fbpx

Destruyen sueño de Martina; impiden que se reúna con su novio de facebook

*** Abandonó su pueblo, Ametepec, para reunirse con su amado en los Estados Unidos.-

*** Sus padres denunciaron su desaparición, la encuentran en Piedras Negras.-

extraviada
Martina no pudo reunirse con su amado que la esperaba del otro lado del río, según mensajes de facebook. (Foto de La Rancherita del Aire)

Piedras Negras, Coah., 10 de marzo.- Los sueños de amor quedaron truncados, Martina Santos Fernando no pudo llegar a la cita con su joven pretendiente, el que desde una página de Facebook alimentó pasiones y deseo.

La jovencita, de apenas 17 años de edad, se armó de valor, hizo una pequeña maleta, con apenas un cambio de ropa y abordó un autobús de pasajeros dejando atrás su querido Amatepec, el pueblo que la vio nacer pero en el que no encontró nunca a su príncipe azul. El camino escondió las tierras del estado de México, devoró Querétaro y San Luis Potosí, y Zacatecas.

Asi fue como, casi sin dinero, con hambre, con sed, Martina llegó hasta Piedras Negras. El corazón latió más de prisa al saberse cerca de aquel hombre que, con sus palabras melosas escritas en “inbox” conquistó su tierno corazón.

Solo faltaba cruzar el puente… el río, esa división natural y a la vez humana, con centinelas que vigilan territorios, le impedía llegar a su destino final: a los brazos de su amado.

Pero llegaron ellos, los de la Agencia Especializada en Personas Desaparecidas y la “atraparon” destruyéndole todos sus sueños, terminando con una aventura que pudo culminar en un altar.

Y todo porque, Martina nunca lo supo, sus padres la reportaron como desaparecida y se encendió la alerta Amber con la que dio inicio su búsqueda.

La joven deseosa de sentirse en los brazos del novio de Facebook, se encontraba en una tienda de conveniencia en el cruce de bulevar República y Román Cepeda, del ejido Piedras Negras, cuando fue reconocida por el despachador.

Una bolsa de papitas y una soda eran su alimento de todo el día, los disfrutaba como si fueran un manjar hasta que fue interrumpida por una nube de agentes policiacos comandados por el agente del Ministerio Público Marcos Reyes. Y del Oxxo la trasladaron a las oficinas de la Agencia Especializada en Personas Desaparecidas desde donde se informó a las autoridades de Toluca que había sido encontrada.

Sin embargo Martina no está feliz, ella no quiere regresar con sus padres, ni a su casa, ni a Ametepec, ella quiere encontrarse con ese ser que despertó en ella la pasión, ese facebookero que le prometió matrimonio al momento de encontrarse juntos.

Pero en eso de cosas del corazón las autoridades no saben nada, por eso, con su hatillo y sus sueños, se encuentra en espera de que lleguen sus padres por ella y juntos regresen a su tierra.

Triste, con una lágrima que amenaza salir de sus ojos, Martina observa el puente que detuvo su camino hacia el amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: