce (fotofobia), así como alteraciones en el gusto –percepción de sabor rancio, metálico o salado-. Adicionalmente se les realiza una valoración de la sensibilidad de los músculos de la cara, para determinar el tratamiento a seguir, que puede consistir en un programa de terapia física personalizada.

Su manejo se plantea con un enfoque multidisciplinario y una estrategia basada en las necesidades individuales de cada paciente. En algunos casos, podría ser tratado con medios físicos como electroterapia, ultrasonido o láser. Entre más pronto se atienda y revierta, más posibilidades habrá de una recuperación total.

Por lo general, el paciente refiere durante la consulta debilidad o pérdida total del movimiento muscular voluntario de un lado del rostro; imposibilidad para cerrar alguno o los dos ojos y/o de mover la boca, dificultad para masticar o alteración del olfato y del gusto; así como sensación de adormecimiento y malestar en la mitad de la cara.

Hay pacientes que presentan una repercusión anímica y tienden a deprimirse, su imagen corporal y autoestima cambia, hay angustia, situaciones de dificultad en el trabajo, familia, su entorno y en la calidad de vida.

La recomendación para quien sufre una parálisis es seguir las indicaciones de su médico tratante y mantener la disciplina y constancia para hacer los ejercicios faciales, cuidados del ojo, así como el control de las enfermedades que tenga de base, para que, de acuerdo con su evolución, se reintegre a sus actividades cotidianas en el hogar y el trabajo.

Los factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad son diabetes, obesidad, hipertensión arterial e infección de las vías aéreas superiores.

Entre las medidas preventivas se recomienda realizar actividad física con ejercicios moderados, como caminar, procurar una alimentación adecuada, control de hipertensión arterial, diabetes mellitus, o cualquier enfermedad crónica, aprender a manejar el estrés físico y psicológico, utilizar bufandas (sobre todo las personas mayores) y evitar los cambios bruscos de temperatura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: