fbpx

Retén de cartel detuvo a Obispo de Zacatecas; hacía viaje pastoral por comunidades de Jalisco

Monseñor Sigfredo Noriega fue detenido en un retén delincuencial cuando hacía una gira pastoral por comunidades de Jalisco.

Zacatecas, Zac., 25 de junio 2022.- El obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, relató que le tocó ser detenido por unos instantes (minutos) por un retén que no era de las autoridades de seguridad. “Cómo es posible que está situación esté ocurriendo”, cuestionó el líder la iglesia en el Estado.

El líder de la iglesia católica en el Estado, reconoció que no hubo ningún tipo de contacto con la gente que los detuvo, pasó por un lugar donde encontraron el retén (no oficial), y simplemente se identificaron, con lo que se les dejó pasar de forma inmediata, pero no eran retenes oficiales con las corporaciones del Estado mexicano.

Los hechos ocurrieron el jueves pasado, durante un recorrido de los municipios de Huejuquilla a Tenzompa, al norte del estado de Jalisco, territorio que corresponde a la Diócesis de Zacatecas, “y nunca me había tocado pasar por un retén así”, pero «¿cómo es posible -cuestionó- que se estén dando este tipo de situaciones y se esté viendo ya como cosa normal, es muy peligroso que la violencia asesina se vea ya como parte de la normalidad».

Apenas hace unos días, en la Sierra Tarahumara de Chihuahua, dos sacerdotes de la orden religiosa de los Jesuitas fueron asesinados, con un guía de turistas del lugar, por un integrante de un grupo criminal conocido como “El Chueco”.

Cabe destacar, que el obispo, Noriega Barceló, en Tenzompa celebró una misa el jueves con todas las comunidades aledañas que forman parte de la Diócesis de Zacatecas.

Explicó que se trataba de un retén de paso en la zona de Jalisco que corresponde a la Diócesis, un retén de observación, del que, tras identificarse, lo dejaron pasar inmediatamente, pero que no era de autoridades policiacas.

Explicó que lo que le llamó la atención de esa retención fue que no se trataba de elementos de la Guardia Nacional, ni del Ejército Mexicano, ni de ninguna otra autoridad. “Eran personas de uno de los grupos delictivos”, señaló.

Indicó que esta retención se dio en territorio del estado de Jalisco, por la zona de Huejuquilla hacia Tenzompa. No hubo nada más, nada extra, “ellos estaban haciendo lo suyo, pues, no dejando pasar a otros grupos, pero a mí mejor atención porque es la primera vez que me toca en vivo un suceso como este”.

Señaló que no pasó nada, simplemente fue detenido el vehículo y de inmediato se les dejó pasar.

Todo esto se da, a unos días en que dos sacerdotes de la orden de los Jesuitas, fueron asesinados en la Sierra Tarahumara, en Chihuahua, por un peligroso integrante de un grupo criminal, que provocó reacciones de todos los sectores en México y de la comunidad internacional, incluyendo una postura enérgica del Papa Francisco y de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a propósito de la criminalidad que se vive en México.

(Con información de Juan Castro │ El Sol de Zacatecas)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: