fbpx

Mujeres: corrupción perfecta en la SCJN

** Ramón Cossío: el voto del honor
** El PRIAN: muchos fierros en la lumbre
** Pacto, o ratificación de carteles delincuenciales

Magistradas Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos.
Magistradas Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos.

Pues sucede que el pleno de la Suprema Corte de “Justicia” de la Nación desechó las consultas cívicas sobre la reforma energética que impulsan el PRD y MORENA. Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos, elaboraron los proyectos de dictamen en contra. El voto de la dignidad es del Magistrado José Ramón Cossío quien no secundó a las juzgadoras y los juzgadores sometidos a la oligarquía gobernante.
Desde este modesto espacio de opinión, siempre hemos apoyado el empoderamiento de las mujeres en puestos importantes del gobierno, confiados en que las mujeres son más sensibles a las legítimas aspiraciones de un pueblo que lucha por la justicia social y el combate a la corrupción. En el futuro, lo pensaremos mejor para seguir haciendo ese tipo de apoyos.
Injusto es meter en el mismo costal a todas las mujeres que se desempeñan en el servicio público, nuestra decepción es por la triste e ignominiosa actuación de Olga Sánchez Cordero y Margarita Luna Ramos que dictaminaron el rechazo de la consulta popular sobre la reforma energética. Las dos se aprovecharon de la investidura que no merecen para colocarse a favor del patrón.
Esas dos burócratas inútiles, sepultan a la SCJN, que por cierto ya tenía una bien ganada fama de servidora de los poderosos. Mientras tanto en las calles se percibe una enorme desconfianza generalizada en las instituciones gubernamentales. Así, estas señoras salen con su batea de babas, cuando el Estado necesita un chisguete de credibilidad y confianza.
Con ese escandaloso sometimiento a la consigna de “arriba” las dos damas instalan la corrupción perfecta en la SCJN. Eso apesta.
El PRIAN; muchos
fierros en la lumbre
Otro suceso que tensará las relaciones de México con los gringos es que, los padres de los tres jóvenes estadunidenses desaparecidos el lunes 13 en el poblado Control de Matamoros Tamaulipas, identificaron a sus hijos entre cuatro cadáveres localizados hoy en un paraje ubicado al este de esa ciudad norteña.
Los padres de los jóvenes Erica, de 26 años; Alejandro, de 22, y José Ángel Rivera Alvarado, de 21, acudieron al Semefo de Matamoros, acompañados de personal del consulado de Estados Unidos y del FBI, e identificaron de forma positiva a las víctimas.
Las desapariciones y ejecuciones extrajudiciales dejan muy mal parado al Gobierno de EPN, mientras una comisión diplomática mexicana comparece ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos en Estados Unidos, cuyo Secretario Ejecutivo es el mexicano Dr. Emilio Álvarez Icaza.
Esos escándalos ponen en riesgo el proyecto reformador del PRIAN, porque los inversionistas extranjeros tienen desconfianza ante la inestabilidad política que parece fuera de control y rayando en la ingobernabilidad en comarcas muy grandes del territorio mexicano.
El caso de los jóvenes estadounidenses asesinados en Matamoros Tamaulipas complica las relaciones de México y su principal socio comercial: los Estados Unidos de Norteamérica. El desenlace de esos asesinatos presuntamente cometidos por agentes policiales mexicanos, es de pronósticos reservados.
Con tantos fierros en la lumbre al mismo tiempo, las autoridades mexicanos no hallan la salida, pues todavía no salen de una fosa, cuando ya están derrumbados en otras. La incapacidad del Procurador Jesús Murillo Karam para resolver esos asuntos es evidente al grado de que algunas organizaciones civiles y estudiosos del derecho piden su renuncia.
Pacto, o ratificación de
carteles delincuenciales
Con el agua en los aparejos, los gobernadores se pronunciaron a favor de un Pacto por la Seguridad, para evitar que las policías sean infiltradas por el crimen organizado y replantear el papel del Ejército como una institución de combate a la delincuencia. «Tenemos una crisis de gobernabilidad en el país, hay 5 entidades en grave crisis de seguridad y no podemos seguir utilizando como recurso al Ejército o a la Armada, creo que ha llegado la hora de un Pacto por la Seguridad con el presidente de México y los gobernadores», propone Graco Ramírez, gobernador del estado de Morelos.
De mi cosecha puedo subrayar, que es evidente que a los gobernantes de los tres órdenes, se les hizo bolas el engrudo de la seguridad pública, pues ni las televisoras ni los jilgueros a sueldo de medios masivos alineados, bastan para sostener la falsa versión oficial, de que la violencia y la delincuencia apunta a la baja.
Graco Ramírez, que tanto prometió seguridad a los morelenses, reconoce que hay ingobernabilidad, lo que es muy grave, ya que apunta en sentido contrario a la incongruencia del discurso oficial que afirma que tenemos mayor seguridad, y menor delincuencia en México.
Asimismo, la jalada esa de un nuevo pacto, sólo se percibe por la sociedad como la ratificación de un nuevo cartel de funcionarios ineficientes que en conjunto quieren taparse los unos a los otros con la misma cobija de impunidad. Esta no es simple especulación; no lo es, porque el mismo presidente Enrique Peña Nieto acepta públicamente que las instituciones están infiltradas por la delincuencia organizada.
No señores, el pueblo ya está hasta la madre de pactos entre los mismos. Urge castigar a los delincuentes antes de darles chancita para que escapen como José Luis Abarca alcalde de Iguala Gurrero. Hasta pronto en, sino me agarra con dos o tres caguamas un canijo policía…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: