fbpx

Las pende…s de Jericó

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas.-

Dicen que decía José de las Fuentes Rodríguez que el secreto para tener éxito en política era muy fácil, consistía en subirse al templete, decir dos o tres pendejadas bien dichas, y bajarse entre los aplausos de la concurrencia, eso y nada más.

Claro que de lo que estaba hablando el célebremente triste Diablo De las Fuentes era de la política como se hacía en México en la época en la que fue rector, senador y gobernador del estado de Coahuila… que a nadie debe sorprender que sea exactamente la misma manera en que se sigue haciendo política en estos tiempos que corren, porque de lo que estamos hablando no es de personas, ni de partidos, ni de terceras o cuartas transformaciones de tercera o de cuarta, estamos hablando de la idiosincrasia de un pueblo, de quienes utilizan la política para gobernarlo, no siempre de la manera más legal y honrada, y sí, muchas ocasiones abusando de la abulia, que no de la incultura de la gente, que no les cree nada a los políticos, no de ahorita, sino más o menos desde que Acamapichtli fue electo democráticamente primer huey tlatoani de los mexicas, pero a tanto llega el repelús del pueblo de las cosas de gobierno, que a cambio de que lo dejen en paz los dejan hacer y deshacer.

No de balde es aquella apreciación convertida en frase hecha, de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, y así como en su momento tuvimos a algunos políticos entre jocosos y cínicos como gobernantes, el mismo Demonio, José López Portillo, Óscar Flores Tapia, también nos han tocado otros que se toman demasiado en serio, pero no todo lo que deberían, porque se toman muy a pecho sus ambiciones, pero no su capacidad para cumplirlas.

A lo mejor José de las Fuentes se empecinó en llegar a ser gobernador del estado, a lo mejor le cayó en las manos como también ha ocurrido aquí y en otros lados, que se sacan el premio mayor de la rifa sin haber comprado boleto, a lo mejor se lo trazó como una carrera siempre ascendente, sabiendo conjugar los tres verbos, únicos, de la política a la mexicana, en progresión: sumar, sumarse, y sumirse.

Las referencias históricas vienen a cuento porque en la escena política estatal se haya en este momento un conjunto de políticos a cual más disímbolos entre sí, los hay folclóricos a más no poder, dignos de la vieja escuela, como Armando Guadiana Tijerina, con sus desplantes de vestirse de Super Mario, de bailotear como Disc Jockey en una disco, y una larga serie de frases deleitosas que nos recuerdan la justa dimensión de la política, su falta de seriedad, pero están otros que andan en política con cara de tabla y buscando a quién rajársela porque, a lo mejor por su posición actual, o simplemente porque ellos “así son”, andan de buscapleitos, es el caso de Ricardo Mejía Berdeja, a quien nada más le falta acompañar su discurso peleonero esgrimiendo un bastón PR-24, o lo que usen los policías federales para dar abrazos, no macanazos, y conste que esto sí lo permite el presidente López Obrador a sus huestes.

Del mismo lado amargoso de Mejía Berdeja, nos topamos con Jericó Abramo, quien no anda enojado tras la candidatura del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura del estado, sino que anda furioso.

Si Jericó fuera el político maduro que presume ser, podría hacer como el Diablo de las Fuentes, decir las consabidas dos tres pendejadas bien dichas, y con eso construir una candidatura, déjese de ganadora, imbatible, pero no, el buenazo muchachón, mal imitador de quien lo hizo y procuró, Humberto Moreira, prende la cámara del celular en el instante en que se siente inspirado, y se pone a decir pendejadas… pero no de esas que le alegran la vida a los posibles electores, que le arrancan una risotada a los entendidos y una media sonrisa a los que sienten que no la están pescando, pendejadas que logran el objetivo de congraciar al que habla con los que escuchan, sino todo lo contrario: el mensaje bravucón, pendenciero, pandilleril, cuando que en este mugre Saltillo chismoso, todo el mundo recuerda y es de esas cosas que se van pasando de generación en degeneración, que a Jericó le pegaban en la escuela,  e iba a… pero mejor aquí le cortamos, recordando la imperdible frase de “El Pitarreo” Lalo Aguirre, no digo más porque soy un caballero.

Desde la comodidad de su lujosa camioneta, y evidenciando que es de esos políticos que traen dos celulares, uno para grabarse y el otro para mostrar lo que quiere mostrar, titula su “post” en Facebook: Aquí mi respuesta sobre las Fake News que promueven los de la cúpula Manolista, ya de por allí:  Jericó está obsesionado por la palabra y a lo mejor también con el concepto de cúpula, ¿cuántas de estas estructuras tendrá en su casa o casas? todavía la semana pasada hablaba de una cúpula priísta y que esta era comandada por el que también todavía reconocía como primer priísta del estado Miguel Riquelme Solís, ahora ya no hay esa cúpula, es la cúpula Manolista… como queriendo insertarse entre los políticos mexicanos que inventan palabras, Fox con su apanicarse o sus ambos cuatro, Creel con su sospechosismo, ahora ya, según Jericó hay una cúpula manolista ¿será con mayúscula o minúscula? (Help Jericó!), lo que también ya da pie a que exista un manolismo como corriente política y hasta ideológica, como el salinismo, el montemayorismo o el lopezobradorismo ¿cómo llamaríamos a un hipotético movimiento a su favor, Jeriquismo, Yeriquismo, Abramismo?, mejor que eso lo decida un experto mercadólogo o turistólogo como él mismo.

Comienza su video Jericó acusando que Manolo Jiménez paga páginas piratas… ¡ah caray!, en sus largos años de político habrá aprendido que para decir esas cosas hay que tener los pelos de la burra en la mano, o en su defecto, las facturas de esos pagos, de preferencia factura electrónica autorizada por el SAT, si no, es una acusación al aire de lo más irresponsable, indigna del político y eventual gobernante que quiere ser, esa podría ser la primer pendejada, luego siguen muchas más. La que se nos hace más curiosa de todas es donde dice Jericó que él está aquí, en el PRI, dando la cara, y dando cátedra de cómo “podemos recuperar Coahuila”, por supuesto “con humildad”, faltaba más… y nosotros preguntamos ¿cuándo perdió el PRI Coahuila, que necesita un paladín que como oferta de campaña baila con los chavos en las calles?, conservar quizá, ¿pero recuperar?… luego dice que a Manolo le falta formación ¿lo dice el que estudió administración turística porque el cráneo no le dio ni siquiera para ser contador, que presume de “preparado”?, si lo pasaron de caridad en la UANE, caridad que se tiene para los ricos no muy listos, claro, luego dice que Manolo le pegó 23 minutos a Saracho en editoriales en RCG ¿RCG ya forma parte de Multimedia del Diario de Coahuila?, no estaría nada mal…,

¿Para trabajar por Coahuila exige a su “querido Manolo” renunciar a la secretaría y él pedir licencia a la diputación… pues qué no el poder es para trabajar, o cual es la mentalidad ganar para renunciar?, como dicen por allí, pendejada tras pendejada, pero no como aquellas divertidísimas de El Diablo de las Fuentes, sino de esas jericayas, que lo que dan es pena ajena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: