fbpx

Madres buscadoras

NOTICIAS DIVERSAS

Por Héctor Barragán.-

Las madres buscadoras no reciben ayuda del gobierno. (foto de La Jornada)

La denominación es bien desagradable, pero sumamente expresiva, agrupa a mujeres armadas de pico y pala, que trabajan arduamente, sin paga alguna ni ayuda más que de personas generosas y condolidas que las socorren con agua y alimentos, esporádicamente.

Ni que decir que no reciben remuneración alguna por su incansable labor, que consiste en localizar y escarbar la tierra donde intuyen o les han informado que existen restos humanos, que pudieran ser de sus hijos, hijas o marido, desaparecidos hace algún tiempo y sin que sus indagaciones con la autoridad hayan rendido fruto alguno.

Significa que realizan una labor para beneficio familiar, donde ha fracasado la tarea de la policía y sus derivados para el caso, por falta de cuidado, atención, sentido de responsabilidad.

Se menciona que en ocasiones han recibido contribución oficial para hacer el trabajo, pero de manera escasa y por períodos muy cortos. Normalmente reciben, en cambio, las burlas de algunas personas.

Pero en ocasiones solamente amenazas que, en los pocos meses de trabajo del grupo de Sinaloa, se convirtieron en agresiones mortales para 5 de ellas, cuatro madres y una viuda considerada como activista, por haber sobresalido en la promoción de esa actividad complementaria (o indispensable por resultar la única Para la localización de los secuestrados, frecuentemente sacrificados por los criminales bien organizados.

Se ocurre que el apoyo en firme debe prodigarse por parte de la autoridad, para suplir sus deficiencias investigando a los agresores, estrechamente ligados, sin duda a los secuestradores y asesinos, logrando reconocimiento de la sociedad, que tiene más información de la que se supone, pero que tienen miedo divulgar por parte de los maleantes y sus relaciones seguramente existentes con el crimen organizado. Y que igualmente tienen miedo de actuar en contra de ellos y en favor de la sociedad que aporta su salario y viáticos.

Al menos la autoridad debe reconocer públicamente, como reconocimiento y ejemplo general, el heroísmo, la valentía de estas mujeres y darles los apoyos oficiales máximos para multiplicar el efecto de un trabajo que han realizado sin sueldo, sin elemento alguno para realizarlo, en muchas ocasiones con éxito, debido a que ellas cuentan con la simpatía del pueblo humilde y bien intencionado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: