fbpx

Otorgan títulos de patente a Facultad de Metalurgia

CarrilloPedroza copia
Francisco Raúl Carrillo Pedroza.

Plantean la posibilidad de generar menos contaminantes al extraer y procesar minerales como el carbón y la fluorita.

SALTILLO, Coah.- A la Facultad de Metalurgia de la Unidad Norte de la Universidad Autónoma de Coahuila se le otorgaron dos títulos de patente, la primera “Método y aparato para la eliminación de azufre en carbón por oxidación química vía acuosa”, del 2007 y la más reciente, “Tratamiento para la disminución del contenido de arsénico en concentrados de fluorita” otorgada en este 2014.
Son logros de proyectos sustentables que en su procedimiento plantean la posibilidad de generar menos contaminantes al extraer y procesar minerales como el carbón y la fluorita.
Respecto a la primera patente fue desarrollada con los profesores-investigadores María de Jesús Soria y Francisco Raúl Carrillo Pedroza, el alumno de licenciatura Francisco López Flores y el de maestría Perfecto Hernández del Llano, quienes estuvieron becados por el programa de Becas Tesis del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (COECYT).
En el caso del “Método y aparato para la eliminación del azufre en carbón por oxidación química vía acuosa”, la doctora María de Jesús Soria señaló que el objetivo es que el carbón, energético producido y consumido por la industria eléctrica (carboeléctricas) sea un carbón con menos azufre, elemento que al pasar junto con el carbón a los procesos de combustión, forma el gas SO2, el cual es uno de los responsables de la lluvia ácida, altamente corrosiva y dañina en suelos, mantos acuíferos, fauna, flora e infraestructura.
Comentó que con el método descrito en la patente, se pretende disminuir dicho azufre desde la materia prima, el carbón, mediante la combinación de reacciones químicas que permitan removerlo en forma de sulfatos, los cuales son más fáciles de tratar mediante los procesos convencionales de tratamiento de aguas. Así, el carbón generará durante su combustión, menos gases contaminantes.
En el segundo caso, el ”Tratamiento para la disminución del contenido de arsénico en concentrados de fluorita” el maestro-investigador Francisco Raúl Carrillo Pedroza mencionó que se refiere al tratamiento de un mineral, llamado fluorita, el cual es concentrado o purificado, para luego ser procesado para la obtención de ácido fluorhídrico, ampliamente usado en la industria del vidrio y los cerámicos.
Señala que varios de los yacimientos de este mineral están contaminados con diversos compuestos, uno de ellos, el arsénico. Los procesos tradicionales remueven parte del arsénico del mineral, desafortunadamente, si la parte contaminada no es confinada apropiadamente, con el paso del tiempo y de los procesos naturales (erosión, lluvias,) estos contaminantes pasan a los mantos acuíferos.
Por ello, dijo, la patente trata precisamente de un método para remover dicho arsénico, de tal manera que la fluorita esté más limpia, incrementando su valor, y disminuyendo la contaminación generada en su procesamiento posterior. Un dato interesante es que el tratamiento permite no solo quitar el arsénico del mineral de fluorita, sino que también oxida al arsénico removido, obteniendo un subproducto del método mucho menos tóxico o nocivo al ambiente.
En cuanto a la importancia de que la universidad obtenga este tipo de patentes, ambos investigadores coincidieron en la trascendencia como otros productos científicos y tecnológicos (artículos en revistas indizadas, libros, etc.) que son resultado de proyectos, entre las que destacan tesis de licenciatura y posgrado.
Siendo así la tesis, un proyecto enmarcado en un problema social, ambiental, técnico o industrial, es la herramienta por excelencia dentro del Modelo Educativo.
Los maestros coincidieron que en la tesis el estudiante integra su conocimiento (el saber aprender), lo consolida y aplica (el saber hacer), trabaja en equipo con investigadores, personal de la industria y otros estudiantes (el saber convivir), y es más consciente de la trascendencia de sus acciones en la solución de problemas y la construcción de un futuro mejor (el saber ser).
Desde esta perspectiva, la Universidad Autónoma de Coahuila, a través de sus egresados, realmente transforma la sociedad, por lo tanto, el principal beneficio de una patente es el proceso formativo y de valores que permite a los estudiantes llegar a ese resultado, fruto de un trabajo colectivo académico comprometido con la sociedad, razón de ser de la universidad, afirmaron los maestros-investigadores de la Facultad de Metalurgia, Unidad Norte, María de Jesús Soria y Francisco Raúl Carrillo Pedroza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: