fbpx

Rubén Moreira reparte lo que le sobra

allende** EPN ya no es rentable
** Los 300 desaparecidos de Allende

¿Quién puede afirmar que haya algo que no fue penetrado o tocado por el mal? Todo, en menor o mayor medida, se vio intervenido: la policía, la política, los gobiernos, la prensa, la judicatura. (Discurso: VANGUARDIA. Se recomienda leer texto completo)
Son temerarios los comentarios del discurso del Gobernador Rubén Moreira Valdez, en el nuevo Congreso de Coahuila. Se entiende su nerviosismo ante el fracaso de su gobierno en el combate al crimen organizado, pero eso no lo autoriza a decir generalidades, que reparten para otros lo que a él le sobra.
Con esos comentarios irreflexivos y fuera de lugar, se lleva entre los pies al mismo Sr. Presidente Enrique Peña Nieto y al ejército que el mismo gobernador tanto exalta en el combate a los criminales.
En descargo, puedo insistir que se comprende su nerviosismo, su impotencia y su incompetencia ante los criminales, pero en su discurso se nota la ausencia de una buena asesoría de prensa que lo ubique en materia de comunicación social y política para evitar tropezones de esa escandalosa magnitud.
Luego de semejante batea de babas, sus asesores de prensa, que son más de tres inútiles, deben matizar el discurso del jefazo. Lo menos que pueden hacer para achicar la metida de lengua, es señalar nombres de prensa intervenida por los criminales. Al citar nombres al menos podrán demostrar que habla con certeza y no en base a supuestos mal intencionados.
Dese hace tiempo se habla en la prensa crítica que el Sr. Gobernador Rubén Moreira Valdez está enfermito, pero los coahuilenses no sospechan que tanto, pues de la impresión que se le empieza a descontrolar la pelona.
EPN ya no es rentable
La lógica popular más elemental nos dice que si queremos sacar a los delincuentes de las calles, primero debemos que sacarlos del poder, donde gozan de cuchara grande y de impunidad ilimitada. De esos sobran ejemplares.
Como eso no sucede y ni siquiera se toca el tema, la XXXVII Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, encabezada por el Presidente Enrique Peña Nieto, no es consejo nacional, es una encerrona de políticos gobernantes aderezada con algunos complacientes y complacidos gerentes de organismos no gubernamentales. Todos, juntitos y contentos.
Esa encerrona, no sirve de nada porque es el mismo discurso del “ya supérenlo” y una sarta de promesas en el aire que sólo exhiben a un gobierno fallido y la ausencia de un estado de derecho. La encerrona resultó tan fallida que hasta los medios de comunicación más alineados con el gobierno, apenas la mencionan.
Y ese es el PUNTO. Los medios de comunicación: grandes, medianos, y chicos, saben que la imagen del gobierno de EPN ya no es rentable y por lo tanto no es negocio comercial publicitario. Es más, EPN está tan devaluado que hasta se toma fotos de exhibición con funcionarios segundones que en nada le ayudan a mejorar su imagen de mandón mayor.
Tal es caso de Pepe Vega, dizque jefe de prensa del Gobierno de Coahuila. Cuando llega la hora de las fotos, es el primero en robar cámaras y otras cosas para trepar y llevar agua a su molino. Según sus allegados, ya tiene un “hueso” cargado de pulpa en el patio central de Los Pinos. Pepe Vega, no entiende que cuando la imagen del patrón está mal, su chamba debe ser conciliadora con los medios para bien de todos. Pepe no hace bien su chamba.
Los 300 desaparecidos
de Allende.
La dirigencia del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Coahuila pidió al Congreso y al gobierno del estado instalar una comisión de la verdad para conocer detalles sobre la desaparición masiva de personas en el municipio de Allende en la primavera de 2011. (La Jornada. Se recomienda leer nota completa).
Ante la falta de credibilidad en el gobierno de Coahuila y la ineficacia de las autoridades del ministerio público locales y federales, no queda otro camino que la instalación de una comisión independiente para esclarecer el caso de los 300 desparecidos en Allende Coahuila, pues ha pasado mucho tiempo y se teme un carpetazo que deje ese crimen en la impunidad.
Los coahuilenses y especialmente los familiares de los desparecidos, no creen ni toman en serio la pueril versión oficial del Procurador local Homero Ramos Gloria, en el sentido de que los desparecidos no son 300 como se dijo al principio, sino que se trata sólo de 28 a 50 personas. Esa contradicción es muy grave y deja más dudas que certeza sobre esa tragedia que el gobierno trata de minimizar por todos los medios a su alcance.
Lo que el gobierno minimiza y trata de hacer invisible, es la versión original que Humberto Moreira vendió la plaza de Allende a los Zetas y por eso, ese cartel del crimen organizado tuvo el poder de fuego para cometer ese grave crimen de lesa humanidad. Ese es el punto que debe aclarar la comisión independiente de la verdad.
Con la venta de la plaza a criminales, notables políticos coahuilenses tendrán que comparecer ante las autoridades. Por eso es necesaria la intervención de los senadores y diputados de oposición para llegar a fondo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: