fbpx

Castiga estado a Saltillo, reduce presupuesto para pavimentación

pavimentoNUEVA LEY DE ARMAS.
Medios informativos dieron cuenta de que el Senado de la República aprobó las reformas que el Jefe del Ejecutivo propuso a la ley de armas. Reforma que autoriza que los empleados aduanales, los agentes de seguridad y autoridades migratorias extranjeras a que entren a este país con armas, de ciertas características, acotando que requerirán autorización previa de la Secretaría de la Defensa Nacional.
Sin embargo las reformas no se extienden a los mexicanos que tienen necesidad de proteger su vida e intereses, dada la situación indiscutible de alto riesgo que caracteriza esta actualidad. Aunque los grupos organizados continúan con esa facilidad, en contra de la sociedad a que pertenecen, lo mismo que los agentes encargados de cuidarla, ejército, marina, policías.
Dirán seguramente que la libertad de protección existe, previos trámites engorrosos, difíciles y arduos, con altas posibilidades de resultar fallidos, ante la misma Secretaría de la Defensa Nacional, Sedena. Derecho que por supuesto corresponde a la dicha necesidad de protección que los encargados de ofrecerla, resultan incapaces de acuerdo con las estadísticas diarias de inseguridad.
Y a propósito de elecciones, que por estas fechas son principalmente para legisladores, es de mencionar que los senadores del PRD y del PT se opusieron a la autorización de que los extranjeros dichos anden armados en este país, aduciendo que con ello se entrega la soberanía nacional, pero vale acotar que se trata solamente de una porción de ella, que por cierto la que resta es bien poca y cuyo propósito es mejorar el comercio y el turismo.
Comercio, el de exportación que no tiene que ver con que sus burócratas vengan armados al país y el de importación llega solo, tanto es así que ha desplazado gran parte del viejo comercio a la mexicana y con miles de trabajadores que carecen de empleo o se dedican a las actividades informales y fuera de la ley. Por lo que al turismo se refiere, el de entrada beneficia principalmente a los dueños de establecimientos, básicamente extranjeros en tanto el de salida beneficia poco al país porque lo realizan gente de alto poder económico y las enseñanzas del extranjero rara vez las aprovechan para beneficio de este su país.
SIN BACHES.
Debido a la disminución tan drástica al precio internacional de petróleo crudo, posiblemente también por el aumento constante en la importación de gasolina, gas natural y otros refinados, o por la incapacidad de los cobradores de impuestos de sostener un sistema equitativo de recaudación, a la vez rentable, o bien por castigar a las autoridades municipales que son de otro partido que el del gobernador, el caso es que reducirán de 9 el año anterior a 3.5 millones el actual, el subsidio para pavimentación de las calles de la capital Saltillo. Todas las posibles explicaciones anteriores sirven de motivo de lamentación, aunque la autoridad encargada de mantener en buen estado las vías para el tránsito automotriz aseguran que podrán hacer el trabajo a pesar de los menores recursos.
El asunto de la excesiva centralización económica del presupuesto tiene razón política, de control, aunque limita el desenvolviendo profesional de las autoridades, al reducir sus atribuciones y capacidad de atención a sus pueblos. Aunque es un reflejo automático de lo que ocurre respecto al gobierno federal y el de las entidades supuestamente federativas.
Esa centralización estatal o local si se prefiere, tiene otro objetivo que es la orientación de la actividad municipal a la línea del gobierno del Estado. Si bien es patente que son frecuentes las desviaciones de recursos del objetivo principal, la gente y sus problemas, contra el despilfarro y la ostentación, pero ese es asunto muy posterior a la fecha en que se consiga la transparencia, que no es más que mostrar las cifras, sin posibilidades de que se haga una evaluación administrativa y financiera.
Ante la falta de ese dinero en el presupuesto de pavimentar las calles de Saltillo se ocurre la falta de tecnología en la materia, evidente en la mayor parte de la ciudad, pero de manera radical en el mal llamado segundo piso, que aflora defectos antes de ponerse en operación y demanda repavimentación también; el emblema de la ciudad, el tramo El Sarape, del distribuidor vial más importante a la fecha con sus repetidos hundimientos.
Falta de base, sub base, estudios de mecánica de suelo, mezcla inadecuada para soportar las escasas lluvias, en fin.
De manera semejante, la supervisión de obras requiere más profesionalismo u honradez; las sanciones por incumplimiento no se aplican o no bastan para hacer las reparaciones necesarias. Además de lo dicho quedan otros aspectos, pero del carácter moral, de nivel de responsabilidad de los diversos ámbitos. Es la manera de que las obras duren más, los gastos resulten menores y se libre gran cantidad de fondos para otras inversiones.
Gran parte de los anterior deberá interesar a los integrantes del Cabildo, del gobierno municipal, lo mismo que a los legisladores locales, para mejorar la política estatal, con tendencia a mejorar, aplicar a los asuntos más importantes o verdaderamente significativos, para que las políticas de gasto e inversión tengan igual orientación.
Incluir los criterios de austeridad y eficiencia, en su participación de gastos lo mismo que en cuanto autoricen en estos rubros, respecto de los gastos e inversiones públicas.
LAS MULTAS ELECTRONICAS.
Debido a que en Saltillo se registraron el año anterior 3 fallecimientos y mil lesionados en accidentes de tránsito, a la autoridad municipal se le ocurrió disponer la instalación de 10 cámaras para detectar la velocidad excesiva en puntos estratégicos de la urbe y multar a los manejadores correspondientes. Esto lleva su costo y personal, para revisar las filmaciones que es ardua tarea, notificar a los infractores y verificar que se cubran las sanciones estipuladas, todo lo cual llevará la autorización del Ayuntamiento es decir, de presidencia y cabildo, para darle validez legal.
Se recuerda que ya cuentan con cámaras en número considerable, que igualmente requieren de personal especializado para sus diversas fases, para que tengan el pleno uso y beneficios.
Porque la simple operación conlleva la necesidad de verificar las condiciones de servicio del equipo, lectores calificados para seleccionar el material y turnarlo al otro personal competente, el encargado de la prevención delictiva; el que corresponda a los encargados de la investigación de ilícitos, el que tenga que determinar las identidades necesarias.
Además del personal que tendrá a su cuidado el equipo mecánico o electrónico en las mejores condiciones de uso, con su alimentación de materiales y el mantenimiento. Así podrán rendir grandes beneficios a la comunidad saltillense, un poco como las cámaras que captan irregularidades en el comportamiento de los empleados municipales, las agresiones, los sobornos.. que aparecen en videos de los Estados Unidos.
MENOS LEYES.
Desde hace largo tiempo se afirma que en México hay demasiadas leyes, lo que no pueden negar quienes de ello más saben y sin menor duda hay un número interminable de promotores de nueva legislación, supuestamente actualizada o renovada. De su calidad nada hay que decir, puesto que se asegura que se cuenta con las mejores disposiciones legales del mundo, en diversas materias presumen que son las más avanzadas, o que lo fueron hace tiempo.
Son tantos los ordenamientos que ni siquiera los que viven alrededor de los litigios llegan a conocerlas. Su ignorancia general hace que los dichos litigantes y sus dependientes, se especialicen una parte del derecho, con lo que pueden disfrutar de buenos ingresos. Ignorancia generalizada que llena las prisiones de inocentes carentes de recursos para cubrir la defensa con su multitud de trámites engorrosos y caros.
Al mismo tiempo, la complejidad y dificultades judiciales por trámites, son fuente adicional de ingresos para los especialistas por los artilugios y recovecos que hay en el sistema. Consecuentemente, multitud de delitos no son denunciados, no se persiguen, ni investigan por falta de inicio o seguimiento de proceso. Tantos son que de hecho invalidan la existencia de las disposiciones legales tan complejas y a veces contradictorias. Por lo que sería interesante revisar los delitos más importantes para la sociedad, simplificar su legislación para que sea ágil y sencillo el trámite, la denuncia, la investigación y la solución del juicio con su investigación pertinente, con la reparación de daños y perjuicios a las víctimas, sin excepciones ni dilación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: