fbpx

El gobierno federal está listo para regalar Petróleos Mexicanos

Discrepancia

Escribe: Eduardo Sarabia

t11

Ya en la recta final, el licenciado Fernando de las Fuentes Hernández se perfila como el que va a ganar la elección por la presidencia municipal de Saltillo, gracias a la intensa campaña que realiza, pero más que nada al trabajo previo que realizó el Partido Revolucionario Institucional, en todos los seccionales, comités municipales, organizaciones y grupos que liderados por David Aguillón Rosales, aceitaron la maquinaria que los llevará a la victoria en la mayoría de los municipios, especialmente en los de más población.
Y con el arranque de las campañas en los municipios donde hay menos de 20 mil habitantes, se cierra el círculo de esta elección que no creo que deje muchas sorpresas, debido a que el único partido que tiene estructura y organización durante todos los días del año es el PRI, mientras que otras organizaciones en lugar de trabajar a favor de la unidad se la pasan peleando y desintegrándose a cada momento y a la hora de las elecciones quieren que la gente a la que lastimaron se les una, ahí está el PAN, del que desertaron miles de militantes y simpatizantes, o el PRD que está en proceso de extinción por la alianza que hizo con el albiazul y los demás partidos que integran la chiquillada, pues de todos no se hace uno.
Por ejemplo el Partido Nueva Alianza, después del encarcelamiento de Elba Esther Gordillo Morales, ya no dio señales de vida y bueno, pues ahí está pero los trabajadores del magisterio ya no se sienten obligados a participar en él porque de hecho nunca dejaron de ser parte del PRI.
La verdad ya falta poco para conocer el resultado de las elecciones, en las que si bien es cierto no creo que haya carro completo, pero sí una favorable votación para el tricolor, a pesar de que hay algunos grupos resentidos o molestos por alguna razón, pero al final de cuentas habrá victorias importantes para el tricolor, acuérdese que Coahuila es el estado más priísta del país.
En otros temas ya puede dar por hecho que habrá reforma energética y que de una u otra manera, el gobierno federal regalará Pemex, con esa mentira de que tendremos más recursos para combatir la pobreza, pero la realidad es que ocurrirá todo lo contrario.
Quienes fuimos testigos de la venta de los bancos, de los ferrocarriles, de la privatización de las carreteras y de tantas cosas que hemos regalado, sabemos que eso

jamás benefició a la gente, solo altos funcionarios amasaron impresionantes fortunas y los bienes públicos regresaron a manos de los inversionistas extranjeros que hacen lo que quieren con los clientes y consumidores mexicanos.
El ejemplo más claro es la banca, que da pocos intereses y cobra altísimos réditos y ni el gobierno federal ni nadie los regula porque tienen manga ancha para hacer y deshacer, en una extraña y eterna complicidad con el gobierno.
El petróleo es una riqueza natural finita, que algún día se acabará, pero como país no estamos haciendo nada realmente serio para afrontar esa situación, y cuando tengamos que depender del extranjero para comprar nuestra propia gasolina, ahí es donde no los quiero ver, porque entonces sí vamos a saber lo que es amar a Dios en tierra de indios, como decía mi abuelo.
Pero además, qué vamos a hacer en 15 o 20 años, cuando todas las naciones del mundo se anden arrebatando el petróleo o invadiendo los lugares en donde todavía quede y nosotros sin prepararnos para usar otros combustibles o sistemas energéticos alternos.
El asunto suena como muy catastrófico, pero si consideramos el crecimiento poblacional mundial, el desarrollo de la industria vehicular, aeronáutica, naviera y el uso indiscriminado de plásticos derivados del petróleo, nos daremos cuenta de que estamos gastando más combustible del que la tierra puede producir durante muchos lustros.
Tras la venta de Pemex, disfrazada o como sea, no existe más que el interés del

presidente Enrique Peña Nieto, de quedar bien con los gringos y de facilitarles las cosas, porque ya vieron que no es tan fácil ni tan cómodo simplemente llegar a invadir los países petroleros.
Por lo pronto el gobierno federal dice que no habrá privatización de Pemex, pero eso en términos oficiales significa que sí, solo esperamos que esa tan anhelada venta no sea contraproducente para los mexicanos, porque como le digo, la historia nos enseña que con estas ventas de garaje los pobres del país no se benefician, sino por el contrario emigran a la pobreza extrema.
Y en otros temas, ¿ya se fijó usted que con la llagada de Xavier Diez de Urdanivia, a la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila, llegó también el letargo, la inactividad y la falta de recomendaciones?
¿Será que con su sola presencia los torturadores, los violadores de derechos humanos, los discriminadores y toda la gente que maltrata a la gente dejaron de hacerlo?
O simplemente que se dio marcha atrás en los programas y acciones que había emprendido Armando Luna Canales, para modernizar esa institución que durante un tiempo se convirtió en garante del derecho civil, natural y político de las personas.
Hay que recordar que Xavier Diez de Urdanivia, llegó a la CDHEC muy cuestionado por organizaciones sociales defensoras de los derechos humanos o de grupos vulnerables, porque se hablaba de su presunta imposición, pero la verdad es que ahora está dando muestras reales de que de verdad llegó para ser tapadera de quienes abusan de la gente.

Ojalá y me equivoque, pero que malo sería que en lugar de defender a los coahuilenses y a quienes nos visitan o residen aquí, se les diera la espalda por una actitud burocrática como la que ha observado siempre el ahora presidente.
Además, odio recordarle que tiene unos 12 casos de bullying que no se han resuelto, incluso uno de ellos que provocó la muerte de un niño en San Pedro, que decidió suicidarse.
Tampoco se ha rendido un informe sobre las condiciones de los penales, recientemente inspeccionados por visitadores de la comisión.
Ni se volvió a decir nada de los trabajadores agrícolas explotados en la Comarca Lagunera ni las sanciones que se pedirían a las autoridades del trabajo para los responsables de la esclavitud moderna.
Tampoco se insistió en la lucha contra la discriminación de personas por su sexo, edad, o discapacidad, ni se habla de los migrantes o paisanos asaltados, vejados o hasta asesinados.
Hay mucho trabajo, pero no será detrás de un escritorio como se podrán resolver esas violaciones a los derechos humanos.
Por otro lado, hay que enviar una felicitación al gobierno del estado, al DIF estatal, a instituciones como la Cruz Roja, SEDU y la UAdeC que se unieron para apoyar a los damnificados de Piedras Negras, afectados por una tromba el 14 de junio, los cuales gracias a la ayuda del gobierno, empresas y personas de todos los estratos sociales están empezando a recobrar su ciudad y a recomenzar su vida, a pesar de la desgracia que cayó sobre miles de familias.
Con estas acciones se ha demostrado una vez más el buen corazón de los coahuilenses que se unen solidariamente a favor de nuestros hermanos en desgracia, lo que habrá que ver es si el municipio de Piedras Negras decide de una vez por todas ordenar el crecimiento de la ciudad, para no permitir los asentamientos humanos en zonas de inundación e impulsar las grandes obras de drenaje profundo que se requieren para resolver este problema que se vuelve cíclico y que deja grandes pérdidas, pues en este momento de habla de 500 millones de pesos.
Si este dinero se hubiera invertido en un sistema de drenaje eficiente o en la canalización del Río Escondido, o en una presa rompe picos, tal vez la gente no hubiera padecido esta inundación que puso en riesgo sus vidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: