fbpx

Guadiana… Un retrato más

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas.-

De Armando Guadiana Tijerina la mejor definición, que se da él mismo, aunque quizá desconozca, o tal vez no, la acepción más aceptada, es la de que se trata “de un hombre que se hizo solo”. En efecto, el hoy senador de la república por el Movimiento de Regeneración Nacional, y aspirante a candidato a la gubernatura del estado de Coahuila, es alguien que se construyó a sí mismo desde abajo, a lo mejor no desde la más profunda pobreza, pero sí de una situación económica y social bastante modesta, llegó aprovechando las oportunidades que le salieron al paso, y otras a las que le metió zancadilla, más que en un próspero empresario de las minería del carbón, en un cacique con influencia en todo aquello que pudiera representarle una ventaja o una ganancia.

Dicen que el que gana no es siempre el que nunca se equivoca, sino el que se equivoca menos, y el que habiéndose equivocado no se da por vencido y capitaliza las enseñanzas, para que la siguiente ocasión que se presente, el fracaso se convierta en éxito. Esto no lo logra cualquiera, más bien son pocos los que se apegan a esta filosofía de vida, la gran mayoría se da por vencida a las primeras de cambio, a los primeros trancazos abandona sus ambiciones, y se vuelve más parsimonioso, no son cómo la mula que hicieron arisca a punta de patadas, sino la otra que se deja vencer por las adversidades.

El caso de Guadiana es diferente, si hasta parece que anda a la caza de situaciones límite, en las cuales es más probable que le vaya mal a que le vaya bien, y de todos modos se avienta. Como es obvio, algunas salen a su gusto y otras no, así hizo su fortuna, pero como que a últimas fechas ha estado perdiendo el olfato para seleccionar lo que le conviene de lo que no le conviene.

Nomás en esta última semana, ¿qué necesidad tenía Armando Guadiana de presumir a la perrada que lo sigue en las redes sociales, de que andaba en el super bowl vestido con su tradicional guaripa de lujo, su no tan tradicional camisita color rosa pastel, y en esta ocasión, acompañado de su hijo, a quien, este sí, pocas veces exhibe como orgullo de su nepotismo, no político pero sí empresarial?

Sí, es cierto, Guadiana dice que es súper aficionado al fútbol americano, puede ser que sí, puede ser que a lo mejor, pero a lo que sí es fanático es de mostrarse asistiendo al súper tazón de cada año, algo que no cualquiera se puede permitir, por razones de dinero o por razones de trabajo o de cualquier otro tipo, hasta la casualidad, pero no es el caso de Guadiana, quien presume que cual si de peregrinación a la Villa de Guadalupe se tratara, él acude religiosamente desde hace tres décadas a la fiesta máxima del seudo deporte de las tacleadas, un evento más de ricos que estrictamente de aficionados.

Ah porque está bien claro que entre boletos de entrada, traslados, hospedaje, festejos, compritas, y demás, la presencia de un fanático en el partido estelar, es más que improbable en el transcurso de una vida, ¿y hacerlo cada año?, es más de lo que el 0.1% de la población podría permitirse. ¿pero para qué es el huevo si no es para cacarearlo?, dijo la gallina, y desde que existen las redes sociales Armando Guadiana gusta de informar a sus seguidores lo bien que se lo está pasando, en tanto los otros, pues habrá quienes estén en un bar a todo lujo, en la sala de su casa con sus cuates, en su cuarto con una televisioncita que apenas se ve, así que el sentimiento que despierta Guadiana entre sus querendones es de envidia, y no de la buena por él, sino de la mala, y ojalá de un balonazo le abollen la guaripa.

Eso por un lado, por el otro, y seguramente mucho más importante en lo social, lo económico y lo político, está el asunto del ya próximo, casi, casi, inicio de las operaciones para el rescate de los restos de los mineros fallecidos en la mina de Pasta de Conchos, asunto del cual el líder máximo de MORENA y presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, ha dicho estar interesado, y más que interesado, haberse comprometido con las viudas y los deudos para emprender el rescate de los cuerpos, y no cejar en el esfuerzo hasta dar con ellos y entregarlos a sus familiares para que les den cristiana sepultura.

Los trabajos, como todo el mundo lo sabe, debieron comenzar, si hubiera ganas de cumplir con las promesas, el mismo día primero de diciembre del año 2018, en que tomó posesión del poder ejecutivo, no se pudo ese día, ni el siguiente tampoco, ni los siguientes mil tampoco, pero a toda capillita le toca su fiestecita, y según esto,  luego de la asignación directa del contrato por parte de la Comisión Federal de Electricidad a una empresa, este lunes pasado, para más señas, día del amor y la amistad, día se San Valentín, santo patrono de la República Amorosa y la Cuarta Transformación, debieron dar inicio los trabajos para la excavación de las primeras rampas en la zona de la mina.

No ocurrió, según los reportes llegados desde el sitio, pues no, no se apreció la llegada de maquinaria pesada, tampoco actividad de ingenieros haciendo mediciones del terreno o chalanes marcando el trazo que habrá de seguir el equipo de excavación y desalojo de material que vayan extrayendo. Nada. No se apersonó nadie de parte de la CFE, ni de la 4T federal o de eso que llaman super delegación, nadie. Quizá en el rato que estamos tecleando estas líneas ya se haya desatado un mar de actividad, anden ya los bulldozers, los volteos gigantescos, las manos de chango inmensas, montadas sobre orugas, arrancando la tierra y la capa superficial de carbón, pero lo dudamos.

Y entre que lo dudamos se nos ocurre preguntarnos ¿y bueno, por qué siendo de allá mismo, siendo político, siendo empresario minero pero con sentido social como presumen los billetudos metidos a políticos morenistas, por qué Armando Guadiana no ha hecho suya la bandera del rescate de los restos de los mineros?, era para que en vez de monearse en el Super Tazón, Guadiana se moneara con casco, botas de trabajo allí donde será el centro de atención política y emocional, al cumplirse la promesa del presidente López Obrador con las familias mineras de la Región Carbonífera?

Bueno, seguro es porque la gente de la Familia Pasta de Conchos no lo soporta, lo ven como parte del problema y no de la solución, eso para empezar, pero él como morenista, como senador de la región, era para que estuviera como invitado de honor en la fiesta ¿o es que sabe que no hay, que no habrá fiesta?, a Guadiana nunca le ha importado ser visto más como un cadillo de la 4T y del senado de la República que como un activo de MORENA, pues sí, pero acá es donde podría sacar raja política para su pretendida campaña por la gubernatura de Coahuila, y no, no se ha dejado ver.

A lo mejor en la gira del presidente este fin de semana, se descuelga por Ramos Arizpe o por la frontera, a lo mejor se quedó en Estados Unidos para unas compritas de última hora, a lo mejor lo que guste y mande, pero lo cierto es que, en Guadiana tenemos los coahuilenses un ejemplo de lo más acabado del político al que la gente, su gente, la que lo hizo rico y la que busca gobernar, le vale un reverendo cacahuate.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: