fbpx

Desaparecidos de Allende, a tres años nadie sabe de ellos

allendeNo solamente es Ayotzinapa, en Guerrero. También Coahuila tiene su historia y lo peor, vivimos en la más terrible de las zozobras, pues hasta el momento ninguna autoridad se ha hecho responsable de este acontecimiento que ha enlutado a 38 municipios.
Coahuila sufrió por la violencia generada por los grupos armados, y aunque «la guerra contra el narco» dio resultados en el Estado hace ya tres años trescientas personas perdieron la vida en una masacre que fue histórica.
El procurador de Justicia en la entidad en su momento se comprometió a hacer una investigación exhaustiva, pero no han dado resultados positivos e incluso nos atrevemos a decir que se ha dormido en sus laureles, aún y a pesar de que fue el Propio Sir Rubén Moreira quien dio la orden, no hay ningún responsable.
Sin duda alguna, la impunidad es la que se ha adueñado de Coahuila, ahora resulta que todos podemos matar y no vamos prisión, que bueno, así nos damos cuenta que la verdadera criminalidad está dentro de la Procuraduría de Justicia, porque no detiene delincuentes, ni resuelve casos como el de Allende y en el Congreso del Estado de Coahuila, velan más por la vida de los animales que por la vida de los seres humanos y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos está muy deshumanizada, a pesar de los esfuerzos de sus consejeros por demostrar lo contrario.
No podemos cerrar los ojos a una realidad palpable.
Hoy Coahuila se está convirtiendo en la sucursal del Estado de México, que en los seis años que gobernó el propio Enrique Peña hubo más de tres mil muertos y todos los crímenes quedaron impunes, ahora en Coahuila es lo mismo trescientos en Allende más los desaparecidos anterior y posteriormente, suman más de 1500, sin contar con todos los desaparecidos que durante la actual administración se han registrado.
Sin duda el luto nos ha atrapado a todos y es que desde el año 2011 no hay indicios de donde quedaron esas trescientas personas y esto se debe a que a nadie le importa el número de habitantes que tenga el Estado, solo se fijan en saber cuánto dinero entra en las arcas estatales de parte de los habitantes.
A mayor ingreso de dinero en las arcas del Estado, mayor es el gasto corriente de la administración y no importa que estemos endeudados, hay que endeudarnos más, al fin que más coahuilenses nacerán en los próximos años y ellos pagarán esas deudas, total, nosotros huimos del país y nos vamos a España con la cabeza en alto, lo dicen los gobernantes.
No es posible que se tenga tanta insensibilidad, no es posible que haya tanta deshumanización y sobre todo que la indiferencia se haya apoderado de las propias autoridades, ya no hay para donde voltear, todo está lleno de injusticias y de desigualdad.
Las autoridades poco hacen por escuchar la voz de sus gobernados, pues mientras uno está dentro de un palacio y vive y piensa como rey, otro está en su oficina esperando que los índices delictivos bajen por si solos confiando en la buena labor de sus subordinados, no sabiendo que ellos mismos son quienes le causan problemas.
A mayor corrupción, mayor impunidad, a mayor impunidad, mayor delincuencia y mayor delincuencia, mayor desconfianza en las autoridades a mayor desconfianza en las autoridades, menor denuncia y a menor denuncia, menor acción de la justicia, misma que poco a poco va desapareciendo.
Y claro todo esto provocado por un PRI-gobierno insensible, incapaz de ofrecer soluciones a los habitantes de Coahuila. Pareciera como si solamente gobernaran para unos cuantos, y las corporaciones policiacas estatales se enfocan a cuidar colonias residenciales, porque sus altos mandos creen que ahí está el foco rojo de la delincuencia, olvidando las colonias de clase media o populares, que es en donde radica el principal problema.
No olvidemos que el Gobernador no vive en Saltillo sino en Torreón y que el Procurador de Justicia no sale de su residencia los fines de semana, así que con esas autoridades que creen que el centro histórico es todo Saltillo o que Torreón y Saltillo son Coahuila y no hay más allá y que los desaparecidos de Allende son un caso aislado se equivocan.
Los coahuilenses vivimos en los 38 municipios y Allende es uno de esos 38, también son coahuilenses y los coahuilenses vivimos en Coahuila y Coahuila es uno de los 32 estados de la República Mexicana, así que con todos estos datos les puedo decir que la violencia existe en todo México y Coahuila no es la excepción.
Y aquí les pregunto a ustedes que promueven a Coahuila como un estado grande ¿la grandeza de Coahuila es por su extensión territorial o por el número de personas que vivimos en el Estado? ¿O por el número de desaparecidos que suman más que en cualquier parte de la República? ¿O es grande porque la deuda contraída es muy grande, tan grande que con todo el presupuesto del estado dicen que no pueden cubrir el pago mensual? o ¿Acaso es un argot publicitario para promover la imagen del Sr. Gobernador?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: