fbpx

Miente el gobernador

A tres años de la actual administración, campean en Coahuila desempleo, delincuencia y corrupción.

Despide a cientos de burócratas y afirma que hay 80 mil nuevos empleos.

Este es el rostro real de Coahuila, no el que dijo el gobernador Rubén Moreira en su informe. Balaceras, asaltos, secuestros. Hay terror entre la población y ¿quién se encarga de la seguridad?
Este es el rostro real de Coahuila, no el que dijo el gobernador Rubén Moreira en su informe. Balaceras, asaltos, secuestros. Hay terror entre la población y ¿quién se encarga de la seguridad?

En Coahuila se viven dos mundos opuestos, uno, el que describen el gobernador Rubén Moreira Valdez y sus colaboradores que es la cara del progreso, de la tranquilidad, del empleo y, en general, del desarrollo social, cultural y económico total que causa la envidia de otros estados de la República Mexicana.
La otra cara, la que tienen presente a diario los ciudadanos es la de la violencia, la del terror en las calles, la de los secuestros, violaciones, asaltos, inseguridad total y una cabalgante corrupción en las diversas esferas del gobierno y el saqueo desmedido de los fondos públicos que ha llevado a la actual administración, en su afán de allegarse más y más recursos, al despido de cientos de trabajadores que, a un mes de celebrarse la Navidad, se encuentran en la calle, sin posibilidad de atender las más apremiantes demandas de sus familias.
La crueldad con la que se maneja el gobierno de Rubén Moreira llega a extremos inusitados. El dinero del presupuesto solo sirve para pagar los excesivos salarios de sus funcionarios de «primer nivel», para obsequiar con viajes al extranjero a los incondicionales, para liquidar comelitonas y francachelas, a costa de un pueblo que se hunde en la miseria y el olvido.
La atención médica es casi nula, la seguridad pública es cosa que, desde hace tres años no se conoce, la educación es una falacia, anuncian la apertura de cien preparatorias y se trata solo de un televisor en un cuarto para la tele educación. Las acciones de gobierno son un fraude total y la obra que anuncia como propia pertenece a fondos y proyectos que realiza el gobierno federal.
Sin embargo, para Rubén Moreira en Coahuila hay empleo, seguirdad e inversión, al menos eso dijo a los integrantes del Congreso del estado que aplaudieron tan grandes logros de Rubén Moreira Valdez quien por c ierto, destacó que «a la mitad del camino, Coahuila es una entidad fuerte, con energía, lo que permitió consolidar avances trascendentales en empleo, seguridad e inversión pública, así como en infraestructura urbana, carretera, salud y educación».
Y el colmo de las mentiras y la desfachatez se dio cuando habló de sus 11 giras internacionales en donde concretó 70 «proyectos», o lo que es lo mismo, después de once veces en que ha ido a tirar los recursos que tanta falta hacen a los coahuilenses y a atender su malograda salud, no ha llegado un solo peso de inversión extranjera, ni una sola empresa es producto de esos viajes de promoción económica que, asegura el gobernador, han sido muy productivos.
Empero, cada vez que regresa de uno de sus viajes por Asia, el Tesorero Ismael Ramos se ve obligado a aplicar medidas severas para recaudar más dinero, como a últimas fechas fue el despido de cientos de trabajadores y la instalción de volantas para sancionar a quienes tengan adeudos con el gobierno. Esto, porque el gobenador necesita más dinero, mucho más, para realizar su próxima gira de trabajo por Asia.

Empresario de la carbonífera asesinado
Empresario de la carbonífera asesinado

Sin embargo, con todo y que durante su administración que ha despedido a más de diez mil trabajadores para invertir la pirámide y pagar salarios exhorbitantes a unos cuantos de sus colaboradores, Rubén Moreira manipula las cifras del Instituto Mexicano del Segoro Social y afirma que durante su administración se han generado casi cien mil empleos.
Y el colmo de las mentiras llegó cuando el mandatario aseguró que en Coahuila se actuó contra las personas involucradas en la tramitación de créditos ilegales y que se encuentran en prisión cuando en la realidad, fue a él a quien más beneficiaron esos recursos y la adquisición de créditos de la megadeuda sirvieron para beneficiarlo y realizar su campaña política. Los que participaron en ese saqueo generalizado del estado son actualmente funcionarios principales de su adminjistración.
Y así se puede ir revisando cada punto, cada línea del Tercer Informe de Gobierno de Rubén Moreira e ir haciendo las comparaciones para que los lectores vean con claridad las dos caras que tiene Coahuila.
La que unos cuantos ven y la que padece la gran mayoría.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: