fbpx

La criminal inflación

NOTICIAS DIVERSAS…

Por: Héctor Barragán.-

Foto: Shutterstock

Es la inflación una forma criminal en tanto los aumentos de precios dañan severamente a las mayorías, que son las personas mas humildes, pobres y abundantes del mundo, distribuidas en todos los países, pero principalmente en lo industrializados, desarrollados, que el mismo tiempo se encuentran con tan escasos recursos que pudiera decirse que están al límite de la subsistencia.

Sin exageración, la inflación, que es el aumento de precios en general, produce muertes por hambre y enfermedades por millones en un solo año.

El hecho que los aumentos de precios, la criminal inflación «provenga de fuera» no significa que un gobierno deje de tener responsabilidad para resolver el problema, sino por el contrario, su obligación se multiplica, reconociendo de antemano. que para el asunto le faltarán medios económicos.

Porque efectivamente en el caso del problema actual, en este 2020 mediano, los aumentos de precios iniciales se deben a la absurda invasión de Rusia a uno de los países que estuvieron hasta hace pocos años bajo su jurisdicción, por el encarecimiento de los combustibles y la reducción y alza de precios de alimentos que en cantidades sustanciales proveían estos dos países.

Es natural que el resto del mundo se afecte con el encarecimiento producido por el conflicto, pero de manera que debía ser moderada, contrarrestada en cada otro país, para que sus habitantes no salgan perjudicados en demasía. Pero a esto volveremos luego.

A tan absurda conflagración o confrontación, de manera alguna se justifica que contribuyan otros países, porque aumentan la magnitud del conflicto, de por sí estúpido y perjudicial, así como su duración.

Pero los efectos en cada uno de los demás países, que configuran la economía mundial, ocurren que los aumentos de precios se registran en todas las mercancías, aunque los cosa de esos demás productos y servicios, tengan justificación de crecer por alza en costos de producción de nodo insignificante.

Porque los costos de alimentos aumentan con la reducción de la oferta y costo de transporte cuando deba incurrir en ello, medida razonable para aumentar precios sin contribuir a la generalización inflacionaria.

Más los cálculos hechos con parcialidad y sin precisión, orillan a los aumentos desmedidos de cotizaciones, contribuyendo a la inflación y reteniendo márgenes de ganancia superiores, de la cual la menor parte corresponde a los gobiernos, y en tan baja proporción que les resulta imposible, impracticables.

influir en el aumento del empobrecimiento de las mayorías populares, les marginados..

Son los productores los beneficiados en mayor medida, los intermediarios, quienes tienen la facultad de modificar las cotizaciones al consumidor. Participan claro, los minoristas, pero en baja proporción, porque el margen que les dejan entre costo de adquisición y poder de compra disponible, la capacidad de compra o fuerza del mercado, es la más debilitada.

Parte importante de las ganancias les corresponde a los especuladores, los que acumulan mercancías o servicios para mejores tiempos • clientes con poder de compra.

Sin poder dejar de considerar a la banca y su complemento ilegal que son los usureros, que «venden dinero» caro entre más solicitantes haya y menos recursos disponibles para prestar.

Aquí corresponde mencionar las tasas de interés, que en los bancos comienza a contar del dato de la «tasa prima», la cuota que fija el gobierno para prestar a los bancos y autorizarlos a cobrar por encima de lo que declare.

La práctica de los bancos centrales de aumentar la tasa para controlar la inflación tiene su límite, – en cuanto a que al encarecerse si limita las operaciones, pero que automáticamente reduce al número de solicitantes, puesto que les peticionarios tendrán un mayor costo de producción en sus negocios, por concepto de intereses y amortización de los créditos.

Es decir que no se debe aumentar la tasa de referencia, base, o prime rate, no en demasía, porque si bien reduce el dinero en circulación, uno de los elementos de la inflación, limita las inversiones, que con la producción son el otro elemento y de mayor importancia para combatir la inflación.

El papel del consumidor es de lo más importante, pero se enfrenta a la disyuntiva de gastar cuánto recibe en este momento o separar algo, en espera de tener disponible luego  la incierta posibilidad de que no se deteriore todavía más su capacidad de compra, es decir que se atenúe la inflación, algo en ambos casos bastante improbable.

En cuanto a la guerra vale insistir en que es una actitud estúpida, inhumana e ilegal desde cualquier país, aunque se olvide los antecedentes propios de violaciones a los derechos de otros en el pasado, las invasiones, agresiones y en la actualidad se defiendan los derechos del agredido, per proporcionando armamento a la víctima para hacer negocio y tener derecho a reintegro y participación en negocios de reconstrucción sobre los bienes de esa víctima en el futuro cercano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: