fbpx

7 de Junio, día de la venganza popular; el PRI apuesta al abstencionismo y al fraude cibernético

voto1El PRI de David Aguillón, ante el claro desprecio ciudadano, a escasa una semana de que se desarrollen las elecciones para diputados federales, confía en que el abstencionismo será su principal aliado y, por si esto llegara a fallar, se verá obligado a recurrir al fraude cibernético para el cual operan decenas de jackers desde sus bases en las cabeceras distritales.
Jamás en su historia, el Revolucionario Institucional se había enfrentado a la férrea oposición de los electores como está sucediendo ahora, a unas cuantas horas de que culmine una de las más peleadas campañas, en donde las encuestas realizadas por diversas agencias, señalan que ese organismo político apenas si alcanza la victoria en una de las siete diputaciones federales en juego.
En un último intento, Aguillón Rosales, quien además de dirigir al PRI en Coahuila es el gobernador de Coahuila en funciones, convocó a una reunión urgente en la que dio indicaciones precisas a sus candidatos y operadores políticos para que aprieten el paso.
Se cierran las campañas pero no el trabajo interno en donde se hacen amarres, se convoca a lideresas, se ordena a propietarios de taxis dar el día a sus choferes para que cumpla con el acarreo de personas «adeptas» al PRI a fin de que emitan su sufragio y una serie de acciones más con las que pretende revertir lo que en estos momentos ya es una realidad: una derrota aplastante.
Como en otros tiempos, Humberto Moreira con el efecto dominó llevó a su hermano al poder, ahora Rubén Moreira goza del repudio general de la población y ese sentimiento será transmitido a los candidatos de su partido. Es, aunque usted no lo crea, el gobernador más odiado en toda la historia de Coahuila.
Los ciudadanos están cansados de sus abusos, del ladronaje que se vive dentro de esta administración que se distingue por no hacer nada, por «extraviar» el presupuesto millonario –60 mil millones de pesos– que no se ve por ninguna parte, por abandonar a las municipios a su suerte y más que eso, por arrebatarles las participaciones federales que tiene la obligación de entregarles a través de la Secretaría de Finanzas.
La gente está harta de que quienes gobiernan cometan cuanta fechoría se les ocurra como es el cobro desmedido de impuestos y el decomiso de propiedades.
La sociedad está cansada de promesas incumplidas, ¿acaso se le olvidó al gobernador que prometió retirar la tenencia vehícular? Así como eso hay muchas promesas más que no se han cumplido. Las escuelas, a las que les iba a dedicar todo el dinero y el tiempo de su gobierno, terminaron en unos cuantos saloncitos de pueblo con un televisor en los que el gobierno invirtió miles y más y más miles de pesos, en una clara burla.
El dispendio, la construcción de casas para emular a Alí Babá y los 40 ladrones, es el sello de un gobierno impopular, mediocre, falso y muy alejado de su pueblo.
Las suntuosas residencias, los vehículos de lujo, los salarios insultantes, los viajes al extranjero, y las inversiones millonarias en Asia, son cosas que no desconoce la sociedad, esa que está dispuesta a utilizar su credencial de elector como arma letal para acabar con los pillos que mantienen el control del estado.
Y lo que más duele en la piel, la seguridad pública. La violencia permanece igual o peor que antes. Los zetas han desaparecido del territorio coahuilense pero se apropiaron de él los GATES, un poderoso grupo de policías de élite que lo mismo detienen a inocentes que agreden a ciudadanos, secuestran, asesinan y hasta sepultan clandestinamente a las víctimas de sus fechorías.
Más de dos mil padres, u hermanos, esposas, hijos, buscan a sus desaparecidos, la cifra es la que menciona una organización que en la Comarca Lagunera busca por su cuenta a sus víctimas, porque el gobierno no lo hace ya que sabe dónde buscar porque ellos mismos fueron quienes desaparecieron a tanta víctima de «la delincuencia organizada».
El peregrinar de esa gente es terrible, como terribles son sus días de búsqueda con la esperanza de, por lo menos, encontrar los restos de sus parientes. Mientras, el gobernador y su séquito de pillos les dan atole con el dedo, organizan reuniones inútiles y cuentan cuanta mentira se les viene a la cabeza. Esto cansa a Rubén Moreira quien, por esa razón, prefiere defender los derechos humanos de los extranjeros a través de organizaciones internacionales.
Y mientras, para él, en Coahuila no pasa nada. Todo son inventos, de la «seguridad me encargo yo», dirá una y otra vez en una frase que da risa, los hechos violentos se siguen registrando.
En fin, al peor gobierno que ha tenido este territorio, los ciudadanos están a punto de darle la estocada. El voto es útil y debe ser utilizado para arrojar a los pillos, para quitarles el poder, para impedir que sigan saqueando al pueblo.
Este siete de junio es el día de la venganza, de demostrarle al gobierno de Moreira que el repudio a su administración es generalizado, que nadie lo quiere en Palacio Rosa, que es necesario empezar a darle la espalda ahora, con asuntos electorales.
Después del voto contra esos pillos es necesario buscar las fórmulas para obligarlos a devolver los cientos de millones de pesos que saquearon del estado, esos recursos que invierten en el extranjero, en Asia, en Cuba, en los paraísos fiscales, alejados de la mirada de los investigadores gringos que han logrado detener a dos peces pequeños de la gran corrupción.
Los tiburones siguen apoderados del gobierno. Siguen engullendo cuanto recurso les pasa por enfrente, son máquinas para acaparar bienes y dinero.
Todo es insultante. Sí todo lo que ocurre en Coahuila es más que insultante, pero. ¿No será más insultante, más triste, que el pueblo se quede callado, que no acuda a las urnas a emitir su inconformidad, su desprecio, sus ansias de sacar a patadas a los ladrones de Palacio Rosa?
Es hora de votar. Hora de cobrarle tanta afrenta al gobernador Rubén Moreira y al PRI de David Aguillón Rosales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: