fbpx

Empresarios y trabajadores detienen despidos masivos

** Tereso Medina: postura de ACERO.
** Los maestros unifican demandas populares
** Sin partido certifiquemos a ciudadanos honestos.-

Tereso Medina, líder de la CTM en Coahuila.
Tereso Medina, líder de la CTM en Coahuila.

“Quedamos satisfechos, hay futuro porque se combatirá la competencia desleal, y queda cancelado el proyecto de recorte de 4 mil 56 empleos que incluía empleados de confianza, contratistas y mil 800 trabajadores sindicalizados”, aseguró una fuente.
Sobre este tema, con un excelente manejo ante los medios de comunicación de cobertura nacional e internacional, Tereso Medina Ramírez, líder de los sindicatos relacionados con la industria acerera en Coahuila ratificó dicha información generando confianza y tranquilidad a las miles de familias que se vieron amenazadas con los despidos de AHMSA en Monclova.
Fue el mismo dirigente sindical el que confirmó que Altos Hornos de México canceló anoche el plan de despidos que había anunciado con antelación porque se llegó a un arreglo con la Secretaría de Economía que se comprometió con la industria siderúrgica a combatir la competencia desleal en el mercado acerero.
Medina Ramírez añadió que el reajuste de personal en AHMSA queda descartado luego que el empresariado siderúrgico del país encabezado por Alonso Ancira Elizondo, llegó a un arreglo con la Secretaría de Economía (SE), que se comprometió a combatir la competencia desleal en el mercado del acero.
Se vale señalar que ante la lentitud del gobierno federal para imponer mayores tasas impositivas a las importaciones de acero de menor calidad procedentes de China, Rusia e India, Tereso Medina subrayó que no se trata de jugar a las vencidas con nadie, pues los empresarios y los trabajadores buscan sobre todo mantener los empleos y proteger a la industria nacional para que siga avanzando.
Así las cosas, Tereso hace bien su chamba a favor de los trabajadores y de la industria acerera que es de primer orden en Coahuila. De esa forma Medina Ramírez fortalece la presencia de los trabajadores sindicalizados en ese problema de tanto impacto político, social y productivo. Y … ¡Hay que decirlo!
Los maestros unifican
demandas populares
El descontento de la CNTE, ahora también con la participación de gran pare del SNTE y de los maestros no sindicalizados, va mucho más allá de oponerse a la evaluación y a la reforma educativa de EPN; ese descontento encarna y abandera una rebelión de pronósticos reservados que los operadores políticos de la oligarquía gobernante no aprecian en su potencial impacto político a corto plazo.
La debilidad de la partidocracia gobernante se agrava porque el ejército que es su única agarradera, se hunde en el desprestigio ante los mexicanos y ante la comunidad global. Desprestigio por negarse a reconocer los delitos de lesa humanidad que la burocracia militarizada ha cometido contra la población civil, a juicio de organismos internacionales defensores de los derechos humanos.
En cima de todo eso, la sociedad cada día toma mayor conciencia y fuerza para defender sus derechos cívicos, lo que sin duda fortalece al movimiento magisterial nacional que deja al gobierno reformista sin espacio legítimo para remediar tantas injusticias contra el pueblo indefenso e inocente. Los mexicanos como en otras partes del mundo estamos entendiendo que: sólo el pueblo le hace justicia al pueblo. Eso es democracia, sino me equivoco.
En esas circunstancias de injusticia, el pueblo sabe que la partidocracia corrupta está agotada, lo que abre la posibilidad real de que los ciudadanos Simpartido, sigan ganando elecciones y poder como sucedió en Nuevo León. Así las cosas, el movimiento nacional magisterial, toma otra dimensión que los caciques tradicionales no entienden y tratan de minimizar.
Los maestros inteligentemente, unifican todas las banderas del descontento nacional de tal forma e eficacia que ni la oligarquía ni la partidocracia los puede detener.
Daremos puntual
seguimiento, pero Sinpartido.
Sin partido certifiquemos a ciudadanos honestos
Es oportuno subrayar que la lucha ciudadana contra la corrupción no se reduce al pujante estado de Nuevo León donde ganó el Bronco; es para transparentar todas las instituciones de México empezando por los partidos políticos que desde lo oscurito empoderan a delincuentes: ese es el punto, esa es la tarea cívica de todos.
No perdamos de vista que si evitamos que las cúpulas directivas de los partidos políticos empoderen a personajes con conocidos y reconocidos expedientes negros, todos nos beneficiamos, incluyendo a las mismas bases populares de todos los partidos donde militan muchas personas honestas y dignas de respeto.
No se trata de exterminar a los partidos políticos, impidamos que desde el poder que ya detenta empoderen a rateros para dejarlos robar a manos llenas y luego cubrirlos de impunidad como sucede en muchos casos muy conocidos y documentados.
De esa forma, los ciudadanos obligaremos a los partidos políticos donde militan muchas personas respetables, a que seleccionen candidatos honestos no sólo para empoderarlos, sino para despertar conciencia de que la lucha cívica contra los delincuentes es para beneficiar y dignificar a todos.
Así, cada candidato independiente, aunque no gane la elección recibirá un reconocimiento que lo certificará como ciudadano probo y confiable para su pleno desarrollo personal y profesional, aunque no sea precisamente dentro de la política. Porque un ciudadano certificado públicamente como honesto merece respeto y confianza para hacer empresa y negocios que beneficien a la sociedad en todos los sentidos. Esto es lo que debemos apreciar al apoyar a los candidatos Simpartido para ganar la paz y la justicia.
Recordemos siempre que: El respeto a los derechos es la paz. Este enunciado debe inscribirse en todos los libros, en todas las universidades y en todos los discursos maestros. Porque el respeto es el desiderata universal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: