fbpx

Ilumínenos… ¿Cuál es el mentado proyecto?

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas Zardoni.-

“Hagan lo que sea necesario para garantizar el resultado.  Cueste lo que cueste, vamos a tener que ganar para garantizar que nuestro proyecto permanezca y se consolide”, nos encontramos este tuit, atribuido al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, traía su foto en actitud regañona, una de las más reproducidas en esa y en todas las redes sociales, y nos llamó tanto la atención que quisimos ver si era cierto, y si este era el caso, en qué contexto se había dado y de qué se trataba exactamente.

Ya ve como es el internet, chismoso al grado que ni los alumnos pueden ya copiar y pegar con la confianza de que no serán cachados plagiando desde tareas hasta tesis doctorales, nos tomó un par de segundos encontrar la referencia a una columna de Leonardo Kourchenko publicada en El Financiero del 29 de septiembre, en la que reseñaba un evento en el que estuvieron presentes el presidente López Obrador, los 21 gobernadores emanados de MORENA o de sus coaliciones, el secretario de gobernación Adán Augusto López, y muy poca gente más, todos de confianza, aunque no de la suficiente, porque ya ve que hasta en las mejores familias y entre la gente que es noventa por ciento leal, tienden a filtrarse las cosas.

El presidente les habría dicho a los gobernadores, según Kourchenko y sus fuentes, que “A Lázaro Cárdenas se le fue el país entre las manos… perdió el apoyo del pueblo”. La verdad no sabemos si a Tata Lázaro se le fue el país de las manos, luego de finalizar su sexenio estuvo cerca del poder presidencial, incluso ocupó la secretaría de la defensa en plena segunda guerra mundial, en una deferencia que ningún presidente ha tenido para un antecesor, ni antes ni después, al contrario. Que sepamos, tampoco nunca perdió el apoyo del pueblo, que lo veneró el resto de su vida y luego después de su fallecimiento, siendo por años un sitio de peregrinación de políticos, hasta que Cuauhtémoc decidió darle la espalda al PRI, acá en Saltillo en alguna gira de un candidato presidencial del partido aplanadora, se mandó tapar los letreros de Presidente Cárdenas, en la avenida que así se llama, no fuera a ser el diablo que los notara o se los hicieran notar, ¿para qué arriesgarse?

Otra frase del presidente en esa supuesta reunión supersecreta fue la de “A nosotros no nos puede pasar eso”, “No podemos permitir que los conservadores le den la vuelta al proyecto transformador de México, perder los años de lucha y de trabajo con el pueblo”, ya luego habría comenzado a desbarrar diciendo que autoriza a sus gobernadores afines a hacer “lo que sea necesario” para que MORENA gane la elección del 2024, y por lo que sea necesario entiéndase exactamente eso, manos libres para hacer y deshacer, que el fin justifica los medios.

Luego de esta revelación de Leonardo Kourchenko nos vuelve a surgir a nosotros una duda que de vez en cuando nos corroe, a veces mucho, a veces poco, y es que volteando a nuestro derredor nos damos cuenta de que no es algo que se discuta ni abierta ni sigilosamente, no es algo que le quite el sueño a nadie que luego lo diga así, recordándonos aquel viejo cuento del nuevo traje del emperador, nadie se atrevía a decirle al soberano que en realidad iba desnudo, que su nuevo traje no era tal, que lo habían engañado. En este caso el nuevo traje es la ideología morenista y el proyecto…

¿En qué consiste “El Proyecto”? ¿En qué consiste la cuarta transformación?, ¿Cuáles son sus objetivos, sus metas, sus estrategias?, ah porque lo que son rollos, esos los hemos escuchado por aquí, por allá y por todos lados en boca del presidente y de sus seguidores, incluso la mañanera, la conferencia de prensa de cada día, de lunes a viernes, más sus adenda de los fines de semana, nos hablan de las bondades de la llegada de ese grupo al poder, el grupo de los “no somos iguales” a los que vinieron a sustituir, pero en concreto ¿qué es, de qué se trata, a qué aspira la 4T?, y lo mas importante ¿cuándo sabrá el pueblo, el famoso pueblo bueno y sabio, el pueblo trabajador, que ya cumplió la 4T?

De que ha cambiado leyes, sí, la mayoría, las que ha podido, todas las que se le han puesto enfrente, las ha modificado, tumbado, violentado, violado; de que ha hecho cambios burocráticos, indudablemente que sí, ha desaparecido dependencias, ha inventado otras, ha bautizado con nombres ridículos a las nuevas; funcionalmente ha transformado al estado mexicano… para peor, miles de funciones que antes ejercían las más diversas dependencias de gobierno, han desaparecido, desde las guarderías hasta la protección al consumidor, desde las bibliotecas hasta las inspecciones a las minas, ha reducido el gobierno a su mínima expresión, dejando el país en la indefensión en un montón de áreas que eran su responsabilidad.

A nosotros se nos ocurre, no como recomendación, sino meramente como un esquemita para tratar de entender lo que es el mentado proyecto de la 4T, fijar parámetros, utilizar parámetros para que la gente común, comenzando por los periodistas y el de la tecla el primero, establecer parámetros de comparación, pero no a nivel de estadística publicitaria en la cual son expertos, sino acá a nivel de lo que la raza de bronce puede comprobar:

Con el proyecto AMLO/4T, para ponerlo en ese plano, los mexicanos tendrán: el doble de ingresos (lo prometió y no cumplió Peña Nieto, así que es bien válido decir que ellos sí), el doble del poder adquisitivo del salario (con esta inflación, está difícil tirándole a imposible), en vez de cien homicidios dolosos diarios, que quede en diez… o en veinte, o en cincuenta, pero que se note una diferencia hacia abajo; en vez de empleos eventuales mal pagados, empleos permanentes excelentemente remunerados…: en vez de pensiones de hambre, el 100% del último salario percibido; en vez de migración por cientos de miles, que esos cientos de miles regresaran a México porque acá está a todo mecate el nivel de vida…

Son parámetros, los debe tener cualquier proyecto “cuantimás” uno tan pretensiosamente trascendental como el de la cuarta transformación, o el lopezobradorismo. Entonces sí, no le pasará a López Obrador lo que al emperador o lo que dice que le sucedió al general Cárdenas, pero igual, si estamos equivocados, y somos nosotros los únicos que no entendemos cuál es el proyecto, agradeceríamos nos iluminaran respecto a él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: