fbpx

Sobra cerveza en los expendios y falta agua en las llaves de Morelos

DEPREDADORES

Escribe: Fidencio Treviño Maldonado.-

agua

“Los hombres cazadores aún eran intuitivamente  competitivos, autoafirmativos, cierto, como sus antepasados simios”.

Desmond Morris, «El Zoo desnudo».-

Entre las avalanchas, que como aludes de lodo nos caen encima a estas alturas de la nación están los males que  al ciudadano común le asechan en la selva de hermanos, en el cual Caín no se cansa de apalearnos.

Toda la caterva de vivales, día a día se encargan de devastar las costumbres y usos de ética y rasgos humanos que la sociedad quiere para vivir en armonía.

Aprovechándose del pueblo y su nulo conocimiento en todas las materias sobre todo en lo referente a los ejidatarios, comuneros y campesinos en cuanto a artículos, enmiendas, decretos, edictos, reformas y leyes que la clase gobernante se saca de la manga (decir del cerebro es aplaudir a estos personajes) para adjudicarse aguas, tierras, sean estos selvas o desiertos en donde los acaparadores se han apoderado de miles de hectáreas, en los diferentes pueblos, ciudades y eriazos y convertidos de la noche a la mañana en fraccionamientos y tierras laborables.

Ejemplos hay de sobra en este catálogo de la ignominia y en la Laguna, otrora tierra de grandes esfuerzos, los que vencieron al desierto y otras frases gloriosas endosada a los depredadores y a estas alturas dueños del agua rodada y subterránea y de lo que queda de aquel reparto agrario en 1936 que a estas fechas tanto la tierra como el agua, entre coyotes, la corrupción de la reforma agraria, la ignorancia y miseria de los campesinos, aunado a la compra de lidercillos y la misma CNC, ayudados por cientos de depredadores que son los últimos y amos de esta larga cadena de corrupción, tanto tierras como aguas regresaron a sus dueños otra vez.

Cuando el artículo 27 de nuestra Carta Magna fue modificado, por el entonces presidente de la república, Carlos Salinas de Gortari, los líderes de la CNC no fueron capaces de tan siquiera levantar el puño en defensa de sus agremiados, al contrario, ayudaron a los lobos dejando solas las ovejas.

Desde hace años Zapata sigue firme en canciones y corridos, su fusil está descargado, la tierra ya no es de quien la trabaje, sino de quien pueda comprarla; Leyva en Sinaloa con el arado fuera del surco, Rubén Jaramillo, muerto con toda su familia y que a falta de agua regó con sangre la tierra de su parcela, mientras el «Tata» Lázaro Cárdenas, rojo de vergüenza o coraje ante la traición de los líderes campesinos y funcionarios que en aras del poder, poco o nada les importó el hermano ejidatario y muchos ahora lloran como mujeres, lo que como hombres no supieron defender.

Los consorcios lecheros, criadores de ganado para engorda y la siembra de pastura o forrajes, como el caballo de Atila, a su paso, despoja y deja un reguero de tierra yerma, de tierra como dice Rulfo, “hecha talco” y son estos monopolios auspiciados $$$$ por los mismas dependencias, quienes por citar un ejemplo; en el Valle de las Calaveras y el Valle del Hundido, en el semidesierto de Coahuila, con cientos de agujeros en la tierra las poderosas bombas sacan millones de millones de litros o metros cúbicos de agua para cubrir sus ansias y engullir todos los mantos freáticos disponibles a cientos de metros bajo tierra, sea agua salada o dulce y de paso dejando secos los otrora manantiales que como apacibles lagos y en fotos y televisión recorrían el mundo como una maravilla natural, ahora sólo lechos secos y salados quedan de esos paisajes tan protegidos por la SEMARNAT y otra dependencias que si sigue así al menos en Cuatrociéngas, Coahuila, los encargados de cuidar las pozas protegidas se van a quedar sin trabajo, ya que el paso de estos depredadores en nada envidian al famoso y legendario tigre o león sable.

Al tiempo y no falta mucho en los llamados «Cinco Manantiales» Nava, Allende, Morelos, Zaragoza, Villa Unión, todos en Coahuila, en donde un consorcio cervecero dará cuenta del agua tan dulce y apacible que brota y recorre cientos de acequias en forma natural, extraer más de doce o más millones de litros diarios no los aguanta cualquiera.

Paradoja en Morelos, Coahuila, sobra cerveza en los expendios y falta agua en las llaves; ¡Ojo!, Depredadores al asecho.

Sugerencias y Comentarios ; kinotre@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: