fbpx

Si andan con el PRI ya sabemos quienes son

¡Ni jóvenes ni tucanes: son delincuentes!
*** ¡Alerta Nacional: no a los militares!
**EPN: ni un solo honoris universitario.

El Partido Verde Ecologista de México fverdeue multado por violar las leyes electorales y con ésta, su séptima sanción, suma ya 169.9 millones de pesos. Esa suma en multas, sin contar la última que supera los 11 millones de pesos.
La novedad no es que el partido comparsa del PRI haga cosas sucias, lo que llama la atención es la determinación de las autoridades electorales para aplicar la ley y castigar a esa pandilla de vividores de las leyes electorales.
Esa determinación para castigar a los verdes, constituye un compromiso de parte de las autoridades electorales de aplicar el mismo rasero y no salir con varas distintas para medir al resto de los partidos políticos.
El INE y los tribunales electorales, tienen la oportunidad histórica para someter al imperio de la ley a las dirigencias de los partidos que no sólo violan las leyes electorales, sino que respaldan a candidatos con antecedentes penales que asustan, sin que nadie se los impida hasta ahora.
Ya basta de que los partidos políticos empoderen a delincuentes que sólo buscan fuero para tener impunidad y seguir robando al pueblo. EL mismo presidente Enrique Peña Nieto, señaló hace algunas semanas, que no se vale que algunos malhechores naden de muertitos burlando a la justicia.
Por otro lado, los estudiosos del marco legal electoral, deben revisar esas leyes para ver si multar a los partidos basta, o se puede meter a la cárcel a los que desde el interior de los partidos violan la ley. Porque una cosa es quitarle dinero a los partidos, y otra muy diferente es que los delincuentes electorales gocen de impunidad. Observemos que pagar la multa, no les quita lo delincuente. Duro, pero por el bien de todos ¡Hay que decirlo!
¡Alerta nacional: no a militares!
El presidente Enrique Peña Nieto obtuvo la calificación más baja en lo que va su sexenio, de acuerdo con una encuesta publicada por el diario Reforma. A la pregunta “en una escala del 0 al 10, ¿cómo calificaría el trabajo de Enrique Peña Nieto como Presidente?”, el promedio de marzo es de 5.0, por parte de los ciudadanos, y de 3.5, por parte de los líderes de opinión.
Tengo razones válidas para que no me guste el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, sin embargo, el hecho de que el presidente pierda aceptación popular me asusta, porque mientras el mandatario electo pierda aceptación popular, se fortalecen los militares que ya están instalados dentro del gobierno federal y en los gobiernos de los estados de la República.
Me asusta porque un gobierno militarizado es lo peor que nos pueda pasar a todos, y quien lo dude que revise la historia de medio siglo de Suramérica donde los golpes de estado patrocinados por los Estados Unidos sembraron el terror en todas las formas imaginables que nadie quiere que se repitan en México.
Para detener el avance de los militares que quieren todo el poder, debemos por todos los medios fortalecer las instituciones democráticas y evitar que la bota militar entregue todo lo nuestro a los imperios financieros globales que nos acechan por todos lados.
Para fortalecer las instituciones, es necesario acudir a las urnas electorales para empoderar al pueblo y cerrarle el paso a los militares que con el falso discurso de defender la soberanía nacional limitan nuestras libertades. Al mismo tiempo, debemos cerrar filas con las instituciones internacionales defensoras de las democracias y de los derechos humanos. No nos queda de otra, más que pedir auxilio a las instancias extranjeras…
EPN: ni un solo
honoris universitario
No trabajo para “ganar medallitas”, ni para “tener logros personales”, afirmó el presidente Enrique  Peña Nieto, después de inaugurar un libramiento carretero en Tlaxcala. En entrevista con los medios, dijo que él está dedicado  a trabajar por los mexicanos y atento para que se cumplan los objetivos que se ha trazado el gobierno que encabeza.
Este lamentable resbalón del presidente Enrique Peña Nieto, confirma que efectivamente, no tiene constancias de algún grado universitario. Eso explica su desprecio irreflexivo a las opiniones ajenas y a las justificadas manifestaciones sociales en contra de su repudiado gobierno.
El Sr, presidente y su séquito de geniales asesores, no entienden que el propósito central de un buen gobernante, es ganar el respeto de sus gobernados, no medallas de sus aduladores que nunca faltan.
EPN y sus asesores de comunicación, pronto olvidaron los millones de pesos que su gobierno pagó para colgarse medallas tan escandalosas como su foto personal en las portadas en importantes medios que se dicen de circulación mundial. De los beneficios personales que habla mejor ni le movemos, pues basta ver quienes son sus patrocinadores que le compraron la silla en Los Pinos.
Enrique Peña Nieto, debe entender que los mexicanos no somos exagerados, no le exigimos que conquiste medallas de honores universitarios, como muchos de sus críticos que ya las tienen y muy merecidas; lo único que le pedimos es que como presidente, se gane el respeto del pueblo y se ponga del lado las masas humanas vulnerables que mucho esperan de él, y del resto de los integrantes de su gabinete.
Con la medalla del respeto del pueblo es suficiente para que todos vivamos mejor…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: