fbpx

EPN se sensibiliza: escucha reclamos populares

** Muy franca y claridosa Layda Sansores
** Fue el Estado: acusación no desmentida

Layda Sansores. Clara y franca.
Layda Sansores. Clara y franca.

Es muy positivo que en medio de escándalos que tanto dañan la imagen de su gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto de señales de sensibilidad y voluntad para fortalecer políticas de igualdad de oportunidades. Al ordenar reponer la licitación del tren rápido de Querétaro empieza a poner las cosas en su lugar y a restablecer el estado de derecho hasta ahora tan ausente de la vida nacional.

De este frenazo de tren que resonó hasta China se hablará en detalles y muy a fondo en los próximos días. Por lo pronto, es justo reconocer que Peña Nieto asuma su papel de Jefe de Estado y aparenta deslindarse de sus compromisos con quienes lo patrocinaron para sentarse en la silla presidencial. Entre esos padrinos la cabeza más visible y repudiada por el pueblo es la del ex presidente Carlos Salinas de Gortari. jefe de una pandilla de empresarios ligados a este personaje de nefasta memoria.
Más allá de lo empresarial, lo que trasciende en beneficio de todos los mexicanos es que las movilizaciones populares cosechan sus primeros frutos al sensibilizar a un gobierno que no escucha los justos reclamos de un pueblo violado en sus derechos fundamentales.
Quienes en Coahuila publicamos en la redes de internet el boletín de la Asociación Revolucionaria de Periodistas de Coahuila A. C. (ARPECO), esperamos que la actitud de hombre de estado que asume con valentía el presidente EPN, sea ejemplo y camino a seguir para todos los gobernadores que hablan mucho de igualdad de oportunidades y de respeto a los derechos ciudadanos, pero que hacen todo lo contrario. ¿Están oyendo inútiles?
Si todos los funcionarios públicos se colocaran del lado de la justicia y el estado de derecho, entonces podríamos ver la luz al final del túnel del despotismo, ese despotismo que está incendiando al país. Ese incendio se puede controlar y apagar escuchando al pueblo…
Muy franca y claridosa
Layda Sansores
Los mexicanos tenemos 43 normalistas desaparecidos y un presidente extraviado. Con esos ovarios y esa franqueza, la senadora Layda Sansores describe el lado más trágico que vive la nación mexicana y el gobierno de Enrique Peña Nieto. Luego de hacer esa descripción, la aguerrida legisladora exigió la renuncia de EPN en el pleno de la Cámara de Senadores.
Como ninguno de sus antecesores, Peña Nieto ha perdido el rumbo, y es tan repudiado a dos años de su mandato. Devaluado hasta por la revista Forbes que un día lo calificó de poderoso, el presidente de México está en curso de colisión fatal con las masas populares que ya no aguantan el escandaloso baño de sangre.
En esa circunstancia de extravío, EPN ya no es rentable para sus patrocinadores financistas que lo instalaron en el poder. Por eso los empresarios que veían una gran oportunidad en las reformas estructurales PRIANISTAS, dudan que sus enormes capitales estén garantizado en un gobierno sin estado de derecho, lleno de narco políticos y oliendo a pólvora quemada.
Ese mismo curso de colisión es evidente en la comunidad internacional. De todas partes de globo terráqueo surgen voces que exigen entre otras cosas: el esclarecimiento de los 43 normalistas desaparecidos, la matazón extraoficial de Allende Coahuila en tiempos del gobernador Humberto Moreira y el abuso del ejército que masacró a 22 personas en Tlatlaya estado de México.
Hace apenas unos días en este modesto espacio de comentarios afirmamos que el gobierno prianista es un debacle sin retorno, cuando las exigencias de la renuncia del presidente arrecian a grados que los mexicanos no hemos visto jamás en nuestro sistema político
Fue el Estado:
acusación no desmentida
Los mexicanos sin vocación de esclavos y gran parte de la comunidad nacional estudiantil, tenemos una cita irrenunciable con la historia. Las movilizaciones cívicas y pacíficas en todo el territorio nacional colocan al gobierno de Enrique Peña Nieto y a los 43 normalistas desaparecidos en un curso político sin retorno. Es un punto de quiebre en la vida nacional que los altos mandos de la oligarquía gobernante no aprecia en su justa dimensión.
Los periodistas que no trabajamos con boletines del gobierno, luego de investigar en fuentes populares podemos reportar que en todas partes y en todos los estratos sociales las opiniones coinciden en que la acusación de que “fue el estado” quien desapareció a los 43 estudiantes no ha sido desmentida.
El comentario menos grave de los mexicanos consultados sobre ese tema, es que el estado no tiene capacidad de encontrar a los desparecidos y mucho menos de esclarecer los hechos para castigar a los criminales. Esa misma opinión prevalece en el caso de los 300 desaparecidos en Allende Coahuila cuyo expediente negro permanece reservado.
Así las cosas, los ciudadanos presienten que EPN y el caso de los 43, están una debacle sin salida. El mismo tiempo prevalece en la comunidad el temor de que las cabecillas de la oligarquía gobernante incite al ejército a ocupar las calles e instituciones educativas para reprimir con las armas las manifestaciones cívicas. El temor se explica por los abusos ya cometidos por los militares.
También existe la sospecha de que el ejército no ha actuado con mayor represión porque la mirada mundial los vigila. Entre todos lo seguiremos vigiando para que no abusen los derechos humanos. Hasta pronto si no me agarran los militares enojones…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: