fbpx

En 3 y 2, sin out y con casa llena

Todo marcha sobre ruedas y la bonanza del país esta reflejada porque ahora ya comen una vez al día unos 3 de los 18 millones de miserables.-

gabienteLa casa esta llena, no hay out y el bateador, 4o. en el orden, está en tres bolas y dos straiks; es la séptima entrada y no se ve por donde, el manager y catcher del equipo que va perdiendo dialogan con el pitcher, que a estas alturas se nota cansado e inseguro. La pizarra marca, México los líos y problemas 15 carreras, Gobierno 0.
Todo el cuadro de los que mandan en el país están haciendo errores y no batean, ni pitchean, ni atajan la bola.
Entonces el Manager y sus dos couchs de confianza deciden llamar los emergentes, novatos algunos y sin experiencia, pero para entretener al público y hacer una distracción se hacen necesarios estos cambios.
Algunos de la 3a. base, se van a fildear, otro de short stop se cambia a cubrir la 1a. base, y algunos a calentar la banca y se asegura que hasta en la banca hacen errores. También parte del equipo presentes dos o tres mujeres de porristas, que no saben la tonada, pero ahí están haciendo bulto en la misma caseta del equipo perdedor.
Esto sucede en un país sin rumbo, entrampado, emboscados en sus propias tretas, sin siquiera brújula, lo mismo puede suceder en cualquier deporte y equipo que va perdiendo en donde los entrenadores recurren a los cambios, metiendo a jugar a la banca, esto cuando se va ganando por un marcador abultado también se hacen cambios, pero pocos.
Ahora, aquí nuestro manager Peña Nieto cambia medio gabinete (medio equipo), esto previa consulta de Manlio Fabio Beltrones y Osorio Chong, sus consejeros, ayudantes, asesores o couchs.
La pregunta se la hacen los millones de espectadores de este juego, ¿por qué esos cambios? Los porristas del equipo perdedor dirán que porque eran necesarios, porque es para mejorar y hasta muchos aplauden y le dan palmaditas en la espalda al manager por esos 10 cambios.
Para la mayoría de los espectadores que somos millones, no tiene la menor importancia, es más de lo mismo, en un equipo compuesto por mediocres, para un publico sordo, ciego, manco, mudo y sin embargo estos emergentes o cambios para los que piensan en grande, es el rotundo fracaso de su juego, miles de errores cometidos en acciones y funciones en todos los rublos y ante esta desesperación en que se ha sumido el equipo triunfador ahora se llena de ruindad y no le queda más remedio que llevar a cabo muchos cambios sin ton ni son.
Sin embargo dicen, o como comentan los jilgueros y bufones del sistema, que así es la política, que todo marcha sobre ruedas y la bonanza del país esta reflejada porque ahora ya comen una vez al día unos 3 de los 18 millones de miserables, o porque el empleo subió el 00.07 más que hace 12 años o porque la culpa la tienen los narcos, el crimen organizado ante la justicia desorganizada, la baja del petroleo o la fuerza del dolar,
Pero nunca dicen que la corrupción les ganó, que la rapiña sigue vigente ante una justicia ciega, dando palos al viento y con sueldos, dietas y prebendas que asustan, aunadas a la impunidad que ronda en esos imperios de fortunas labradas a costa de la llamada raza de bronce.
Los cambios tal vez puedan ser para preparar lo que en tres años será poner a otros albañiles (por aquello que sirven para tapar hoyos y remendar edificios o viviendas en ruinas) que lleguen por el mismo partido que ante lo que se ve no se juzga, lo tangible, el incremento del crimen, la corrupción comprobada en 1,327 de los 2,453 municipios que componen la división política en los Estados, corrupción comprobada y que nadie mueve nada.
Lo mismo sucede con 14 ex y actuales gobernadores de los 32 Entidades o Estados que sabe la Secretaría de la Función Pública que han cometido ilícitos y, sólo uno o dos por ahí medio están en proceso, pero cuidado conque un pobre o miserable ambulante se robe un plátano podrido o un pan duro, porque la ley y justicia juntos le caen a palos y si sus familiares por lo pronto no juntan una cantidad que va desde los 30 a los 150 mil pesos para repartir entre las agencias de ministerios públicos y los brazos de nuestra justicia incorruptible, entonces a Almoloya con sus largas sentencias, antes dos o tres calentaditas y la clásica bolsa de plástico hasta que respiren como pescadito.
Pues quiera o no el publico, en este juego de reformas, comisiones, de cambios en donde según el equipo ahora perdedor «Iba» a mover el país, y ahora en que esta de por medio el país, los cambios ya están y la rechifla no se deja esperar, sin embargo es una rechifla que de ahí no pasará, porque nuestra cultura e idiosincrasia desgraciadamente no da para más; que ser un pobre y triste espectador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: