fbpx

Durango se calienta; la lucha entre Vitela y Villegas por la gubernatura tendrá un final de película

La contienda por la gubernatura de Durango comenzó con poco entusiasmo, pero en la recta final los punteros arreciaron sus ataques ante la cercanía en las preferencias electorales.

Durango, Dgo., 30 de mayo 2022.- Las campañas para la elección a gobernador en Durango tomaron ‘color’ en la recta final, debido a que se rompió el “pacto de civilidad” no escrito que había entre Marina Vitela Rodríguez, candidata de “Juntos Haremos Historia” (Morena-Partido del Trabajo-Partido Verde y Redes Sociales Progresistas) y Esteban Villegas Villarreal, abanderado de “Va por Durango” (Partido Acción Nacional-Partido Revolucionario Institucional-Partido de la Revolución Democrática), los dos candidatos punteros según las encuestas.

Los estudios de preferencias muestran que lo que antes era una contienda segura para Morena con Marina Vitela, actualmente es una disputa cerrada de menos de 5 puntos con Esteban Villegas, con uno y otro como puntero, dependiendo el estudio.

Marina Vitela y Esteban Villegas comparten una larga historia de amistad que empezó en el sector salud, cuando la enfermera y el médico cirujano se conocieron a principios de la década del 2000 e impulsaron su carrera política al grado de llegar a ser el Presidente y Secretaria general del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el mismo periodo (2009-2013).

Esa historia de amistad había permitido que, aunque dejaron de frecuentarse, no se agredieran directamente en público. Así fue gran parte de la campaña, hasta que una nota publicada en el periódico El Universal -el pasado 17 de mayo- en la que se denunciaban presuntos negocios irregulares de uno de los hijos de la candidata de Morena, provocó que dicho pacto terminara y arreciaran los señalamientos.

La primera mitad de las campañas para la gubernatura en Durango no lograron atraer la atención del electorado. Si bien es cierto que los candidatos informaron diariamente sobre reuniones con diversos sectores de la sociedad civil para dar a conocer sus propuestas, la mayor parte de la ciudadanía se mostraba indiferente al proceso electoral, un desinterés que se vio reflejado en la pasada Revocación de Mandato, pues Durango fue de los estados con menor participación ciudadana con apenas un 10.8 por ciento (la media nacional fue de 16.7%).

Debido a los problemas económicos que atraviesa Durango, los tres candidatos a la gubernatura tampoco habían podido realizar propuestas atractivas para el electorado, sabiendo que quien gane la elección tendrá una tarea complicada para estabilizar las finanzas estatales en los próximos seis años.

Además, las restricciones que aún se mantienen en Durango por la pandemia de Covid-19, habían obligado a que no se vieran los eventos masivos de otros años, en los que los partidos políticos presumían su “músculo” al convocar a miles de personas para los arranques de campaña, obligando a los candidatos a que en este proceso electoral realizaran pequeñas concentraciones de personas en espacios abiertos y bien ventilados.

(Jorge Pérez Arellano Romero/Expansión)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: