fbpx

Nada nos han enseñado los años

Escribe: Alfredo Reyes Ramos.-

verduzco.png
Ramón Verduzco Arguelles.

Fue el genio del “Acorazado Potemkin”, Sergéi Eisenstein, quien mejor ha retratado la tragedia de un terremoto en México. “El desastre de Oaxaca” es una película muda, de 11 minutos de duración, filmada por el director ruso quien, al estar filmando en este País, voló a Oaxaca para registrar los estragos de un sismo sucedido la noche del 14 de enero de 1931, terremoto que destruyó la ciudad de Oaxaca, con saldo superior a los 10 mil muertos y cuya lección no pudimos aprender pese al testimonio documental del cineasta soviético, cuyo film debería ser estudiado en todas las escuelas de ingeniería así como en las direcciones de obras públicas a nivel nacional.

El filme que contiene el documental del maestro Eisenstein se encuentra resguardado en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, pero todos lo podemos ver en Youtube, desde su inicio, cuando el cineasta retrata los volcanes nevados y el río Atoyac desviado de su cause por el poderoso temblor. La cámara intuitiva del camarógrafo EduardTissé retrata la dialéctica marxista del afamado director. Las iglesias destruidas con sus santos en las calles, asimismo, la sede colapsada del partido oficial entonces llamado Partido Nacional Revolucionario (PNR) y sus “santos” políticos reacios para quedarse en la calle. La devastación de las “casas de los ricos” y las “casas de los pobres”, según rezan los subtítulos. Los esqueletos y calaveras que brotaron de los panteones con el movimiento telúrico. “La casa de Dios destruida”, asimismo, “las casas de los que aún viven” y “las casas de los que están muertos”. Los más pobres del pueblo en el desamparo evidente y el pueblo uniformado –el Ejército Mexicano- en las tareas de auxilio y remoción. La lección de ayer y hoy es la misma: las Fuerzas Armadas auxiliando a la población. Si el Acorazado Potemkin retrata los antecedentes de la gran Revolución de Octubre, “El desastre de Oaxaca” debe ser el inicio de una verdadera revolución de la protección civil en México.

Ripio.– Pues resulta que el profesor Jaime Castillo se ha propuesto para formar parte del Consejo Ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción que, con su actual Fiscal, ya derivó en chacoteo. Don Jaime, político priísta, fue catalogado por el Semanario de VANGUARDIA (28/04/08), como uno de los 50 políticos más poderosos de Coahuila, “lejos del escándalo que provocó la compra de una residencia de varios millones de pesos”. Nada mal para un profesor normalista que ahora se apresta a combatir la corrupción. Otra más para el “Chotis del Fiscal a modo”, don Jesús Flores Mier.

Doble ripio.- Resulta doblemente ridículo que el director del Registro Público de la Propiedad, Ramón Verduzco Arguelles, se haya anotado en la convocatoria de donde saldrá la terna para el nombramiento del Fiscal General de Coahuila. Quiere seguir el mismo camino que Raúl Cervantes a nivel nacional: de Jurídico del CEN del PRI a Procurador General de la República. Así don Ramón, que ya fue secretario de Asuntos Jurídicos y Representación Electoral del PRI ahora quiere ser Fiscal General de nuestro estado. Para hacer una comparación, estamos hablando de la peor aberración cometida por Lenin al confundir el Estado con el Partido Comunista, ya que hubo un tiempo en que los comisarios de dicho partido fungían como ministerios públicos, confusión entre partido y Estado que generó una gran burocratización y que fue, lo que al fin de cuentas provocó la caída de la Unión Soviética.  Obvio es que Verduzco sería un fiscal  sin autonomía, sin independencia, un leguleyo parcial muñequeado por los caciques del poder. Da grima el cinismo de este charlatán del silencia para proponerse para tal cargo, no queremos pensar en el sesgo partidista que le daría a la fiscalía. Que bueno que sólo es un vulgar patiño. Que bueno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: