fbpx

Mejía Berdeja no da una: se “esfumó” El Chueco e inventa 13 detenidos por asesinato de jesuitas

CIUDAD DE MÉXICO, 22JUNIO2022.- Integrantes de la comunidad jesuita La Compañía de Jesús ofrecieron la noche de ayer una misa en honor a los religiosos Joaquín César Mora y Javier Campos Morales, asesinados el día lunes en Cerocahui, Chihuahua (comunidad Tarahumara). FOTO: TWITTER JESUITAS DE MÉXICO/CUARTOSCURO.COM

CDMX., 14 de julio 2022.- Tratando de esconder su incapacidad para localizar a José Noriel Portillo, ‘El Chueco’ el asesino de los sacerdotes jesuitas en la sierra Tarahumara, el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, dio a conocer que ya tiene a 13 personas detenidas en torno a ese caso.

Así, pese a la gran cantidad de elementos de seguridad, que incluye policías estatales, Guardia Nacional y Ejército Mexicano la dependencia de Seguridad del gobierno mexicano parece no querer encontrar al asesino de los jesuitas y un guía de turistas, en hechos ocurridos en Cerocahui, Chihuahua.

Al igual que en los asesinatos de periodistas, Mejía Berdeja da palos de ciego, se habla de detenidos por todos lados y resulta que luego tienen que soltarlos porque se descubre que se trata de “chivos expiatorios” para hacer creer a los ciudadanos que se está trabajando.

Con total desfachatez, durante la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el subsecretario llegó al grado de afirmar que los detenidos ya fueron vinculados a proceso penal “por la autoridad” por diferentes delitos.

¿Y ‘El Chueco’?, según mejía, sigue la búsqueda y se espera que en los próximos días pueda ser detenido.

Lo cierto es que han transcurrido 25 días, desde aquel sangriento 20 de junio, cuando los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales, de 79 años, y Joaquín Mora Salazar, de 80, intentaron auxiliar y brindar protección al guía de turistas Pedro Palma, quien entró en la iglesia huyendo de personas armadas, por lo cual los tres fueron asesinados.

Las muertes de los religiosos fueron condenadas por organizaciones civiles y la comunidad jesuita en México, que destacó que al menos siete sacerdotes han sido asesinados durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien días después del asesinato prometió una investigación “a fondo” y ofreció recompensa por el presunto homicida.

Con información de López-Dóriga Digital/redacción El Demócrata

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: