fbpx

Manolo y la alianza para conservar la seguridad y la paz que gozamos en Coahuila

Por: J. Alfredo Reyes.-

Las ciudades más seguras de México son un remanso de paz y de tranquilidad, sin la angustia del peligro constante de perder a un hijo, de sufrir por la violación de la niña, la esposa o la desaparición de la madre, el padre o la masacre de cada día, de cada noche, de todos los días del año. El tableteo de las metralletas es el sonido más aterrador que la gente de bien puede escuchar y que es una realidad de muchas de las ciudades de este País. Y eso, hay que decirlo fuerte y claro, no es lo que sucede en Coahuila, sus fronteras y sus municipios, un hecho que se debe reconocer a sus gobiernos, su mano firme y a su compromiso con toda la sociedad.

Las ciudades más seguras de México son: San Pedro Garza García, Nuevo León, con su alcalde independiente Miguel Treviño de Hoyos. Alcaldía Benito Juárez de la CDMX y su titular del PAN Santiago Taboada Cortina. Tampico, Tamaulipas, con su alcalde panista Jesús Nader Nasrrallah. Piedras Negras, Coahuila y su alcaldesa del PRI Norma Treviño Galindo al frente de la frontera más segura de México. Saltillo, Coahuila, con su alcalde priísta José María Fraustro Siller al frente de la capital con más seguridad y con el mayor crecimiento económico del país. Mérida, Yucatán, con su alcalde del PAN Renán Barrera Concha.

Y esas ciudades que son ejemplo de civilización, armonía y paz social contrastan con las ciudades más violentas de México y que, desgraciadamente, están hoy catalogadas como las ciudades más violentas del mundo, tan violentas, que hasta en el mismo infierno temen que el averno se mexicanice: Fresnillo, Zacatecas, y su alcalde de Morena-PT Saúl Monreal. Zacatecas, capital y su alcalde de Morena-PT Jorge Miranda. Ciudad Obregón, Sonora, con su alcalde de Morena Javier Lamarque. Tijuana, Baja California y su alcaldesa de Morena-PT Montserrat Caballero. Celaya, Guanajuato, con alcalde del PAN, Javier Mendoza. Uruapan, Michoacán, con el de Morena Ignacio Campos. Ciudad Juárez. Chihuahua, con su alcalde de Morena Cruz. Cuellar. Acapulco, Guerrero, con su alcaldesa de Morena Adelina López. Y para ser parejos, hay que decir que la ciudad de Colima también es de las más violentas de México con su alcaldesa del PRI Margarita Moreno, la excepción de la regla.

Y es que no hay otra explicación del por qué esos municipios se han convertido en las ciudades más violentas del mundo más que sus malos gobiernos de Morena-PT-PVEM que han adoptado como estrategia de seguridad el risible sistema de los “Abrazos no balazos” como si los desalmados asesinos, violadores, narcos, secuestradores, extorsionadores y sicarios merecieran esos abrazos del enloquecido presidente Andrés Manuel López Obrador.

¿Y cuáles son los estados más violentos y peligrosos de México? Pues los últimos que ha ganado Morena y la fallida cuarta transformación: Colima, Sinaloa, Sonora, Zacatecas, Tamaulipas, Guerrero, Nayarit, Michoacán, Baja California y lo sería (que conste que es pospretérito) Coahuila en el caso que Morena o el PT ganaran la elección estatal con personajes oblicuos que son Ricardo Mejía Berdeja y Armando Guadiana Tijerina. Y que conste que el pospretérito “sería” no es tiempo futuro como el “será gobernador”, porque el futuro de Coahuila está con Manolo Jiménez Salinas, nuestro próximo gobernador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: